Internacional

INTERNACIONAL

Primer acuerdo EE.UU- China ¿Qué efectos tendrá para Chile?

Diversos analizas ya comienzan a elevar sus banderas blancas anunciando el cese de la llamada “Guerra Comercial” entre EE.UU y China, afirmando que traería mejorías para la economía chilena. Sin embargo ¿se traducirá esto en el bolsillo de la población que vive en Chile?

Felix Melita

Estudiante de Psicología Universidad de Antofagasta

Sábado 18 de enero

“Con el solo anuncio hubo un impacto positivo (…) el cobre subió, eso es un beneficio directo para Chile, y hemos visto que en diciembre tuvimos por primera vez en muchos meses un crecimiento interanual de nuestras exportaciones”. Con estas palabras anunciaba el humo blanco para Chile Rodrigo Yáñez, subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales.

Es en este sentido que el departamento de Información Comercial afirma que: “Se espera que, gracias a la reactivación de la manufactura en China, nuestras exportaciones a este país recuperen y superen los niveles de comercio previos a la Guerra Comercial”.

Y es que la firma del pacto de fase 1 entre Donald Trump y Xi Jinping contempla acuerdos alusivos a la propiedad intelectual, estándares para la devaluación de divisas, entre otros. Es en estos términos que el país asiático aceptó importar productos estadounidenses por 200.000 millones de dólares en dos años, de los cuales 78 mil millones serían en aeronaves, maquinaria y acero, mientras que 52 mil millones serán destinados a productos del sector energético. La Casa Blanca aumentará su producción agrícola, con compras por parte de China de entre 40 mil y 50 mil millones de dólares en agroindustria. Es decir, un anuncio que llega en un momento para EE.UU en donde lo que más requiere son aliados frente a sus ataques en medio-oriente.

Te puede interesar: El ataque de Trump a Irán: ¿por qué ahora?

Pero ¿por qué razón los analistas chilenos celebran tanto el acuerdo? Desde ya se trata de un pacto entre los dos principales aliados comerciales de Chile, en donde, según afirman diversos analistas, una vez anunciado el acuerdo, la cotización del cobre cerró en un US$2,83 la libra, cifra que estaría por sobre el US$2,70 que anunció el Banco Central para el 2020.

En este sentido, las importaciones que ha realizado China crecieron en un 9,1% el mes anterior, alcanzando un nivel que no se veía desde marzo del 2016. Por lo que los mercados chinos estarían más abiertos a importar cobre desde Chile, el cual es uno de los principales exportadores de cobre a nivel mundial.

¿Cómo esto impacta al bolsillo de las familias del pueblo trabajador y pobre que viven en Chile? Desde ya para este año los empresarios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) esperan 40.000 despidos para este año, mientras que los despidos por necesidades de la empresa ya superan los 176 mil desde inicio de la rebelión chile, despidos los cuales son en su mayor medida arbitrarios y por persecución política, a lo que se suman también los más de 20 despidos que ha realizado Farmacias Ahumada en diciembre.

Desde ya los datos reflejan una situación que ha sido ampliamente cuestionada por la población: el abuso de los poderosos para mantenerse a flote a costa del trabajo de familias enteras. Ahora, el aumento en el precio del cobre ¿mejorará cualitativamente la vida de la población? Los anuncios de diversos analistas parecieran que se encuentran atascados en una fecha anterior a la del 18 de octubre del 2019, ya que siguen defendiendo la idea del “chorreo”, en donde si los más ricos son aún más ricos, parte de esas ganancias llegarían a los bolsillos de las familias trabajadoras del país. Nada más que una ilusión.

Un ejemplo gráfico de esto es Antofagasta, la capital minera del país, y que cuenta con el 51% de la extracción de minerales a nivel nacional, mientras sus calles y campamentos en abunda el subcontrato, la cantidad de viviendas vacías que no se pueden ocupar por los altísimos precios que no alcanzan para el sueldo de las familias, reflejan la profunda y arraigada desigualdad bajo la cual se ha cimentado esta cifra. Es decir, que pese a que los recursos estén en dichos suelos, los millones se los llevan a cielo abierto las trasnacionales.

Si los analistas y empresarios celebran este pacto, es porque comerán también de las migajas que caigan al suelo de la mesa que comparten EE.UU y China, sin embargo, para el pueblo trabajador y pobre aún queda mucho por conquistar.






Temas relacionados

Donald Trump   /   Acuerdos comerciales   /   Dólares   /   Cobre   /   China   /   Dólar   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO