×
×
Red Internacional

Política. Partido Comunista aprueba la militarización de provincias del norte

Este miércoles 16 de marzo se votó en la Cámara de Diputados la prórroga del estado de excepción constitucional en las provincias de Arica y Parinacota, de Tamarugal y en la provincia de El Loa. Se trató de la primera propuesta de votación formulada por el nuevo presidente Gabriel Boric a la Cámara de Diputados. Aunque las y los diputados comunistas pusieron objeciones, terminaron votando a favor junto con la derecha, la ex Concertación y el Frente Amplio.

Viernes 18 de marzo | 01:45

Este miércoles 16 de marzo se votó en la Cámara de Diputados la prórroga del estado de excepción constitucional en las provincias de Arica y Parinacota, de Tamarugal y en la provincia de El Loa. Se trató de la primera propuesta de votación formulada por el nuevo presidente Gabriel Boric a la Cámara de Diputados.

La prórroga de la militarización del norte fue aprobada por 142 votos a favor y sólo 3 votos en contra. Pero no por eso estuvo exenta de polémica. El Partido Comunista formuló críticas. El diputado Matías Ramírez planteó que “hay una situación que nos marca, no solo en cuanto a los principios, respecto a la validez de los estados de excepción amparados en una Constitución deslegitimada. Acá tenemos compañeras que han sufrido el flagelo de la dictadura cívico-militar y que se les pone en una situación imposible. Esto nos tiene que llamar a la reflexión, porque estas comunicaciones son necesarias para que esto no vuelva a ocurrir. Nadie quiere reabrir las heridas del pasado en la primera votación que tengamos en este hemiciclo. Hubiésemos esperado otra forma”.

Pero de todas formas el Partido Comunista decidió votar a favor en esta votación. Como gesto simbólico, sólo las diputadas comunistas Lorena Pizarro y María Candelaria Acevedo votaron en contra. Desde la bancada “advirtieron” que la próxima vez no votarían a favor, lo que es una verdadera confesión que en esta pasada se subordinaron al consenso que abarca a la ultraderecha, la derecha, la ex Concertación y el Frente Amplio.

La polémica medida fue instaurada por Sebastián Piñera en respuesta a la crisis migratoria en el norte del país. Se intenta dar una salida de fuerza a un problema que es humanitario y social. La crisis es una realidad y afecta tanto a migrantes como a chilenos. Las razones son variadas, pero varias de ellas estructurales.

No olvidemos que Venezuela es el país del mundo que más población ha perdido en los últimos cinco años, incluso más que Siria, que está sumergido en una guerra civil. Hasta más de 5,6 millones de venezolanos han emigrado en los últimos años.

La salida represiva y la militarización no son una solución. ¿O acaso podemos esperar que un ejército que tiene a varios de sus generales procesados por corrupción y tiene las manos manchadas de sangre con pueblo chileno en la rebelión popular va a poder arreglar una crisis que es estructural?

Por el contrario, se necesitan medidas urgentes, partiendo por un Plan de Acogida Internacional, porque la crisis no es solo en el país sino en Latinoamérica y diversos países del mundo, que mejore las condiciones tanto de quienes migran como de las ciudades que acogen inmigrantes cuál sea su origen. Para detener las miserias a las que se ven arrojados por empresarios nacionales y de otros países: expuestos a redes de trata, comercio sexual, de órganos, trabajos forzados entre otros peligros, son presas de la represión de las fuerzas armadas.

Te puede interesar: Editorial Antofagasta. Acuerdo represivo y criminalizador frente a muerte de trabajador




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias