Política Chile

PLEBISCITO

Un empresario financió el Apruebo a través de Garín (ex RD) ¿Porqué están tan confiados los empresarios en el proceso constituyente?

La plataforma Contexto analizó información pública entregada por el Servicio Electoral. Según su informe “Lupa Electoral”, hasta el 20 de septiembre el 80% del financiamiento ha sido a favor del Rechazo.

Gabriel Muñoz

Licenciado en Historia

Sábado 26 de septiembre | 07:49

Tanto el Apruebo como el Rechazo ha tenido aportes estatales pero principalmente el total de los aportes proviene de donaciones privadas. La campaña del Rechazo se ha caracterizado por estar financiada por acaudalados empresarios respecto a este ítem. La mayor financista, Lucy Ana Avilés controla la fundación “Vanguardia” creada en enero y que recepciona aportes millonarios de grandes empresarios.

También aparece el nombre de Ramón Eluchans, ingeniero comercial que lleva cerca de 25 años en el Grupo Security y en el directorio del banco que pertenece al holding, también fundador y presidente de Ecosalmon, empresa de cultivo de salmones en agua dulce y que opera en el río Bueno, Región de Los Ríos, y dueño del Fundo Los Chilcos -cerca de Lago Ranco- donde desarrolla actividad agrícola. Hay otros como Leonardo Samson de SMB Factoring y Francisco Javier Castellón también hombre de negocios, quien realizó el aporte al comando del grupo derechista Acción Republicana.

Pero esta tendencia de financiar el plebiscito desde el mundo de los negocios no sólo es una práctica que alimenta el Rechazo. También hay empresarios que financiaron Apruebo y Convención Constituyente.

Un empresario financió el Apruebo a través de Garín (ex RD)

La plataforma Contexto expone también que entre los partidos, independientes y organismos registrados para hacer campaña, aparece el diputado Renato Garín (ex RD) como parte de un comando llamado «Plena Democracia»: una agrupación con el mismo nombre ha recaudado 2.000.000 de pesos para promover el Apruebo, y todo lo aportó William Sumar, abogado y gerente general de la empresa de factoring y servicios financieros Finansu SpA., y socio del Club de Golf Rocas de Santo Domingo.

Esta tendencia también se ha expresado en los dichos de más de 20 empresarios, varios parte de los grupos económicos monopólicos como Álvaro Sahieh, Andrónico Luksic y Juan Sutíl. Difundieron una carta a favor de un “reformismo sin refundación” y “un nuevo equilibrio”. Defendieron los 30 años de régimen pos pinochetista, de democracia autoritaria, que los enriqueció y permitió la explotación de los trabajadores y el aumento exorbitante de las desigualdades y diferencias de clase en Chile. Si bien no mencionaron la palabra “Apruebo” el gesto le habla a quienes desean aprobar. Les recomiendan reformar, pero no alterar lo sustancial. En otros casos el llamado es explícitamente a favor del Apruebo. El 28 de agosto un grupo de 17 grandes empresariosdeclararon su voto por esa tendencia.

“Soy un empresario que cree que las cosas pueden mejorar, y la actual Constitución, aunque haya funcionado bien, tiene una percepción de ilegítima. Cualquier cambio va a ser por dos tercios, por lo que no entiendo este temor de los sectores más conservadores a que vamos a escribir una Constitución tipo Venezuela”, plantea el socio de Falabella y Friosur, José Luis del Río Goudie.

Los dos pactos de los partidos tradicionales y la oposición: la estafa constitucional y el modelo económico neoliberal

¿Por qué los empresarios le tienen tanta confianza al plebiscito del 25 de octubre? La respuesta es sencilla: este proceso garantiza que los acuerdos se realicen a partir de altos quórum (2/3), los delegados constitucionales serán monopolizados por los partidos constituidos, no se podrán afectar o contradecir los tratados de libre comercio (que garantizan el saqueo de los recursos naturales a las multinacionales mineras) y se realizará bajo el gobierno autoritario y criminal de Sebastián Piñera. Es una estafa surgida a partir de la necesidad de sobrevivir que necesitaba el régimen de los 30 años. Por eso, empresarios pueden financiar o respaldar el Apruebo como una forma de renovación de la Constitución respetando el control de los partidos tradicionales sobre las instituciones del régimen.

El presidente no sólo encabeza un desvío del proceso de rebelión popular y de huelga general de los trabajadores en octubre y noviembre, sino que también dirige una política económica que ha asegurado las ganancias de los grandes empresarios y ha mandado al desempleo a más de 2 millones de trabajadores. Ante la ONU Piñera defendió su gobierno apuntando al “sólido consenso en torno al modelo económico” que esta siendo defendido también por la oposición.

Como venimos denunciando desde La Izquierda Diario, este proceso constituyente discutido y redactado por los partidos tradicionales, el Frente Amplio y apoyado por fuera por el PC, tiene una serie de limitaciones que lo hacen digerible para el gran empresariado, ya que es imposible ahora mantener todo como estaba antes: un régimen y un modelo igualmente capitalista. Por eso se apoyan en el acuerdo que garantiza que no se tocarán las instituciones actuales durante la redacción, se mantendrán los tratados de libre comercio, y garantizará el poder de veto a una minoría, entre otros límites.

Hay que superar esta trampa acompañando la impugnación contra la Constitución vigente creada en Dictadura y perfeccionada por la Concertación del Apruebo, pero esclareciendo a todos los trabajadores y sectores populares que ambas convenciones son a la medida de los empresarios, Piñera y sus políticos. Necesitamos organizarnos todos y todas quienes luchamos por esa perspectiva, para en este escenario político/electoral, podamos plantear con claridad esa alternativa, junto con la demanda del Fuera Piñera y de la necesidad de retomar la pelea por una huelga general, única vía para poder lograr que sea el pueblo trabajador sea el que decida, y no los grandes empresarios y los partidos de los 30 años.

Impulsemos un Comando por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana






Temas relacionados

apruebo   /   Política Chile   /   Plebiscito   /   Asamblea Constituyente libre y soberana   /   Frente Amplio   /   Desempleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO