FESTIVAL DE VIÑA DEL MAR

Municipio rechaza suspender Festival de Viña del Mar para favorecer ganancias empresariales

El municipio dirigido hace años por la alcaldesa Virginia Reginato (UDI), nuevamente muestra su cara al servicio empresarial por sobre la salud de las personas que tienen que involucrarse en este gran evento internacional como es el festival de Viña del Mar.

Domingo 23 de agosto

Argumentando que es la autoridad sanitaria la encargada de decretar la suspensión del festival, y que sería una baja para el turismo y el comercio de la ciudad, el municipio de Viña del Mar prefiere continuar con este gran negocio, arriesgando la vida de centenas de trabajadores y trabajadoras.

Con más de 21 mil contagios y alrededor de 600 muertes por coronavirus en esa región, con una desigualdad social y crisis sanitaria desnudada por el virus, hospitales colapsados, la alcaldesa cuestionada Reginato, del oficialismo, insiste en mantener este festival que viene siendo fuertemente cuestionado desde el estallido social, en el que hubo protestas y represión de parte de carabineros.

Pretenden mantener una fiesta encima de los muertos del estallido, ya en febrero en las protestas se reclamó que #SinJusticiaNoHayFestival y contra el gobierno asesino de Piñera, esta vez pretenden hacerlo aún cuando hay una crisis sanitaria, política, y económica que ha dejado a centenas de trabajadores en las calles con las políticas de hambre del gobierno de Piñera, como la mal llamada “ley de protección del empleo” que se las votó también la oposición, incluido el Partido Comunista.

¿Seguiremos aguantando este show de impunidad? Es evidente que se pretende mantener este festival, porque tal como hicieron en febrero, con censura a la protesta social, a los carteles dentro de la Quinta Vergara, a los humoristas, intentaron que se supiera lo menos posible acerca de las violaciones a los DDHH durante la revuelta social que llevó adelante Carabineros mandados por el gobierno criminal de Piñera.

Ahora, con tal de proteger las ganancias empresariales, están dispuestos a seguir sacrificando vidas trabajadoras con tal de mantener este cuestionado festival. Estos abusos hay que frenarlos, que la crisis la paguen los capitalistas y no las y los trabajadores y sus familias.

Necesitamos una asamblea constituyente libre y soberana, donde se parta por resolver la nacionalización de los recursos naturales bajo gestión de sus trabajadores para financiar las necesidades de las grandes mayorías como pensiones dignas, fin a la AFP, salud y educación gratuita, entre otras demandas sentidas que se han planteado en la calle y que la decadencia de festival de Viña intenta tapar.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   #RenunciaPiñera   /   Virgia Reginato   /   Festival

Comentarios

DEJAR COMENTARIO