×
×
Red Internacional

CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL.Presidencialismo y bicameralidad: el consenso que avanza en la Comisión Política de la Convención para restablecer el régimen de los 30 años

Tiempo estimado 6:30 min


A pocas horas de la segunda vuelta presidencial entre Boric y Kast, la mayoría de los integrantes de la comisión de la Convención Constitucional que tendrá que resolver cómo se organizará el poder político en la la propuesta de nueva Constitución, entregaron sus posturas preliminares sobre el régimen político, el sistema electoral y la estructura del Poder Legislativo. No ha sido la "ciudadanía" ni el "pueblo" quien está triunfando en la Convención, sino los partidos tradicionales.

Gabriel Muñoz

Licenciado en Historia

Sábado 18 de diciembre de 2021 | Edición del día

"Es un hito. Vamos a pasar a la discusión constitucional más de fondo, con temas específicos. Es la primera comisión que empieza a abrir las temáticas”. La frase es del convencional Ricardo Montero (PS) al comienzo de la sesión de la Comisión de Sistema Político de la Convención Constitucional de la cual es uno de los coordinadores.

Y es que durante la mañana del viernes, cada uno de los constituyentes que son parte de esta comisión -excepto de las constituyentes Alejandra Pérez (ex Lista del Pueblo) y Alejandra Flores (constituyente feminista), quienes se ausentaron- tuvo un período de cuatro minutos para exponer sus primeras posturas sobre qué régimen político es el prefieren para Chile, qué sistema electoral creen que se debe implementar y también sobre la estructura del Poder Legislativo. Esto se da luego del período de audiencias públicas en la Convención donde académicos, expertos y organizaciones civiles expusieran sus ideas.

Una vez que termine la discusión sobre las materias, se votarán las propuestas de normas constitucionales en cada comisión, dentro de las cuales deberán ser aprobadas por mayoría simple. Por lo tanto, en el caso de esta comisión, se necesitarían de 13 votos a favor para aprobar una iniciativa.

Semi-presidencialismo y Poder Legislativo Bicameral: el consenso de la mayoría de los convencionales

Del total de convencionales que respondieron la encuesta, 22 de los 25 que integran la comisión de Sistema Político la completaron. En esta encuesta todos los convencionales se pronunciaron a favor de mantener la figura presidencial y repetir el modelo de bicameralidad en el Poder Legislativo, es decir, mantener al Senado como una institución sancionadora. De los convencionales ausentes, Rosa Catrileo en una entrevista también se mostró a favor de ambas propuestas, menos el convencional Marcos Barraza (PC) quien destacó la necesidad de un Congreso unicameral.

Son 10 de los 23 convencionales de la comisión los que se muestran a favor de instaurar un régimen presidencial atenuado, que para algunos consiste en quitar algunas de las facultades al Ejecutivo y empoderar al Legislativo. Tras esta propuesta se alienaron los 10 convencionales de la UDI, RN, Evopoli, PS y PC.

En relación al Poder Legislativo la alternativa más popular, sin embargo, es mantener las dos cámaras del Congreso aunque gran parte de sus defensores sostienen que se deberían diferenciar según funciones. O sea que la Cámara de Diputados y Diputadas debería ocuparse de aspectos políticos mientras que el Senado debería representar a las regiones. Esta propuesta cuenta con el apoyo de los mismos partidos que desean repetir el el modelo presidencial. 8 de los 23 convencionales se expresaron a favor de una cámara única. Entre ellos están los convencionales del PC, FA, Independientes, Ex Lista del Pueblo y Pueblos Originarios.

Cabe destacar que algunos convencionales cambiaron su posición dentro de la Convención. Ya que antes de las elecciones varios rechazaban la idea de repetir el régimen político chileno en forma atenuada.

El régimen político diseñado por la Dictadura Militar en la Constitución de 1980, aún vigente para Chile, es semi presidencial y bicameral. El equilibrio de fuerzas actuales en la Comisión Política de la Convención estaría cargándose hacia mantener este esquema. El régimen chileno es uno de los más anti democráticos del mundo. El presidente es una figura que posee basto poder pues es el principal legislador, tiene a su cargo a las Fuerzas Armadas, designa a los jueces de la Corte Suprema y a los líderes de las Fuerzas Armadas. Puede vetar leyes ya aprobadas por el Congreso. Como sucedió con las leyes docentes conquistadas durante el período de pandemia y a contrapelo de la voluntad y decisión de todo un poder.

Ni que hablar de la cámara del Senado. Considerada como la "segunda cámara" ha sido controlado por los partidos tradicionales para impedir la aprobación de leyes progresivas como la ley de aborto, la gratuidad universal en la educación y reformas laborales. Recientemente la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera, aprobada en la Cámara de Diputados, fue rechazada en la cámara del Senado. Lo mismo ocurrió con el último (cuarto) retiro de las AFP.

La Convención estaría restaurando el régimen político de los 30 años

Supuestamente la Convención fue electa con la promesa de crear una nueva Constitución que enterrara la Constitución de la Dictadura creada por el dictador Pinochet y su mano derecha el político Jaime Guzmán. Sin embargo, y con el correr de los meses, pareciera que la Convención está funcionando para reestablecer o revivir el régimen político de los 30 años.

Esto ocurre a pocas horas de las elecciones presidenciales que definirán el futuro gobierno del país y donde compiten el candidato centro izquierdista de Apruebo Dignidad Gabriel Boric y el candidato ultra derechista del Partido Republicano José Kast.

Te puede interesar: Declaración: A derrotar a Kast y la derecha, sin confiar en Boric ni en su proyecto

La Convención Constitucional fue diseñada por el pacto por la Paz y la Nueva Constitución firmado entre todos los presidentes de partidos políticos con representación parlamentaria en noviembre del 2019 cuando Piñera estaba a punto de caer. Gabriel Boric integró y firmó este pacto prestándose para renovar el régimen en conciliación con las fuerzas de derecha y de la ex Concertación. No ha sido la "ciudadanía" ni el "pueblo" quien está triunfando en la Convención, sino los partidos tradicionales. De cumplirse la tendencia restauradora, la Convención podría ser otra de las sepultureras de la rebelión popular de 2019 devolviendo el poder a la clase capitalista chilena quien se beneficia del régimen político vigente.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias