Política Chile

EDUCACIÓN

Proyecto Aula Segura: Vía chilena al bolsonarismo

¿Qué hay detrás del polémico proyecto “todos al aula”? Una medida populista que criminaliza al movimiento estudiantil y da mayores atribuciones a los directores designados para instalar un clima que favorezca a la agenda económica empresarial del presidente Sebastián Piñera. Una fórmula que alienta soluciones autoritarias y de fuerza, muy a tono con el fenómeno reaccionario de Bolsonaro.

Gabriel Muñoz

Licenciado en Historia

Viernes 19 de octubre de 2018

El Proyecto:

“Perseguir con toda la fuerza de la ley a aquellos delincuentes y violentistas que, disfrazados de estudiantes, sin respetar a nada ni a nadie, pretenden causar un clima de terror al interior de nuestros establecimientos educacionales”. Éstas fueron las palabras de la nueva Ministra de Educación Marcela Cubillos, el 20 de septiembre, cuando hizo público el contenido del proyecto “Aula Segura”.

Pretenden dar mayores facultades a los directores de establecimientos educacionales para expulsar y cancelar matrícula a estudiantes que se vean envueltos en hechos de violencia y daños a la comunidad o su infraestructura.

Es un proyecto populista. ¿Por qué? Pues establece que para conseguir una “Educación de calidad” se debe expulsar y reprimir a los estudiantes que se movilicen o enfrenten a Carabineros. Un proyecto contra el movimiento estudiantil y sus sectores más combativos. El proyecto no fortalece en nada la educación pública y aumenta el autoritarismo de directores, que son designados por los Alcaldes y cuya comunidad no escogen ni mandatan. Como en dictadura militar, los cargos designados en educación pública podrían gozar de atribuciones absolutas.

Medidas que alientan el autoritarismo:

Al respecto conversamos con dos dirigentas docentes del Colegio de Profesores. María Isabel Martínez, dirigente comunal de Lo Espejo, comentó: “Este proyecto es una demagogia autoritaria. Por un lado dice querer mejorar la educación pero en realidad es sólo una salida criminalizante y autoritaria, pues, ningún docente cree que la educación pública precarizada mejora con mayores atribuciones a los directores y expulsiones a estudiantes movilizados” . También aclara: “Este proyecto no está destinado solamente a expulsar a los estudiantes de overol, sino a cualquier movimiento que vaya contra los alcaldes, el Ministerio o los directores locales, pues, las causales de expulsiones serán interpretadas en todo momento por los directores. Si los estudiantes deciden una toma, ésta podrá sufrir represalias con expulsiones arbitrarias, marginando a estudiantes de su derecho a la educación”.

El avance de las salidas autoritarias: el espíritu de Bolsonaro recorre América Latina. Si de medidas autoritarias se trata, en Brasil, existe un candidato presidencial experto en la materia. Se trata del derechista homofóbico y racista Jair Bolsonaro (del Partido Liberal de Brasil). Quién en medio de una elecciones restringidas por el Poder Judicial y la operación Lava Jato que realizó un golpe que destituyó a Dilma Rousseff, escaló en las encuestas en una campaña declarada de la prensa (O Globo) y los principales empresarios de Brasil a su favor (de la banca, el pretroleo y la industria).

Según la profesora Patria Romo, presidenta del comunal Antofagasta del Colegio de Profesores: “Aula segura es la vía chilena al bolsonarismo. Piñera, alienta a los sectores contrarios al movimiento estudiantil y sus mecanismos de movilización para instalar un clima favorable que permita instalar sus reformas a favor de los empresarios y contra los trabajadores, como lo serán la reforma tributaria y la reforma laboral”. “A Piñera lo están apoyando las grandes cadenas de prensa, que día a día muestran vídeos con la intención de generar un ambiente contra el movimiento estudiantil, sacando imágenes de contexto, agrandando hechos de violencia, instalando la desconfianza entre apoderados y estudiantes, entre docentes y estudiantes. Un clima así favorece a la opinión derechista de tipo dictadura militar”.

Si bien el gobierno de Piñera no es exactamente lo mismo que el fenómeno Bolsonaro, sí comparten una agenda económica similar basada en el libre mercado y las garantías estatales para los grandes negocios nacionales y extranjeros.

También acercan posturas cuando en Chile, el fenómeno Aula Segura, alienta a sectores de ultra derecha a rayar consignas con amenazas de muerte contra estudiantes a las afueras de establecimientos de la comuna de Santiago, justamente donde el alcalde derechista Felipe Alessandri, es el abanderado número uno del autoritario proyecto. ¿Será Aula Segura un punto de apoyo para un giro autoritario o bien lo será para candidatos de ultra derecha tipo José Antonio Kast?

Por un gran paro docente por la educación pública y contra Aula Segura

Ante esto las docentes del grupo Nuestra Clase, María Isabel y Patricia hacen el siguiente llamado: “Las y los profesores sabemos que Piñera no mejorará la educación y que este proyecto represivo y autoritario lo demuestra. Debemos detener esta avanzada derechista en educación y ganar la opinión pública a favor de acabar con el mercado educacional y devolver las escuelas al Estado con financiamiento integral. La presidencia del Colegio de Profesores en manos del Partido Humanista, prometió un paro indefinido. ¿Qué estamos esperando para convocarlo y extenderlo en cada establecimiento y comuna? Ahora más que nunca se necesita golpear la mesa y con la fuerza de todas y todos rechazar el proyecto Aula Segura y conquistar nuestras demandas laborales, pues, sólo así podremos mejorar la calidad educacional.






Temas relacionados

Aula Segura   /   Patricia Romo   /   Jair Bolsonaro   /   Debate Educacional   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Profesores   /   Colegio de Profesores de Chile   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO