Política Chile

OPINIÓN

¿Qué pasa con Cariola y Vallejo?

Hace unos días salió por las redes sociales de Camila Vallejo y Karol Cariola un video en el cual responsabilizan al Senado del estancamiento de los proyectos de ley que han presentado como parlamentarias de la bancada del PC. Entre ellos se encuentra: La reducción de la jornada laboral de 40 horas, el impuesto a los super ricos, el royalty minero, vivienda inembargable etc.donde terminan preguntándose ¿Qué pasa con el senado?

Lunes 5 de julio | 10:04

Sin duda es una pregunta que daría para mucho, podríamos explicar que como institución, está pensada como cortafuego para el freno del avance de demandas populares, que posee una mayoría de los partidos defensores y administradores de la herencia de la dictadura, etc. Cuestión que las diputadas saben. Por eso podríamos devolver la pregunta y decir ¿qué pasa con el partido comunista? que alimenta la falsa ilusión en que de una cueva de “Dinosaurios” de la política, pueda salir algo beneficioso a los intereses obreros y populares, ¿qué pasa con el partido comunista? que viendo esto limites estructurales de la “democracia neoliberal”, se limita a seguir los conductos regulares del modelo parlamentario creado por Jaime Guzmán, y no usa sus tribunas parlamentarias, sindicales, estudiantiles y territoriales para articular una gran fuerza social que se plantee la conquistas de estas demandas mediante la lucha en las calles y el paro nacional, única fuerza real que puede poner entre las cuerdas e incluso superar las trabas del antidemocrático parlamento chileno, sobre todo el senado. Cuestión que la historia se ha encargado de demostrar que no es la estrategia del PC, ya que de comunistas con suerte les queda el nombre.

Aunque nos parecen insuficientes sus propuestas, estamos a favor de la reducción de la jornada laboral, estamos a favor de afectar las ganancias capitalistas, estamos a favor de proyectos contra la violencia machista etc. Sin embargo no podemos estar más que en desacuerdo de la posición leguleya de las parlamentarias del PC, con la cual no hacen más que forjar una conciencia gradualista y de subordinación a los poderes constituidos por la Pinochet y sus secuaces civiles y militares.

Las rebeliones protagonizadas por trabajadores, mujeres y juventud en los más variados y lejanos rincones del mundo nos volvieron a mostrar que sin lucha y unidad de las trabajadoras, trabajadores y el pueblo, con independencia de los intereses empresariales y conservadores, no podemos enfrentar de igual a igual a las clases dominantes y no podremos conseguir nuestras demandas.

El pueblo trabajador no puede esperar más para mejorar sus condiciones de vida, ya demasiado tenemos con un presidente indolente y criminal como Piñera, a quien el PC como fuerza política colaboró a mantener en el poder y en la impunidad, oponiéndose a que la demanda popular por “fuera piñera” se mantuviera en el pliego de peticiones de la mesa de “unidad social”. Con una ley de suspensiones que votaron y dejaron pasar sin ningún tipo de respuesta, con una crisis sanitaria manejada para salvaguardar los intereses y el bolsillo de los grandes capitales nacionales y extranjeros, con cientos de muertos y miles de contagios diarios hace más de 1 año.

Te podría interesar: Natalia Sánchez, concejala: "Las madres enfrentan a un régimen que encarcela a los jóvenes por luchar"

Además pareciera que no se enteraron que en Chile vivimos una rebelión que, dentro de otras cosas, demostró que no es necesario subordinarse ni a los tiempos ni a la burocracia del parlamento para empujar la conquista de nuestras demandas, si no todo lo contrario, ya que con la fuerza de los trabajadores unida a las mujeres, juventud, territorios y pueblos oprimidos como el Mapuche podemos ir por todo. Ese argumento de que no se logran las cosas por no tener los votos necesarios, en el fondo es pura pasividad y adaptación al régimen político. Si no tienen los votos entonces convoquen a movilizar, planteen una propuesta que contenga el fin del senado, el voto desde los 14 años y el fin de la figura presidencial monárquica de la constitución del 80. Tienen las tribunas para hacerlo, tanto parlamentarias, como estudiantiles, sindicales y ahora convencionales. Sin embargo, como históricamente lo ha hecho el PC, prefiere mantenerse bailando al ritmo de la burguesía antes de que ésta prefiera echarlos de la “fiesta de la democracia”.

Por eso decimos que hace falta un Partido revolucionario del pueblo trabajador para que justamente antes estas trabas políticas y burocráticas del Estado capitalista, logre plantear un camino alternativo, un camino que ponga al centro a la clase trabajadora como sujeto de las transformaciones
, un camino que llame al pueblo a confiar en sus propias fuerzas y no en la buena voluntad de esa cueva de ladrones llamada Senado de Chile. Ya no podemos esperar más, los temas que planteas las diputadas del PC son importantes, sin embargo prefieren pedirles peras al olmo en vez de llamar a luchar por conseguirlos.

Desde el PTR creemos que es urgente reducir la jornada laboral y repartir las horas de trabajo entre los desocupados, un plan de emergencia contra la violencia machista, conquistar el derecho a la vivienda digna y afectar las ganancias de los capitalistas para conseguirlo, sin embargo planteamos otro camino, el camino de usar las tribunas parlamentarias como promotoras de la lucha extraparlamentaria, el camino de la autoorganización, el camino de retomar la perspectiva de la rebelión y la huelga general para echar abajo al régimen pinochetista, cuestión que es condición para avanzar a la conquista íntegra de todas nuestras demandas.






Temas relacionados

Royalty   /   Impuesto a las grandes fortunas   /   Proyecto 40 horas   /   Camila Vallejo   /   Diputada Karol Cariola   /   Partido Comunista de Chile    /   Emergencia contra la violencia hacia las mujeres   /   Política Chile   /   PC Chile   /   Senadores   /   Senado

Comentarios

DEJAR COMENTARIO