Política Chile

BOLETÍN NUESTRA CLASE

¿Vuelta a clases presenciales en el segundo semestre?

Con el avance a fase 3, el ministro Figueroa busca presionar por el retorno presencial a clases. Mientras tanto, liceos no cuentan con infraestructura ni condiciones laborales dignas.

Lunes 26 de julio | 09:19

Contexto socio-político-sanitario

El lunes pasado las comunas de la RM avanzaron a fase 3, con esto cobra más fuerza la exigencia del ministerio por el retorno a clases presenciales, que serían voluntarias para los estudiantes. Si bien existe un sector reducido de comunas (las del 1% más rico del país) que retornarán a clases presenciales porque cuentan con la infraestructura y conectividad para un eventual proceso de clases, el panorama no es heterogéneo en el resto de las comunas de Santiago, donde hay retornos a clases presenciales de manera gradual o a partir de agosto, e incluso comunas donde al retorno de vacaciones de invierno comenzarán a discutir si vuelven a la presencialidad y cómo hacerlo.

Frente a esta situación, profesores se han manifestado contrarios a esta política que ha insistido el ministro desde el inicio de la pandemia e incluso, encontramos a apoderados que se han declarado que no enviarían a sus hijos frente al peligro de contagio, no solo dentro del aula, sino el riesgo que puede implicar el transporte público.

El colegio de profesores en Santiago ha realizado una encuesta en la que el 75.5% de los encuestados considera que aún no están las condiciones para un retorno a clases presencial, en esta encuesta participaron 22.0218 personas que se dividieron entre personas interesadas en el tema (2.5%), profesores y profesoras (29%), asistentes de la educación (4.1%),estudiantes (5.5%), apoderados de colegios municipales (35.1%), de colegios particulares subvencionados (13.2%) y de particulares pagados (10.6%).

La situación es distinta según el diagnóstico que han podido hacer las diferentes alcaldías que han asumido el último mes. Algunas denuncian no contar con infraestructura, ni conectividad en los establecimientos educacionales.

Karina Delfino (PS), alcaldesa de Quinta Normal, afirma: “Le hago un llamado al ministro: que venga a terreno, que venga a visitar nuestras escuelas. La realidad que lamentablemente vivimos y que hace imposible un retorno a clases de manera presencial”

En Santiago centro, la alcaldesa Irací Hassler (PC) detalla que hoy tienen “19 de 44 establecimientos que no cumplen con los criterios que ha establecido el propio gobierno central para la posible reapertura de los establecimientos”

Por otra parte, el ministro de educación, Raúl Figueroa afirma que a partir del lunes “los establecimientos volverán a las actividades presenciales en condiciones sanitarias cada vez mejores y que facilitan la apertura”. De hecho, añade que “los sostenedores han tenido todo este año para prepararse y abrir las puertas de sus escuelas”.

Sin duda, una posición política que poco dialoga con las diversas realidades escolares, solo en la RM y que no responde a la incertidumbre de las familias que deben decidir sobre la asistencia presencial a clases, con la variante Delta circulando y aun cuando les estudiantes menores de doce años no tienen acceso a la vacunación.

Derecho a seguridad y resguardo de trabajadores de la educación y de les estudiantes

Desde la Agrupación Nuestra Clase, creemos necesario impulsar un plan de emergencia para que las consecuencias de esta crisis no recaigan en los trabajadores de la educación, los estudiantes y sus familias, en base a los siguientes puntos:

Contexto epidemiológico seguro: Actividades escolares guiadas en función de niveles epidemiológicos fundamentados en datos objetivos que permitan evaluar el riesgo de las aperturas según lo definan las comunidades educativas, trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados, en conjunto con trabajadores de la salud.

Plan de vacunación:
No puede haber reapertura sin un plan de vacunación gratuito que garantice la inmunización de todos los trabajadores de la educación, docentes y no docentes, y los estudiantes que pueden ser vacunados, considerando también que solo hay proceso de vacunación para estudiantes desde los doce años; respetando también los tiempos de inmunización y que sea planeado por trabajadores de la salud junto a las comunidades educativas.

Infraestructura: Exigimos la evaluación, arreglo y mantención de toda la infraestructura escolar, muchas de ellas desatendidas por meses de cierre, y la adecuación de las salas para asegurar su ventilación y calefacción.

Educación sin preocupaciones: Implementación de una red de transporte escolar gratuita para estudiantes y trabajadores de la educación, docentes y no docentes, para evitar exposición y aglomeraciones en el transporte público. Universalización de la alimentación escolar

Te puede interesar: Sin condiciones seguras en las escuelas ¡No hay vuelta a clases presenciales!

Condiciones para la enseñanza sin agobio ni riesgo de contagio

Condiciones de Bioseguridad: Se debe garantizar la distribución gratuita de elementos de protección personal como mascarillas, máscaras faciales y alcohol gel, de insumos de limpieza e incorporación de personal auxiliar con contrato indefinido que asegure condiciones de higiene óptimas. Además, se deben realizar testeos periódicos y seguimientos en las escuelas para evitar focos de contagio que pongan en riesgo la salud de la comunidad escolar. Se debe elegir comités de trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados para evaluar estas condiciones y suspender parcial o totalmente las actividades presenciales de ser necesario.

Condiciones Pedagógicas: Implementación de un esquema de trabajo con grupos reducidos de estudiantes e incorporación de más docentes a contrato indefinido para trabajar con estos grupos.

Se debe garantizar la entrega completamente gratuita de equipos e internet a docentes y estudiantes para que se puedan realizar clases en línea de manera efectiva.

Contemplar la atención integral de estudiantes con necesidades educativas especiales y con alteraciones graves de la salud, para que puedan recibir los apoyos y tratamientos especializados que requieren, aumentando la contratación de profesionales (profesores diferenciales, psicólogos, traductores, fonoaudiólogos, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, asistentes sociales, etc.) y proporcionando los recursos materiales, educativos y técnicos para su adecuada atención.
Adecuación de las evaluaciones según las necesidades pedagógicas decididas por las respectivas comunidades educativas.

Condiciones Laborales: Se debe respetar las horas de contrato, la proporción de 50/50 horas lectivas y no lectivas, los salarios así como las licencias y los permisos por razones de salud, cuidado de menores a cargo y personas de grupos de riesgo. Además, se debe capacitar a todos los docentes en las tecnologías de la información para garantizar su desempeño sin agobio.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO