Política Chile

POLÍTICA

¡Sigamos el ejemplo de la Comisión de Movilizades de JGM y organicemos el movimiento estudiantil para pelear por la libertad de las y los presos políticos!

Que la Confech, la Fech, la Feusach y todas las federaciones y centros de estudiantes organicen y levanten asambleas democráticas de las bases para impulsar, junto con la clase trabajadora y el pueblo, un gran Paro Nacional para que la Convención Constitucional decrete la libertad de todas y todos nuestros compañeros presos por luchar.

Martes 6 de julio | 07:29

Este domingo 4 de julio se dio comienzo a la Convención Constitucional, con un palacio Pereira rodeado de movilización por parte de los familiares y amigos de presas y presos políticos, acompañado de diferentes agrupaciones y personas que están peleando por esta demanda.

A esta movilización, que ha dejado mucho para la discusión en los distintos medios de comunicación, redes sociales y en cada lugar donde se discuta de política; se hizo parte la Comisión de Movilizades de Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile (Comisión de la que desde la Agrupación Anticapitalista VENCER somos parte) junto con estudiantes de la carrera derecho de la misma universidad y también estudiantes de la Universidad de Santiago que se organizaron en asamblea para movilizarse ese día.

Desde muy temprano la comisión se reunió con las agrupaciones de familiares de presas y presos políticos afuera de la Casa Central de la Universidad de Chile para marchar hacia Plaza de Armas. Los lienzos decían “Que la Convención decrete la libertad inmediata de lxs presxs de la revuelta y el Wallmapu” y "La movilización no parará. ¡Por la libertad inmediata de lxs presxs políticxs!”.

¡Que la convención decrete la libertad de las y los presos políticos!

Tras la movilización de este domingo existe un gran debate sobre si la convención puede decretar o no la libertad de nuestras compañeras y compañeros por luchar. Ante esta discusión, todo el régimen, con los medios de comunicación a su disposición, defienden la posición de que ésta no tiene la facultad de hacerlo. Desde la derecha dicen que se está “sobre interpretando” el rol de los constituyentes, como dijo Lavín y como comparte el resto de su sector político, y desde la izquierda parlamentaria (PC-FA), como también la Lista del Pueblo, solamente pelean porque desde la Convención se saque una declaración que acelere la tramitación de la Ley de Indulto en el Parlamento.

Desde la Agrupación Anticapitalista VENCER y el Partido de Trabajadores Revolucionarios, obviamente consideramos que se debe indultar a las y los presos políticos, sin embargo no confiamos en los tiempos de los parlamentarios, que ha quedado demostrado que solo cuando les conviene son capaces de sesionar rápido, pero cuando no es así, retrasan todos los proyectos.

Por otro lado, gran parte de los senadores, como de la derecha y la ex-Concertación, siguen en su postura de que “no existen presos políticos”, por lo que votarían en contra del proyecto que liberaría a las y los encarcelados a raíz de la rebelión.

Sumado a esto, si después de todo ese tiempo que tendría que pasar para que el congreso tramite la ley, ésta efectivamente se aprobase, Piñera ya dijo que la vetaría, pues tiene la facultad para hacerlo.

Es por esta razón que defendemos la idea de que sea la misma Convención Constitucional la que decrete la libertad inmediata de todas y todos los presos políticos, sin embargo, el mismo Piñera salió a decir que “su misión no es gobernar ni legislar, tareas que corresponden al Gobierno y al Congreso, y que seguirán siendo ejercidas. Esta Convención no puede atribuirse el ejercicio de la soberanía ni asumir otras atribuciones que no le hayan sido expresamente conferidas”, es decir, hace el llamado a seguir respetando las mismas reglas impuestas por él y los partidos de siempre en el Acuerdo por la Paz.

Los constituyentes de izquierda, como los de la Lista del Pueblo que han estado hablando de la libertad de las y los presos políticos, la Lista de los Movimientos Sociales, Pueblos Originarios, así como también el Partido Comunista y el Frente Amplio, tienen mayoría en esta convención. Por eso, pueden, pero sobre todo deben, votar que se libere a todas y todos los presos por luchar y desconocer por completo las reglas del Acuerdo por la Paz, destituir a Piñera y decretar que la Convención sea soberana para que esté por sobre todos los poderes del Estado, como lo son el poder judicial, legislativo y ejecutivo.

Pero tampoco somos ilusos, sabemos que eso no pasará con una simple maniobra en la convención constitucional, sino que la única manera de conseguirlo es mediante la movilización y la autoorganización de la clase trabajadora, el pueblo, la juventud, los estudiantes y el movimiento de mujeres, impulsando un gran Paro Nacional que ponga contra las cuerdas a todos los poderes de este Estado hecho a la medida de los empresarios.

¡Organicémonos con la fuerza del movimiento estudiantil!

El Paro Nacional al que debemos avanzar como única manera de liberar a lxs presxs políticxs y conquistar todas nuestras demandas no se organizará solo. Hasta ahora, y aunque hay compañeras y compañeros que llevan más de un año presos por luchar, los organismos estudiantiles como federaciones y centros de estudiantes se han mantenido en total pasividad, sin buscar realmente ser un factor para llamar a asambleas de base en liceos y universidades para que el movimiento estudiantil pueda discutir, deliberar y movilizarse para buscar la libertad de nuestros compañeros.

Es necesario que eso cambie, y que la CUT, la Unión Portuaria, el Colegio de Profesores, la Lista del Pueblo, etc., así como también la Confech, las federación de la Universidad de Chile (Fech), de la U. de Santiago (Feusach) y los distintos centros de alumnos, deben comenzar a organizar y levantar asambleas democráticas de las bases para dar una pelea real por la libertad de las y los presos políticos, pelea que venimos dando desde VENCER en todas las facultades en las que estamos, como lo son Filosofía y Humanidades, Ciencias Sociales, ICEI y Derecho (Uchile), pero también en la U.Santiago y la U.San Sebastián.

Es decir, es necesario que se siga el ejemplo de la Comisión de Movilizades de Juan Gomez Millas y que se levanten comités de este carácter en nuestras carreras, facultades, universidades y liceos, para organizarnos junto con la clase trabajadora y el pueblo, exigiendoles a las federaciones y centros de alumnos, que llamen a asambleas de base porque tienen la capacidad para convocar a las y los estudiantes, pero se han negado a hacerlo. Esto en la perspectiva de pelear en serio por la libertad de nuestras compañeras y compañeros secuestrados por el Estado.

De esta forma, con la movilización y organización de la juventud, los trabajadores y el pueblo, no solo liberar a nuestras compañeras y compañeros sino avanzar a que la Convención impulse un plan de emergencia que dé una solución real a la crisis sanitaria que el gobierno y los empresarios han cargado sobre los hombros de nuestras familias, entregando un sueldo universal de emergencia de $600 mil y poner los recursos para financiar un sistema de salud público, gratuito, universal y oportuno.

Con esa fuerza, e impulsando en otros lugares la coordinación y organización de trabajadores, mujeres, estudiantes y pobladores, creemos que se puede fortalecer el camino de la movilización por las demandas de la rebelión y de la huelga general por echar abajo de una vez por todas a todo este régimen heredado de la dictadura, no solo de sus partidos políticos de estos 30 años, sino que de los dueños del país, aquellos grandes empresarios que se apoderan del agua, los bosques y los recursos naturales y enriquecen sus bolsillos a costa de nuestra precariedad.

Por eso, quienes somos parte de VENCER, buscamos construir una juventud revolucionaria y anticapitalista junto a las y los trabajadores, y peleamos por un gobierno de las y los trabajadores, donde sea el pueblo quien decida sobre todos los aspectos de la sociedad según las necesidades de las personas y no por los intereses de un puñado de ricos que viven a costa del sudor de nuestras familias, es decir, en la perspectiva de conquistar una vida que merezca la pena ser vivida, sin clases sociales, sin opresión y sin miseria.






Temas relacionados

Política Chile   /   Universidad de Chile   /   Estudiantes   /   Presos políticos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO