Juventud

JUVENTUD

Nueva escalada represiva de FFEE al Instituto Nacional

Tiempo estimado 4:08 min


Ayer lunes, Fuerzas Especiales de Carabineros literalmente bombardeó el Instituto Nacional con gases lacrimógenos. Motivo por el cual los estudiantes tuvieron que ser evacuados tras el desmayo de decenas de menores de edad.

Juan Andres Vega

Estudiante de Derecho de la Universidad de Chile. Militante de Vencer

Martes 20 de agosto de 2019 | Edición del día

En una clara muestra de continuidad de la agenda represiva que el Gobierno a establecido contra la juventud, la mañana de este lunes FFEE hizo un nuevo ingreso al Instituto Nacional. Sin embargo, esto no es novedad ya que durante el primer semestre fue noticia el ingreso de FFEE hasta las salas de clases, amedrentando a estudiantes y profesores.

La derecha y su Gobierno elige lo que denuncia

Para nadie es una novedad saber que la educación pública se encuentra en una crisis profunda, un legado de la dictadura. Con infraestructuras deficientes, sin equipos que permitan realizar mejores clases, agobio laboral a les docentes y un sinnúmero de irregularidades financieras son el telón de fondo de la educación pública chilena.

Ante esto es que estudiantes y docentes se han movilizado históricamente exigiendo solución. El mochilazo del 2001, la revolución pingüina el 2006, la primavera chilena del 2011, la rebelión de las bases el 2015 y la gran movilización docente de este año son muestras claras de que el problema educativo no está resuelto.

Sin embargo, el Gobierno y todos sus agentes (alcaldes, prensa, etc) separan conscientemente las condiciones estructurales del modelo educativo chileno de todo tipo de movilizaciones que se han propuesto enfrentarlas. Porque para la derecha es más útil declarar a les estudiantes como enemigos públicos, descargando sobre sus espaldas todo el peso represivo del Estado -dando un ejemplo de qué es lo que le espera a cualquier movimiento social que busque solución por fuera del lobby parlamentario- que dar solución a los problemas que aquejan a cientos de miles de estudiantes a nivel nacional.

Esta política criminal se ha vuelto más exasperante durante las últimas semanas con la entrada casi semanal de FFEE a los liceos y universidades (como la Universidad de Chile o el ex Pedagógico), mostrando que el único resultado posible son estudiantes heridos, expulsados y con causas judiciales en sus hombros. Sin embargo, la derecha tiene claro su objetivo, como confirmó Karla Rubilar, intendenta de Santiago, "habrán más detenidos".

Salida democrática o callejón autoritario

Hipócritamente, el Gobierno trata de justificar su agenda represiva argumentando "defender la educación pública", a la vez que amenaza con quitar la gratuidad a estudiantes con sumarios, que perpetúa la precariedad laboral a las docentes diferenciales y educadoras de párvulos.

La única solución que tiene el Gobierno para la educación es el desgaste a través del plomo y los gases. Continuar con el asedio a los establecimientos educacionales y las medidas represivas contra las movilizaciones es como intentarán dar una lección al conjunto del movimiento social por la educación pública, desgastarlo y enterrar su lucha para todo un periodo, asegurándose que "la madre de todas las batallas" terminé con una victoria para quienes necesitan que todo se mantenga tal cual.

Pero ¿Cómo enfrentar las condiciones estructurales de precariedad educativa sin caer en la violencia individual de grupos minoritarios? Consultado al respecto, Dauno Tótoro, dirigente del Partido de Trabajadores Revolucionarios y ex candidato a diputado por el distrito 10 de Santiago, señaló que "lo que se necesita hoy es un claustro resolutivo y refundacional, donde docentes, trabajadores, estudiantes y apoderados discutan cómo resolver el problema de la educación pública y con qué métodos. Avanzando a un control democrático de las comunidades de su establecimientos y una plena autonomía para resolver los problemas de convivencia (...) porque los estudiantes no quieren que las universidades y liceos sean campos de entrenamiento de FFEE, lo único que quieren es el derecho estudiar en ambientes sin represión policial".





Temas relacionados

Fuerzas Especiales de Carabineros    /    Felipe Alessandri   /    Instituto Nacional   /    Karla Rubilar   /    Santiago de Chile   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO