MINERÍA

Trabajadores de BHP en huelga: "Es la empresa que ha ganado más plata con el cobre y no nos están dando nada"

Desde el pasado 28 de Mayo, el Sindicato N°1 de Especialistas y Supervisores de BHP Billiton, se encuentran en huelga indefinida, entre sus demandas están ser reconocidos como parte del proceso productivo, y beneficios para trabajadores y sus familias. Así también, otras filiales a la transnacional han votado la huelga legal e inician sus procesos de negociación colectiva, como el caso de Spence y Escondida. Los tres denuncian una fuerte intransigencia por parte de la empresa, que insiste en dividir, externalizar y tratar a ciertas ramas como trabajadores de segunda, mientras han conquistado cifras de ganancias históricas a lo largo de la pandemia.

Beatriz Bravo

Militante del Partido de Trabajadores Revolucionarios

Sábado 5 de junio | 08:36

No sólo la intransigencia caracteriza a esta gigante transnacional, sino también las prácticas antisindicales, por parte de los y las trabajadoras del Sindicato de Especialistas y Supervisores, reclaman que “han puesto reemplazos que ni siquiera están calificados, todo para mantener los procesos y debilitar nuestra movilización”, así también, desde Spence denuncian lo mismo, en palabras de Roberto Robles, secretario del sindicato: “La empresa está colocando trabajadores sustitutos en las minas ubicadas en el norte de Chile, para asegurar la producción continua. Esta es una medida a la que se opone el sindicato y, por eso, se presentaron denuncias ante la Dirección de Trabajo”.

Una de las dirigentas del sindicato de especialistas indica que “la empresa se ha negado a darnos respuesta, nuestra exigencia es a que se nos respete como trabajadores”, también manifiestan que esta movilización “no es por lucas, es por beneficios mínimos como salud o educación, beneficios que la empresa nos niega mientras mantiene enormes ganancias y no reconoce nuestra labor”.

La histórica huelga minera del 2017

El año 2017, la huelga de Escondida hizo historia como “la huelga más larga de la minería en Chile”, en ese entonces, los trabajadores que hoy son parte del sindicato de Especialistas y Supervisores de BHP, eran parte de los 2.500 trabajadores huelguistas y del Sindicato de Minera Escondida, fue posterior a esta importante lucha, que el año 2019, uno de los golpes consistió en externalizar sus funciones, lo que implicó despidos y recontrataciones, esta vez, como contratistas en BHP Chile. Una táctica amparada por las leyes antiobreras, que permitió dividir las fuerzas de los trabajadores y así, mediante la externalización debilitar la organización sindical.

Una de las trabajadoras, en entrevista con La Izquierda Diario, contó que “ha sido súper difícil, porque veníamos de Antofagasta y nos trasladaron a Santiago, y a lo largo de la pandemia, la dotación ha sido mínima y aún así la empresa ha logrado producciones nunca antes vistas, en el fondo, nosotros hemos pagado la crisis”.

La trabajadora también denunció que “no somos parte de la compañía, pues nos externalizaron, no estamos considerados como parte de la producción, a pesar de que somos parte de la cadena de conjunto, manejamos y operamos las salas de controles de manera remota. Debido a la misma automatización, operamos cerca del 70% desde las salas de Santiago”.

En este mismo sentido, el Sindicato de Minera Escondida, en un comunicado del 7 de mayo de este año declararon “En su momento, BHP presentó esto como un “avance tecnológico”, el que en verdad oculta el objetivo de fraccionar la fuerza laboral y disminuir beneficios laborales, aprovechando las graves falencias de la legislación laboral”, a su vez, denuncian que los reemplazos efectuados por BHP bajo un denominado “plan de contingencia”, consisten en que trabajadores propios y contratistas cumplan las funciones de los huelguistas, lo que incluso infringe la ya criminal ley de subcontratación.

Te puede interesar: BHP Chile cruzada por huelgas y conflictos en un año de alza histórica del cobre

Al cierre de esta edición, el sindicato de Minera Escondida ya publicó su comunicado de inicio de negociación colectiva, la que viene a sumarse a Spence y el Sindicato N°1 de Profesionales y Técnicos. Así la anglo-australiana se encuentra cruzada por procesos de negociación colectiva y demandas antisindicales, en medio de las ganancias históricas que han amasado a lo largo de la pandemia.

BHP: Una de las principales saqueadoras del cobre

BHP es dueña del 57,5% de Escondida, la mina de mayor producción del mundo, la cual produjo 1,19 millones de toneladas de cobre en 2020, mientras que Spence sumó 146.700 toneladas, siendo los grandes ganadores en plena pandemia, gracias a que jamás pararon la producción, bajo sobrecarga laboral y precarización, poniendo en peligro la salud de trabajadores y sus familias. Estos conflictos se desarrollan en momentos en que el precio global del cobre ha tocado máximos históricos, en medio de mejores perspectivas de demanda por la recuperación económica tras la pandemia de coronavirus.

A esto se le suma, según muestra Guía Minera, que la rentabilidad de los accionistas de BHP a diciembre de 2020, en un período de 3 años, llegó a más de US$30 mil millones. Mientras que en 2021, tuvieron su mejor primer semestre en 7 años, su acumulación no ha cesado en medio de una crisis que golpea duramente a las y los trabajadores.

Por su parte, el presidente de BHP en Chile, Ragnar Udd, declaró el pasado 2 de mayo que lo que se discute respecto al Royalty Minero y el impuesto a los super ricos podría ser “perjudicial para la industria minera”. Un verdadero descaro si se toma en cuenta lo que las y los trabajadores vienen denunciando, aparte de las necesidades urgentes de las grandes mayorías en plena crisis económico-sanitaria. Sin duda, los grandes empresarios de la minería buscan no pagar nada a costa del sufrimiento del pueblo trabajador.

Por ello, Jessica Orellana, presidenta del sindicato, indica que la postura de la empresa ha sido “negativa e intransigente” y agrega que “esta es una transnacional a nivel mundial que sigue enriqueciéndose y la plata se la llevan al extranjero, a nosotros no nos hacen ningún reconocimiento, siendo que somos parte de la cadena productiva que tienen ellos ahora en minera Escondida y Spence, ya hace dos años que estamos así”, denuncia.

Es esta intransigencia y negativa, la que deja en claro que sólo la fuerza de la clase trabajadora, en los sectores estratégicos como la minería y el puerto en unidad con sectores populares, logrará arrebatar demandas como un impuesto del 20% a los superricos y grandes empresas, para costear un plan de emergencia sanitaria para que la crisis no la paguen los trabajadores, como lo demuestran las declaraciones de Udd, incluso se oponen al proyecto de ley de un mísero 2,5% de impuesto a personas naturales que hoy se tramita en el Congreso y frente a la que ya dijeron desde el Ejecutivo que convocarían al TC. La tarea de acabar con el Chile de los 30 años y liberar a los presos políticos de la rebelión debe llevarse a cabo desde esa perspectiva, para que un puñado de multimillonarios que roban los recursos naturales y precarizan a las grandes mayorías no sigan decidiendo.

¡Unidad y coordinación nacional para conquistar las demandas! ¡Toda la solidaridad con las y los trabajadores de BHP, Spence y Escondida!

A las divisiones que imponen los empresarios transnacionales y nacionales, es necesario oponerle la unidad de los trabajadores, avanzando en una coordinación que permita unir sus fuerzas como un solo puño para conquistar sus demandas. Los sindicatos que hoy se encuentran en conflicto pueden debatir la tarea de coordinarse para superar las maniobras de la empresa para dividir fuerzas entre las y los trabajadores.

En esta fuerza, junto a la unidad con otros sectores, como los puertos y la salud, radica la posibilidad de no sólo conquistar sus demandas específicas, sino arrebatarles la nacionalización de los recursos naturales y ponerla bajo gestión de los trabajadores y comunidades, para que las multimillonarias ganancias que hoy se van a los bolsillos de los grandes empresarios, sean puestos al servicio de las demandas básicas del pueblo trabajador.

Como declara una de las huelguistas del sindicato “nosotros tenemos que ser consecuentes, saber que peleamos por derechos justos, sobre todo en un país donde la educación y la salud son un privilegio. Esto no se trata de plata, siempre los medios han tratado de dejar como que las mineras peleamos por puros bonos millonarios y no es así, acá peleamos beneficios como salud, educación, las personas que tienen hijos, porque es una lucha colectiva y no personal”.

Es por ello que llamado es a solidarizar con la lucha de los trabajadores, impulsando la coordinación para el cumplimiento de sus demandas y así ir por más.






Temas relacionados

BHP Billiton   /   Escondida   /   Minería   /   Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO