×
×
Red Internacional

Nuevamente la Parada Militar se realizó este fin de semana, ahora con el hipócrita homenaje a los y las trabajadores de la salud. Intentan hacerlos ver como una "autoridad protectora", cuando son asesinos los asesinos de su propio pueblo. Por otro lado, toda la prensa burguesa y los canales nacionales se cuadran para cubrir un evento que genera más de doscientos millones de pesos en gastos para el estado.

Lunes 20 de septiembre | 03:23

"La mayor expresión de libertad es la obediencia", " el compromiso por cumplir con su patria", estas y otras tantas absurdas consignas que tiene arraigada cada servidor de la mano armada del Estado capitalista y los empresarios, junto con rendir culto incondicional al mayor de los genocidas, Augusto Pinochet; Dispuestos también a enfrentar con las armas a su propio pueblo, impulso que aumenta aún más con la consigna del nacionalismo y la férrea defensa de los más grandes millonarios de este país.

El 19 de septiembre, se celebran las glorias del Ejército de Chile, una fecha que fue dispuesta por Ramón Barros Luco mediante un decreto supremo del año 1915, declarándose feriado nacional.

El show del Ejército se ha mantenido excepto en solo dos oportunidades, en 1973 y en el año 2020 por crisis sanitaria, pero nuevamente este domingo 19, según el gobierno porque los indicadores sanitarios están mucho mejores y casi todo Chile está en fase 4, les permitiría salir a mostrar sus armamento de “última generación” y un centenar de oficiales, y soldaditos preparados para disparar y defender a “la patria". Este costoso intento de blanquear la institución, no es otra cosa más que la soberbia del criminal gobierno de Sebastián Piñera, de amedrentar al ciudadano común, a las y los trabajadores, a las mujeres y a la juventud.

Este amedrentamiento, también tiene la intención de pretender que no volvamos a levantarnos en rebelión. Los grandes medios, la prensa burguesa, lleva meses actuando a favor de las instituciones represivas, y ocultando las realidades de quienes hoy se encuentran presos, de las violaciones a los ddhh, etc. intentando de forma descarada esconder el rol que jugaron las fuerzas armadas cuando el pueblo salió a las calles a cuestionar y mostrar su rabia contra este sistema de desigualdad y miseria perpetrado en dictadura, y que prevalece hasta hoy.

A casi 2 años de la rebelión de octubre, la cual puso en jaque a este gobierno y al Chile de los 30 años, recordamos dolorosamente a tantos jóvenes que pagaron un alto costo por que muchos abriéramos los ojos y saliéramos del letargo, tal es el caso del Joven Manuel Rebolledo, joven manifestante de Talcahuano, quien fuera arrollado intencionalmente por una patrulla de la Armada el 21 de octubre de 2019, mientras la prensa y el gobierno asesino de Sebastián Piñera, negaron hasta el último minuto, la intencionalidad del hecho, además de justificar y aplaudir el accionar de los efectivos, culpando al manifestante de causar serios desmanes y saqueos. Solo eso les basta a la mano armada del gobierno y el Estado, para hacernos creer que nuestra rabia e impotencia merecen ser castigados con la muerte, ya sea baleados o arrollándonos sus vehículos militares.

Por otro lado, Alberto Espina, quien se desempeñó como Ministro de Defensa Nacional entre marzo de 2018 y julio de 2020. , respaldó el comportamiento de las Fuerzas Armadas durante la contingencia del ‘estallido social’, asegurando que “las FF.AA. no tuvieron casos de violación a los DD.HH, y cumplieron rigurosamente los protocolos de reglas del uso de la fuerza". Al día siguiente se formalizó al infante de marina encargado de conducir el vehículo. El sujeto, identificado como Leonardo Esteban Medina Caamaño, fue acusado por cuasidelito de homicidio, por lo que la Fiscalía se limitó a solicitar la medida cautelar de arraigo nacional y firma quincenal, puesto que dicho delito, que sólo arriesga una pena máxima de tres años y un día de cárcel, podía ser cumplido en libertad por los nulos antecedentes del uniformado. Ya luego, en punto de prensa, sólo se calificó como “imprudencia” lo cometido por el marino. Es así como la legalidad garantiza la impunidad para las FFAA.

¿Qué le debemos a estos asesinos? Si la única vez que han empleado sus armas ha sido contra nosotros mismos, el pueblo.

Nunca fue por la razón, siempre fue por la Fuerza. Lacayos protectores de los Burgueses e intereses del Imperialismo Norteamericano. ¡Jamás en defensa de la soberanía de Chile ni sus trabajadores, menos aun de los pueblos originarios!

Los Milicos y a la policía Militarizada están para proteger los intereses del estado y la propiedad privada de los grandes empresarios. Y están preparados, de ser necesario, para desplegar todo su poderío contra la organización de trabajadores, las mujeres, la juventud, la diversidad sexual y los pueblos originarios.

Hoy fueron varios cientos de personas quienes se manifestaron a las afueras del Parque O’Higgins repudiando la irracionalidad de la parada militar y su hipócrita intento de homenajear al personal de salud. Tenemos que ir más allá, organizar ese descontento, y acabar con este ejército y sus privilegios, para que desde la autoorganización de los trabajadores y el pueblo nazca la fuerza necesaria para enfrentarlos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias