Sociedad

EDUCACION

Millonario gasto en campaña comunicacional “Sigamos aprendiendo”

El Mineduc muy lejos de dar respuestas reales a la falta de acceso a conectividad de las y los estudiantes de la educación pública, prefieren seguir enriqueciendo empresas vinculadas con el Gobierno de Piñera y la dictadura de Pinochet.

Domingo 15 de noviembre de 2020

Desde la subsecretaría del Ministerio de Educación se realizó el millonario gasto de $300.000 millones de pesos, pagados a la empresa J. Walther Thompson Chilena SpA, la mayor empresa publicitaria nivel global con más de 200 oficinas distribuidas alrededor de 90 países.

Pero no es primera vez que recibe millones de fondos públicos, dicha empresa comunicacional que hizo la campaña “Sigamos aprendiendo”, lanzada por el Mineduc, es la misma empresa que contrató el Gobierno de Piñera para su campaña comunicacional “Por la Paz”, para dar respuesta al estallido social.

A fines de diciembre de 2019 el gobierno pagó $202 millones de pesos para desarrollar una campaña, cuyo objetivo era generar "que el ambiente país se tranquilice y así poder avanzar en calma, con el fin de enfocar los esfuerzo en atender y ejecutar las demandas ciudadanas de manera correcta". Esta estrategia comunicacional fue firmada por Christian Schalper Schwencke, subsecretario General de Gobierno y padre del actual diputado Diego Schalper Sepúlveda (RN).

Además, esta empresa fue contratada el año 1974 con el objetivo de lavar la imagen del dictador Pinochet. Así lo indican los registros del libro “Refugee and Humanitarian Problems in Chile”: “La junta militar chilena, como parte de un amplio esfuerzo para arreglar su imagen internacional, ha contratado a la agencia de publicidad J. Walter Thompson”, dice la segunda parte del libro.

El gobierno sigue y seguirá invirtiendo en ellos mismos y sus empresas si no se da una real lucha por terminar con una educación al servicio del mercado, heredada por la misma dictadura y que hasta el día de hoy permanece intacta. Esos 300 millones de pesos podrían ser utilizados para entregar internet a quienes hoy no tienen acceso para poder estudiar.

Muchos hogares sólo cuentan con conexión a través de teléfono, es decir cuentan con menor nivel de habilidades digitales, no pueden seguir clases online sin apoyos o adecuaciones. Por otro lado, la conexión de internet desde el teléfono es frágil, inestable y de mala calidad.

El gobierno impuso el sistema de clases online para continuar con el aprendizaje durante la pandemia, pero esta medida no beneficia a todos por igual, principalmente ante la imposibilidad de acceder a un computador.

El Colegio de Profesores debe movilizarse en contra de este gobierno que no le interesa realmente que las y los estudiantes tengan un real acceso a la educación en tiempos de pandemia. Mientras cientos de jóvenes y niños hoy no tienen acceso a internet, no cuentan con computadora o Tablet para estudiar, el gobierno invierte millones de pesos en una campaña comunicacional que sigue beneficiando a los mismos de siempre: los empresarios.

Es necesario que las y los trabajadores de la educación junto con apoderados y estudiantes luchen unidos, es necesario volver al camino de la huelga general por derribar este gobierno empresarial, levantar una asamblea constituyente libre y soberana para terminar de una vez por todas con la educación de mercado y conquistar una educación de calidad y gratuita para todas y todos.






Temas relacionados

Raúl Figueroa   /   MINEDUC   /   Ministerio de Educación   /   Docentes   /   Educación   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO