×
×
Red Internacional

Esto hace cuestionar ¿cómo conquistar las legítimas e históricas demandas de las mujeres y los cuerpos gestantes?. Y la verdad es que no va a ser con plena confianza en el Gobierno y las cámaras de diputados y senadores - mayoritariamente de derecha - sino organizadas y en las calles, como todas las conquistas que ha conquistado el movimiento de mujeres y las disidencias sexuales.

Martes 4 de octubre | 06:54

Este lunes se abrió la semana con una nueva polémica por parte del gobierno “de las dos almas”, Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático. Esto luego de que la ministra Antonia Orellana (Convergencia Social) anunciara desde la cartera que preside, el Ministerio la Mujer y Equidad de Género, que el Gobierno está trabajando en un proyecto de “aborto seguro sin causales”.

Aparentemente lo que buscaba el Gobierno de Boric, era responder a los dichos del misógino Cristóbal Urruticoechea diputado por el Partido Republicano, quien en el marco de la presentación de un proyecto por mayor penalización y persecución a las mujeres que aborten, dijo que el aborto no “desviolaba” a quienes han vivido violencia sexual y deciden no llevar adelante un embarazo.

Te puede interesar: Nuevo ataque a derechos reproductivos: bancada republicana busca derogar el aborto en 3 causales

Cuestión aberrante, puesto que si entrara en vigencia, terminaría por completo echando abajo la mínima ley de aborto en tres causales, por medio de la cual 20 niñas menores de 14 años han abortado bajo la cauasl de violación desde 2017. En el caso de esas menores les impondría sentencias de hasta 10 años de cárcel, persiguiendo a quienes buscan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos.

Aún así, ante una ofensiva de la derecha con mayoría parlamentaria y fortalecida después del triunfo del rechazo, el Gobierno del Frente Amplio, el Partido Comunista y la ex Concertación, ha decidido moderarse una vez más. La derecha sigue marcando pauta, ejemplo es la reacción que generó en el oficialismo los dichos de María José Gatica (RN), quien se refirió sobre la propuesta de Gobierno en su twitter como una pérdida de tiempo.

La ministra Orellana salió a responder, pese a recalcar que la propuesta de Gobierno sobre el Aborto Libre es parte importante de su programa, que «esto no se iba a ingresar este año y que iba a abrir responsablemente un diálogo».

Pero, “lo esencial es invisible a los ojos”, aunque si es que se presta atención a las palabras de la ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo (PC), respaldando a Orellana diciendo que “«aquí se ha tratado de instalar una falsa polémica. Esto no es que el proyecto se va a ingresar ahora, se abre un espacio de discusión, un espacio de conversación sobre un un compromiso programático»”.

Es decir ponen paños fríos para no molestar a la derecha y retroceden incluso en su propio programa, pateando hacia el futuro una sentida demanda a nivel internacional y que de forma histórica el movimiento de mujeres ha levantado como bandera de lucha.

Boric y su Gobierno, han dado la espalda a su base social - las semanas pasadas dando la espalda a las organizaciones socioambientales con su respaldo al TPP11 - esta vez contra las organizaciones feministas que incluso levantaron iniciativas populares de norma durante el proceso constituyente.

Esto hace cuestionar ¿cómo conquistar las legítimas e históricas demandas de las mujeres y los cuerpos gestantes?. Y la verdad es que no va a ser con plena confianza en el Gobierno y las cámaras de diputados y senadores - mayoritariamente de derecha - sino organizadas y en las calles, como todas las conquistas que ha conquistado el movimiento de mujeres y las disidencias sexuales.

Sin ir más lejos, en Argentina, la conquista del derecho a decidir fue conquistado con la marea verde y sin ninguna confianza en “los dinosaurios” que estaban en el parlamento. Sabiendo que incluso esas ganadas no son conquistas en este sistema capitalista de miserias, donde nuestros derechos pueden irse por el desagüe al gusto de parlamentarios, jueces y gobiernos, como en EE.UU. con la derogación del fallo de Roe versus Wade.

Te puede interesar: Aborto legal. ¿Por qué el aborto nunca fue ley en Estados Unidos y la Corte lo criminalizó

Puesto que conquistar el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito, garantizado como cualquier otro problema de salud pública, implica enfrentar a ricos y poderosos. La libertad sobre nuestro cuerpo es una lucha histórica contra la moral, la religión y la derecha que se oponen a las libertades individuales de las mujeres, para decidir sobre su cuerpo. No podemos permitir ni el encarcelamiento ni la muerte por un aborto clandestino. Exigimos que se nos otorguen las condiciones materiales y seguras para ejercer este derecho, sin la lupa de la objeción y el cuestionamiento social.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias