×
×
Red Internacional

Seis meses han transcurrido desde el asesinato de la Weychafe Bau Emilia Milen, hecho cometido por guardias sicarios de Fernando Pugga Matte, administrador del condominio Riñimapu, el día 16 de febrero del presente año.

Sábado 21 de agosto de 2021 | 09:39

El 19 de agosto al medio día, se realizó un acto conmemorativo en el centro de Panguipulli por la memoria de la weychafe Bau Emilia, quien fuera asesinada de un disparo en la cabeza por “guardias”, que actúan como sicarios bajo las órdenes del administrador del condominio Riñimapu, Fernando Pugga Matte.

Bau Emilia, al momento de su muerte tenia 25 años y era integrante del proceso territorial que llevan a cabo las comunidades Mapuche del lof Llazcawe, junto a otras comunidades “como lof llazcawe queremos denunciar que el día 16 de febrero, casi a media noche, fue asesinada por parte de los guardias privados, sicarios del condominio Riñimapu, nuestra lamnien Emilia, a quien otres la conocían como Bau Emilia” declararon.

Los hechos ocurrieron alrededor de la media noche, cuando Bau Emilia cayó de un disparo en la frente cometido por los propios guardias sicarios del condominio, cuando estos estaban expulsando a unas personas que se encontraban acampando en el lugar, quienes ya buscaban ayuda por las amenazas de los guardias armados.

El condominio Riñimapu ya había llamado a la fuerza represora de carabineros para expulsar a los campistas durante la tarde, pero según declaraciones, fueron ellos mismos junto a carabineros y guardias quienes habían autorizado la permanencia en el lugar de los campistas. Es por ello, que pu peñi y lamñien se acercaron para prestarles ayuda y exigirles a los guardias que respetaran lo acordado. Fue en ese momento cuando uno de los guardias disparó en la frente de Bau Emilia. Así fue declarado en un comunicado de pu peñi y pu lamñien del lof Llazcawe.

Hay que considerar que todo esto ocurre en el contexto de invasión oligarca de Eduardo Matte, Nicolás Ibáñez, Gerardo Martens, por la venta indiscriminada de tierras para construir condominios, como lo hicieron los Puga, en la venta de loteos de parcelas, para plantaciones de monocultivo de Eucaliptus, avellano Europeo, entre otors, y el mancillamiento de la Ñuke Mapu, ante lo cual la Weychafe Bau Emilia junto a otros peñi y lamñien se han alzado y han entregado su vida por la reivindicación y la recuperación territorial, declararon en un comunicado pu lamñien y Peñi del lof Llazcawe.

Por otra parte, la madre de Bau Emilia, Denise Obrecht, en el mes de junio solicitó a la fiscalía regional de Los Ríos el cambio del fiscal que lleva el caso, Marcelo Leal Contreras, por constantes errores, como no formalizar al responsable del disparo, por lo que ella pidió una reunión, para ver los errores y pasos a seguir, pero en dos ocasiones esta reunion se le negó. Además, el fiscal no asistió a una de las audiencias de revisión de cautelares y no tuvo la deferencia de comunicarse con la familia de la víctima, como lo establecen las leyes y la actual constitución, que se supone tiene como finalidad no incurrir en mayores afectaciones y proteger a las victimas, además de asegurar un trato digno.

Así es como Bau Emilia, junto a Pablo Marchant o Macarena Valdés, que mañana se cumplen 5 años de su asesinato, pasan a ser parte de una larga lista de pu weychafe asesinados por el Estado Chileno y latifundistas, weychafe que fueron asesinados por cuidar de la ñuke mapu, por reivindicar la autonomía del pueblo Mapuche y la reivindicación territorial.

Asesinatos que quedan en total impunidad frente a la justicia chilena ¿Cuántos pu weychafe mas tendrán que morir para que el pueblo Mapuche pueda lograr el reconocimiento que se merece como una nación autónoma que tiene su cultura, su territorio, idioma y cosmovisión?

Se hace el llamado a todas, todos y todes que empatizan con la causa Mapuche a seguir alzando la voz frente a la opresión del Estado chileno y las poderosas familias de Chile, que manejan las grandes inversiones forestales en el Wallmapu, que solo destruyen el medio ambiente y traen pobreza, a no bajar los brazos y a seguir movilizándose, para llevar justicia al pueblo Mapuche, que lleva siglos luchando por su libertad.

Justicia para Bau Emilia, justicia para Pablo Marchant, justicia para Camilo Catrillanca y todos los pu weychafe asesinados por el Estado de Chile.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias