Mundo Obrero Chile

DENUNCIA

Trabajadores de ambulancia del Hospital Sótero del Río denuncian precarización, sobrecarga laboral y la privatización encubierta de servicios de transporte de enfermos

“Una vez nos querían obligar a meter dos covid positivo en una ambulancia, tu no sabes que si la otra persona es más de riesgo, imagínate que uno tiene una enfermedad de base y el otro no, no podemos arriesgar así a la gente. Eso es no valorar la vida de las personas, y lo que nosotros buscamos con nuestro trabajo y lo que nos satisface, es que la gente mejore, no que muera en el traslado” expresó uno de los trabajadores de la salud en su carta denuncia a La Izquierda diario.

Camila Meza

Arquitecta USACH - candidata a Constituyente por el Distrito 12

Lunes 10 de mayo | 14:16

Cuando hablamos de la “primera línea de la pandemia” por lo general inmediatamente pensamos en las y los trabajadores que atienden a los enfermos en los hospitales, lo que es correcto, sin embargo hay un eslabón crucial en la cadena de atención, que también forma parte de la Primera línea contra el covid 19 y que muchas veces olvidamos o damos por sentado su presencia, sin detenernos a pensar cómo viven su día a día, cuales son sus necesidades, malestares y motivaciones. Hablamos de los trabajadores de ambulancias en el servicio de atención pública de salud.

Del “estallido” a la pandemia

Cuando empezó la pandemia a nosotros nos entregaban overoles para trabajar, ya que creímos que se había entendido que nuestra labor es esencial para no continuar con la propagación del virus en los traslados a los hospitales o centros de salud, los cuales son muchos diariamente.

Pero ahora ya no nos están entregando eso sino que solo pecheras, sin embargo con la nueva cepa deberíamos tener nuevamente los overoles, es parte de poder realizar nuestro trabajo con mayor seguridad, no se puede escatimar con la salud y la vida de la gente, ni con los trabajadores que se dedican a salvar vidas, los trabajadores de las ambulancias somos parte de esa labor. Así que hacemos un llamado a los colegas a exigir unidos sus implementos de protección.

De abastecimiento nos han llamado para que vayamos los de ambulancia a retirar implementos de protección ya que las jefaturas no lo hacen, y sino se retiran se pierden esos implementos, y para más remate, cuando solicitamos los permisos para retirar lo que necesitamos desde abastecimiento las jefaturas nos ponen trabas.

Hubo un momento en pandemia que nos mandaban sin guantes, sin pechera, sin nada, la jefatura no se ocupó de pensar en que nosotros también necesitábamos implementos para trabajar, quienes nos avisaron fueron los trabajadores del hospital, ellos nos dijeron que nosotros también debíamos usar implementos de protección. Empezamos a reclamar eso y el Osvaldo Quiroz no quiso entregarnos, hasta ahora no nos entregan mascarilla n95 que ya muchos tienen pero, como siempre, seguimos siendo casi los últimos de la fila.

A nosotros nos ha tocado sacar a los fallecidos por covid el año pasado, por una cuestión de sanidad los sacábamos en las ambulancias, pero al principio los sacamos en un furgón simple de traslado, vehículos que no tenían ninguna medida de sanidad y de protección, el chico que nos acompañaba para trasladar el fallecido en esos vehículos tenía que irse atrás con el cuerpo mientras la camilla se movía para todos lados, al principio fue caótico.

Los trabajadores estamos agotados de las pesadas jornadas, el colapso de los hospitales afecta nuestra labor, que no queden camas disponibles para recibir a los pacientes nos obliga a quedar retenidos en el hospital sin poder atender otras urgencias. Cuando el sistema está colapsado y ya no hay camas, el hospital tiene que buscar una cama en hospital o en una clínica y eso corre como gasto del hospital, todos sabemos lo caro que es la salud privada, por lo que apenas el paciente se recupera lo trasladamos de nuevo al hospital. La falta de ambulancias como justificación para el negocio de traslado de pacientes.

La jefatura no sabe en qué condiciones estamos trabajando, al hospital llegaron 2 máquinas de ambulancias nuevas que se empezaron a usar recién la semana pasada, estuvieron paradas durante toda la primera y el peak de la segunda ola, no se usaban bajo pretexto de que no cuentan con la documentación necesaria, pero para que una ambulancia transite solo se necesita la factura puesto que es un “vehículo de emergencia”, un vehículo que se necesita al momento y totalmente imprescindible en pandemia además.

Mientras los trabajadores de ambulancia estamos colapsados con en los turnos, hay máquinas desaprovechadas echándose a perder porque no quieren contratar más personal, la dirección del Hospital prefiere contratar ambulancias privadas (un traslado de 2 hrs son 400.000) con el pretexto de que supuestamente “son más baratas”, pero eso no resuelve el problema de fondo de la sobrecarga laboral, necesitamos que haya mayor contratación de personal, se supone que van a llegar 3 ambulancias nuevas al hospital, si no hay más personal para conducir van a ser 5 ambulancias nuevas desaprovechadas.

Se pagaron 30 millones para traslado en ambulancias privadas mientras no se arreglan las Una vez nos querían obligar a meter dos covid positivo en una ambulancia, tu no sabes que si la otra persona es más de riesgo, imagínate que uno tiene una enfermedad de base y el otro no, no podemos arriesgar así a la gente. Eso es no valorar la vida de las personas, y lo que nosotros buscamos con nuestro trabajo y lo que nos satisface, es que la gente mejore, no que muera en el traslado.ambulancias del hospital, una mantención que cuesta 500.000 pesos. Transformar una ambulancia sale 10 millones, el traslado de emergencia se está convirtiendo en un negocio, el hospital privilegia pagar ambulancias privadas que hacer mantención de las propias y luego tienen el descaro de decir que no hay recursos, pero si los hay para pagarles a los privados.

Hemos estado trabajando hasta con tres máquinas de ambulancia en pleno pick de la pandemia, eso mientras hay máquinas que desde hace tres años están tiradas y que a lo largo de este tiempo han sido en parte desmanteladas para reemplazar piezas de las máquinas de ambulancias activas que presentan problemas.

Te podría interesar:Trabajadores de la primera línea de la salud a la Convención y al Municipio de Antofagastahttp://www.laizquierdadiario.cl/Tra...

Sobrecarga, precarización y exposición permanente al contagio

Sin embargo, no se cumplen los protocolos ni de limpieza ni de la ventilación de media hora, incluso los transportistas somos quienes debemos hacer aseo en las ambulancias y sin los implementos apropiados, lo cual además nos expone fuertemente al contagio. Nos están dando retazos de los trajes verdes para limpiar las ambulancias luego de trasladar un paciente con covid, para mi eso puede ser un foco de infección, esto porque las jefaturas no nos entregan los implementos necesarios para mantener las ambulancias limpias, imagínense cuando sacamos pacientes que se defecan, imagínate el olor que queda para la otra persona o para nosotros mismos, y más encima es complicado poder acceder a implementos para trabajar, lo cual no debiese ser.

Nuestro trabajo se mide con estadísticas; con seis máquinas de ambulancia que tenemos podemos sacar alrededor de 500 pacientes al mes, pero la realidad es que trabajamos con tres o cuatro y así obviamente baja el número de traslados, trabajamos bajo la presión debido a la sobrecarga y el nivel de demanda de pacientes.

Pero a pesar de eso a nosotros nos gusta lo que hacemos y sacamos la pega igual, contra viento y marea nosotros hemos respondido, quienes no han respondido es la jefatura, y va a llegar el momento en que esto va a colapsar, hay colegas que han quedado agotados después de trabajar 15 días de corrido sin descansar, reventados, y ante esto las jefaturas se han mostrado totalmente indolentes. Te cuestionan cuando extiendes licencia para guardar cuarentena por sospecha de contacto estrecho, uno queda mal porque tú estás dando lo mejor de ti y la jefatura te cuestiona porque eres responsable, por ellos mejor que uno se quede callado y siga trabajando a riesgo de contagiar a más colegas y tener que cerrar movilización del hospital.

En el sector salud hay mucha división, es el momento de la Unidad de las bases

La estrategia del gobierno y de las jefaturas de los centros de salud ha sido bajo la lógica de “divide y vencerás”, buscan que entre los colegas nos podamos en contra los unos de los otros en base a cahuines. Por otra parte a los gremios yo los veo muy desunidos, cuando hoy hay una crisis desatada en la salud gracias a las estrategias del gobierno, nos están explotando y hace falta que estemos unidos. Hace falta que las denuncias que hacemos sean más respaldadas por nuestros dirigentes de cara a las direcciones de los centros de salud. Es importante el rol que juegan los dirigentes, porque si los colegas los ven convencidos de movilizar moralizan a la gente, si los ven entregando información motivan a la gente, eso es lo que falta dirigentes que movilicen no que se arreglen con las jefaturas por arriba.

Yo creo que deberíamos haber adherido unidos al llamado a Paro sanitario del viernes 30, aún estamos en la pelea, es “con todo sino pah ke” y a los que dudan en movilizarse porque fue una jornada que la convocaba la CUT yo les respondo que independiente de que seamos críticos y no nos sintamos representados por las direcciones que la dirigen, (y que tenemos que cambiar), somos trabajadores y debemos estar unidos para no bajar los brazos sobre todo en una convocatoria como esta. Hay dirigentes que no buscan movilizar para esta convocatoria justificándose en la desilusión que hay con la CUT, yo creo que eso es algo que no necesita escuchar la gente, aparte solo demuestra divisionismo y eso no necesita escuchar la gente Si nos ven unidos mas gente va a querer sumarse y luchar.






Temas relacionados

#NoSomosRobot   /   Puente Alto   /   Hospital Sótero del Río   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Primera línea   /   Privatización de la salud   /   Mundo Obrero Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO