Mundo Obrero Chile

DECLARACIÓN AGRUPACIÓN NUESTRA CLASE

¿Qué quiere esconder el alcalde de Antofagasta, Wilson Díaz? Docentes responden al debate

Durante la semana pasada dirigentas de gremios de la educación realizaron una conferencia de prensa donde denunciaron el agobio laboral que viven en su sector y la presión para las familias en esta vuelta a clases. Tras esta acción tuvieron una reunión con el alcalde y representantes de la CMDS, donde la máxima autoridad municipal "exaltado volvió a mostrar su intransigencia, sin dejar prácticamente hablar a las dirigentes mujeres, subiendo el tono de voz con una actitud prepotente". ¿Cuál es el debate que se busca acallar?

Viernes 12 de marzo

Un profundo debate se abrió la semana pasada en la comuna de Antofagasta y tiene como protagonistas a las y los trabajadores de la educación y a las autoridades de la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), principalmente al alcalde Wilson Díaz, quien se postula a la reelección. Esto tras una denuncia que realizaron dirigentas de gremios de la educación, donde señalan que se han incumplido acuerdos básicos que se acordaron el año pasado y que se relacionan con las condiciones laborales de las y los trabajadores.

Es así como durante la semana pasada dirigentas de gremios de la educación realizaron una conferencia de prensa donde denunciaron el agobio laboral que viven en su sector y la presión para las familias en esta vuelta a clases, en particular para aquellas que tienen dificultades de conectividad. En la instancia estuvieron presente Patricia Romo, Ivette Gareca y María Ojeda.

Tras esta acción las dirigentas tuvieron una reunión con el alcalde y representantes de la CMDS, donde la máxima autoridad municipal "exaltado volvió a mostrar su intransigencia, sin dejar prácticamente hablar a las dirigentes mujeres, subiendo el tono de voz con una actitud prepotente", según denuncian desde la agrupación de docentes y trabajadoras/es de la educación, Nuestra Clase. ¿Cuál es el debate que se busca acallar?

A continuación dejamos la declaración de la agrupación Nuestra Clase- donde es integrante Patricia Romo-, con el objetivo de profundizar sobre cuáles son las problemáticas que afectan a este gremio y cuál es el debate de fondo que evade Wilson Díaz y las autoridades de la CMDS:

DECLARACIÓN EN APOYO A LAS Y LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN DE ANTOFAGASTA

Frente a los hechos ocurridos el pasado viernes 5 de marzo en la conferencia de prensa convocada fuera de la Municipalidad de Antofagasta, por dirigentes de gremios docentes, donde asistió Patricia Romo y María Ojeda, dirigentas del Colegio de Profesores, e Ivette Gareca, quienes encabezaron acuerdos sobre el teletrabajo el 2020.

En la conferencia se dio a conocer el balance de la primera semana de clases y la conmemoración al Día Internacional de la Mujer, donde se denunció el incumplimiento de los acuerdos básicos logrados el año pasado, lo que se traduce en agobio laboral tanto para las y los trabajadores de la educación, presión para las familias, en particular para aquellas que tienen dificultades de conectividad, cuestión que genera una enorme desigualdad que afecta a familias trabajadoras y pobres.

Ese mismo día, el alcalde Wilson Díaz las llamó a subir a reunión, donde exaltado volvió a mostrar su intransigencia, sin dejar prácticamente hablar a las dirigentes mujeres, subiendo el tono de voz con una actitud prepotente. Esto ha generado revuelo, ya que la profesora Patricia Romo, denunció la situación a través de redes sociales, destacando el esfuerzo de las y los profesores por sostener un sistema educativo en plena crisis sanitaria “con sus propios recursos”. Haciéndole frente a un Ministro que solamente quiere la vuelta a clases presenciales que ha significado más de 40 establecimientos con contagios en la primera semana de clases.

El alcalde luego de la denuncia emitió una declaración señalando que “no hubo maltrato”, que “la reunión se siguió llevando con normalidad” y llamó a no levantar “falsas informaciones” en periodo de elecciones. Sin embargo, su relato es refutado por una de las dirigentes que se mantuvo en la reunión, señalando que también colapsó en la reunión. Este actuar evidencia que la única operación política es la prepotencia de Wilson Díaz con representantes de trabajadoras/es de la educación, situación que retrata que las altas autoridades no tienen empatía alguna con la situación laboral de una actividad realizada principalmente por mujeres, además de ignorar las necesidades de las familias que no cuentan con conectividad estable.

Al día de hoy los acuerdos siguen sin cumplirse. Las docentes exigían asegurar la alternancia entre clases online y corrección de guías (50:50), asegurar apoyo para la conectividad de las y los estudiantes, el pago del bono de conectividad, además de comprometer condiciones sanitarias básicas antes de la vuelta a las clases presenciales. Sin embargo, las prioridades del alcalde no son precisamente la educación pública, ya que en vez de solucionar y avanzar en las demandas de los trabajadores, continúa la lógica de ignorar a quienes estuvieron a cargo del funcionamiento y desarrollo de clases remotas para otorgar una conexión con las y los estudiantes y sus familias, al igual que lo hace el ministro de Educación, Raúl Figueroa. Los docentes sabemos que el sistema de tener a los niños y adolescentes frente al computador como una jornada presencial normal genera desgaste no aprendizaje.

Todo esto sin olvidar que el año pasado las y los trabajadores fueron afectados con descuentos salariales que no se pagaron, dejando cientos de profesores morosos, incluso con instituciones de salud afectando tratamientos médicos.

El alcalde cierra su declaración llamando a quienes actuaron de forma “miserable” a “dar la cara y a establecer un debate sobre el futuro de Antofagasta”. La autoridad debería comenzar por no hacer esperar más a miles de trabajadoras/es de la educación municipal que están muy atentos a la respuesta de la alcaldía y de CMDS sobre los recursos para conectividad y el cumplimiento de los acuerdos pedagógicos y laborales del 2020, y sobre la misma la educación pública. Las prioridades del alcalde son más bien las fuerzas represivas con más contingentes de carabineros, no es la educación. Ya los dirigentes han informado que en las reuniones CMDS no va a respetar acuerdos de teletrabajo.

Es necesario que todas y todos los dirigentes del Colegio de Profesores defiendan las demandas mínimas para realizar las clases virtuales, que se respete el 50:50 y terminar con el agobio laboral docente, que se acentúa en esta crisis sanitaria. Es fundamental que todo el gremio de la educación, en particular del comunal del Colegio de Profesores, defienda los acuerdos y repudie la prepotencia del alcalde. Que se establezca la coordinación entre los sectores en lucha, como las tías de Integra que las obligaron a volver a clases sin siquiera ser vacunadas, las y los trabajadores del Colegio Rendic, uno de los principales holding de educación privada de la región para levantar un pliego único de demandas del sector educativo frente a la crisis sanitaria y las condiciones laborales.

Agrupación de Trabajadores de la Educación "Nuestra Clase"






Temas relacionados

Patricia Romo   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Profesores   /   Antofagasta   /   Colegio de Profesores de Chile   /   Precarización laboral   /   Docentes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO