×
×
Red Internacional

Coronavirus.Rusia alcanza nuevo récord y China confina una ciudad de 4 millones de habitantes

Rusia no puede frenar un récord continuo de muertes por Covid-19 y ya anunció un asueto general a principio de noviembre. China busca evitar que se empañen los preparativos de los juegos olímpicos de invierno con medias coercitivas en varias ciudades.

Martes 26 de octubre | Edición del día

Rusia registró 36.446 nuevos positivos de coronavirus y sumó un nuevo máximo histórico de muertes asociadas con 1.106 en la jornada anterior, reportó el centro operativo nacional para la lucha contra el SARS-CoV-2.

"En las últimas 24 horas en Rusia se han confirmado 36.446 casos de infección por el nuevo coronavirus en las 85 regiones, incluidos 2.907 asintomáticos (8 por ciento)", dice el comunicado.

Esta espiral ascendente de contagios y decesos es atribuida por las autoridades a la baja tasa de vacunación debido a la desconfianza en los fármacos contra la Covid-19.

La guerra internacional por las vacunas y el rechazo de las principales potencias a eliminar las patentes, los negociados de las farmacéuticas, el negacionismo de varios de los gobiernos ante la peligrosidad del Covid y el hecho de que millones hayan tenido que ir a trabajar aún en condiciones inseguras durante toda la pandemia, son todos elementos que calan en un sector importante de la población mundial que rechaza vacunarse.

Frente a este escenario, el Gobierno anunció que pondrá en práctica el pasaporte sanitario, una medida de carácter represivo que no soluciona en ningún caso la aversión a las vacunas provocadas por los mismos gobiernos.

El presidente Vladimir Putin ordenó una semana no laborable a principios de noviembre en toda Rusia para frenar el avance del virus.

China encierra

Las autoridades chinas por su parte impusieron este martes un confinamiento en la ciudad noroccidental de Lanzhou, de 4 millones de habitantes, para contener un pequeño brote de coronavirus asociado a la variante Delta, a 100 días del inicio de los Juegos de Invierno de Beijing.

"Todas los vecindarios residenciales deben permanecer cerrados" y los desplazamientos estrictamente controlados, anunció el municipio luego de que China registrase el martes 29 contagios locales de coronavirus.

Aunque la cifra parece insignificante comparada con las de otros países, en China las autoridades redoblaron la vigilancia en momentos que el país se prepara para los Juegos Olímpicos de Invierno de febrero de 2022, y por eso han puesto y van a poner en práctica todo tipo de métodos coercitivos sobre las poblaciones donde se detectan casos de nuevos contagios.

China impuso estrictos controles fronterizos luego de que el virus fue detectado por primera vez a fines de 2019 y logró reducir el número de contagios a casi cero, permitiendo la recuperación de su economía.

Pero mientras el resto del mundo se abrió y buscó formas de convivir con el virus, China mantuvo una política de tolerancia cero que llevó a imponer confinamientos estrictos en varias ciudades.

Las autoridades de Lanzhou dijeron que "la entrada y salida de residentes" será controlada estrictamente y limitada a compras esenciales o atención médica.

Las nuevas reglas se suman a las órdenes estrictas de confinamiento impuestas a decenas de miles de personas en el norte de China.

El último brote del coronavirus en el país está asociado a la contagiosa variante Delta, con más de 100 casos nuevos registrados en la última semana.

Las autoridades de salud advirtieron que podrían darse más infecciones al aumentar las pruebas en los próximos días para combatir el brote, iniciado con un grupo de turistas locales.

En Beijing, que hoy reportó tres nuevos contagios, el acceso a sitios turísticos fue restringido, el concurrido Templo Lama fue cerrado y los residentes recibieron aviso de no salir de la ciudad a menos que sea necesario.

Varios complejos residenciales de la capital también están bajo confinamiento, y la ciudad aplazó indefinidamente la maratón de Beijijng, programada originalmente para el domingo próximo, en la que se esperaba la participación de 30.000 atletas.

Asimismo, las salas comunitarias de ajedrez y mahjong, un juego de mesa chino, fueron cerradas, al tiempo que se pidió a los pobladores evitar las aglomeraciones.

Entre tanto, se realizan pruebas masivas en 11 provincias y las autoridades suspendieron los grupos turísticos interprovinciales en cinco zonas donde se detectaron casos, incluida Beijing.

Estos rebrotes en China, con predominancia de la variante delta, tienen lugar al mismo momento que la disparada de contagios en Reino Unido (donde Johnson se niega a tomar medidas restrictivas), Rusia y Lituania (donde se dictaminó un cierre total de un mes), entre otros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias