Deportes

DEPORTES

Si lo de Bravo es un sacrificio, lo de Lepe y Moreno es una odisea

La última semana de marzo el fútbol local y sus seguidores fueron testigos de la discusión de Cristóbal Guarello-periodista y comentarista deportivo- hacia el seleccionado Claudio Bravo, quien publicaba los grandes sacrificios que hacen los jugadores de la selección por el amor a la Patria, esto en el contexto de perderse el nacimiento de su hija.

Louis Álamos

Columnista de deportes

Martes 5 de abril de 2016

En Chile existieron jugadores a los que de verdad se les puede recordar por ’sacrificios’ en nombre de los grandes episodios de la lucha de clases en este país como lo fueron Hugo Lepe y Mario Moreno, fundadores del Sindicato de Futbolistas y torturados políticos del Estadio Nacional. ¿Los actuales jugadores de verdad hacen sacrificios?¿Por qué callan ante la crisis política que vive el régimen en Chile?

La semana pasada, revuelo causó entre hinchas del fútbol chileno el enfrentamiento fuera de la cancha entre el periodista deportivo Cristóbal Guarello y el arquero de la selección chilena Claudio Bravo. El primero durante su programa en radio ADN lanzó críticas contra el seleccionado después de que este último publicara la foto de su hija recién nacida con declaraciones como "Para los que critican y hablan sin saber. Estos son los esfuerzos y sacrificios que hacemos por defender la camiseta de un país".

Guarello en su programa le da con todo planteando cuestiones como "Dejemos de chantajear al hincha con esto de ’los pobres muchachos, los sacrificados, los que sufren’, viejo tienen todo. Tienen cosas que Pelé, Maradona y Cruyff soñaban con tener". Esto aludiendo concretamente a los sin números de privilegios que tienen actualmente los jugadores de fútbol profesional en términos de sus condiciones de vida que incluso a varios los han dejado en la impunidad de la ley por ser ídolos del fútbol, recordando también casos como los de Vidal durante la Copa América pasada o la absolución del arquero Jonny Herrera después de haber atropellado a una niña en estado de ebriedad conduciendo su auto, que después mágicamente las pruebas daban a conocer que el jugador no estaba en estado de alcoholización.

Pero me gustaría ir más allá de lo que plantea Guarello en torno al tema de los "sacrificios" y aquí hacer hincapié en aquellos jugadores que de verdad hicieron grandes sacrificios donde a varios casi le cuesta la vida, sobre todo por ser futbolistas que no quedaban por fuera de la realidad política del país, contrapesando incluso las movidas que históricamente han hecho muchos políticos de derecha a izquierda, utilizando el fútbol como ’pan y circo’ para acallar y encubrir las problemáticas que ha vivido la sociedad en el capitalismo.

Viendo el round Guarello versus Bravo, se vinieron dos nombres importantes que quizás los actuales hinchas del fútbol no recuerdan, pero que jugaron un rol importante en el fútbol sin desligarse de los momentos de ascenso de la clase obrera: Hugo Lepe y Mario Moreno.

Fundadores del sindicato de futbolistas y presos políticos

Corría la década del 60’ y la situación en Chile tenían como protagonista todo un auge de la conciencia de la clase trabajadora y con ellos de los sindicatos a nivel nacional. El fútbol profesional en ese entonces tampoco quedó ajeno a este auge de conciencia y es aquí cuando se levanta el primer sindicato de futbolistas de mano de Caupolicán Peña(defensa de Colo Colo), y que durante los años 1962-72 estuvo presidido por dos jugadores importantes y de tendencia de izquierda, Hugo Lepe(ex-jugador Universidad de Chile y Colo Colo) y Mario Moreno(ex-jugador de Colo Colo). Estos dos dirigentes incluso llegaron a enfrentarse con el gobierno de Frei Montalva, cuando durante el año 1968 los futbolistas logran sus demandas-derechos de trabajo- cuando la cámara de diputados quiso imponer una nueva Ley del Deporte.

Llegando los años más convulsivos de la historia de este país, en el contexto de polarización social durante los 70’, ambos seguían ligados al fútbol y al sindicato de futbolistas. Pero fue llegando el golpe de Estado pinochetista el año 73’, ambos pasaron de la cancha y en el caso de Lepe del Ministerio de Obras Públicas, para volver al Estadio Nacional que los vio alguna vez vestir la camiseta de la exitosa selección en el mundial de 1962, pero esta vez no volvían a jugar, si no a ser detenidos y torturados junto al pueblo trabajador por las fuerzas armadas del golpe.

Ambos durante su estadía del terror, tuvieron la suerte que otros no. Y es que gracias a la incidencia de Francisco ’Chamaco’ Valdés-ex-jugador y figura histórica de Colo Colo-pudieron salir de las gradas del Estadio Nacional por petición de dirigentes y jugadores de aquel tiempo, junto a amigos de ’Chamaco’ de la Población Juan Antonio Ríos de Independencia.

Por último, estas eran las líneas necesarias para recordar a aquellos jugadores que no sólo destacaron en lo deportivo por su envergadura futbolística, sino también por ser parte de un momento en que la política se tomaba las calles, aquellos que de verdad hicieron sacrificios e historias.

Es aquí cuando se extrañan aquellas figuras que veían del fútbol una tribuna para apoyar las luchas obreras llevándolas a la cancha, siendo no sólo futbolistas exitosos, es más quisieron hacer del jugador fútbol un trabajador del deporte, el cual no podía desligarse del auge incluso de los sindicatos y la lucha de clases. En la actualidad eso no pasa, la mayoría de los jugadores se desligan de las problemáticas de la sociedad e incluso de los casos de corrupción del mismo fútbol que tuvo como protagonistas a la Asociación de Fútbol Profesional de Chile. Mientras el fútbol se siga viendo como ’Pan y Circo’ en nombre de la llamada Patria para tapar lo que verdaderamente aqueja al pueblo trabajador , más difícil es poder recuperarlo al servicio de la recreación, cultura y tiempo de los trabajadores.






Temas relacionados

Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO