×
×
Red Internacional

El pasado lunes 4 de abril, estudiantes del liceo de Quintero y del colegio inglés se movilizaron en contra de la contaminación industrial, nuevamente las comunidades se resisten a la negligencia empresarial.

Francesca ArancibiaEstudiante de Historia y Geografía, UPLA

Viernes 8 de abril | 02:48

Esta movilización se produce a raíz de una nueva nube tóxica generada por Codelco y las termoeléctricas de la zona, provocando la suspensión de clases de educación física por alerta ambiental.

Esto se suma al historial de hitos de contaminación por nube tóxica, derrames de petróleo y metales en la bahía y la presencia de metales pesados en los suelos. Provocando en reiteradas ocasiones la intoxicación masiva de estudiantes y de las comunidades, despertando una y otra ves la movilización, principalmente de jóvenes, en Quintero-Puchuncaví.

Una tradición de luchas ambientales y de clases en la bahía

Quintero es una de las zonas de sacrificio más emblemáticas de nuestro país, reconocida por amplios sectores de la población y protagonista directo en uno de los debates más importantes del siglo 21, la crisis ambiental.

Con un complejo industrial enorme, Quintero-Puchuncaví es una bahía portuaria, que cuenta con alrededor de 15 empresas de importancia estratégica en la economía. Abarca áreas como descarga y almacenamiento de combustibles sólidos, líquidos y gaseosos, generación termoeléctrica, producción de cemento, embarque y acopio de concentrado de cobre y graneles industriales, fundición y refinería de cobre, descarga y almacenamiento de químicos industriales, entre otros.

Esto ha llevado a que la bahía de Quintero se convierta en una zona de sacrificio, en un desarrollo que lleva ya más de medio siglo. Es por eso que en el 2015 fue declarada como área saturada en material particulado, obligando al desarrollo de un plan de descontaminación que no fue puesto en práctica hasta el 2019. A este plan no se le dio énfasis hasta el año 2018 cuando hubo una gran intoxicación en la zona, que provocó masivas movilizaciones en la comuna y puso en la palestra que Quintero era una zona de sacrificio, en donde un puñado de empresarios saquea la zona y la comunidad se ve afectada por la contaminación.

Incluso en 2012 se organizaron las comunidades en contra de la contaminación industrial y el plan regulador metropolitano de Valparaíso, que en ese momento significaba un aumento de la presencia empresarial y por ende de fuentes de contaminación y desigualdades. Agravándose por las ya frecuentes intoxicaciones y estudios de impacto ambiental que evidenciaban la crítica situación ambiental de la zona a ese año.

Y así, nuevamente la comunidad se hace sujeto de sus luchas ambientales, demostrando la fuerza de la clase trabajadora organizada, esta vez y como otras, desde el movimiento estudiantil.

Una salida a la crisis ambiental desde los trabajadores y la comunidad

Hace unos días los estudiantes de Quintero salieron a las calles a denunciar y decir basta de contaminación en la zona. Y hace un par de meses fueron los pescadores artesanales de Quintero junto a los amarradores y estibadores quienes se unieron y se movilizaron contra el derrame de 200 litros de petróleo en la bahía de Quintero y la intransigencia de ENAP. Lo cual marcó un hito, un punto de apoyo que favorece la lucha de Quintero, ya que fueron los mismos trabajadores de la zona quienes buscaron resolver la problemática medio ambiental.

Son estas experiencias de lucha y organización las que deben pensarse para poner en pie una salida a la crisis medioambiental de la zona. En donde podamos seguir el ejemplo de unidad de la lucha de los pescadores junto al sindicato de estibadores, y ya no sea solo la unidad entre trabajadores sino que también se unan los estudiantes y la comunidad de Quintero. Para que sean estos sectores en conjunto los que pelen por una salida de fondo.

Por eso la salida a la crisis ambiental que cada vez se recrudece más en la comuna, debe ser desde una perspectiva de los trabajadores y las comunidades y no del empresariado. Por eso se hace necesario que se ponga en pie un plan de emergencia medio ambiental el cual parta por pelear por la nacionalización bajo control obrero de las empresas de producción y distribución de energía en Quintero-Ventana y junto con ello que se conviertan las empresas para que no se contamine más la zona.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias