Política Chile

COVID-19

Mientras los metros están llenos y los malls abiertos, a Mañalich le preocupan las elecciones y el ColMed culpa a las personas por los altos contagios

Las medidas del gobierno no tienen justificación sanitaria, solo son medidas de represión para el pueblo y los sectores populares. ¡Necesitamos un plan de emergencia que esté a la altura de la crisis y sea favorable a las necesidades de las grandes mayorías!

Martes 16 de marzo

Ayer el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, planteó la necesidad de abrir el debate sobre si se deberían postergar las elecciones para convencionales, las que están programadas para los próximos 10 y 11 de abril, esto debido a la crítica situación del Covid 19.

Ante estas declaraciones, también se sumó la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, quién dijo que “si estamos en un contexto en que nuestro país cae en un confinamiento total, donde no están permitidas las actividades cotidianas, o sea no podemos ir a ninguna parte, ni a trabajar, se comprende que uno no puede ir a votar”, concordando con Mañalich.

Ante eso, el actual jefe de la cartera de Salud, Enrique Paris, se mostró cauteloso y salió a decir que si se respetan las normas sanitarias no debería haber problema en estas elecciones.

Derechistas como Mañalich, quien tuvo un desastroso manejo de la pandemia cuando fue ministro, le preocupa que se hagan o no las elecciones. Como si eso en realidad fuera a influir en el control de los contagios. Las medidas del gobierno no tienen nada que ver con medidas sanitarias, sino que solo son medidas represivas que nada sirven para detener la propagación del Coronavirus.

Mientras cada mañana y tarde se encuentran llenos los metros y micros con personas que, sin tener otra posibilidad, tienen que ir a trabajar para poder subsistir. Mientras que los malls siguen abiertos para que los empresarios dueños de las grandes tiendas no pierdan ni un solo peso, hay ciertos políticos que discuten ridiculeces de si son o no un riesgo las elecciones.

Y que hablar del tibio Colegio Médico que no es capaz de denunciar las negligencias del gobierno y no duda en culpar al pueblo trabajador de los contagios. Pues, el presidente del Colmed regional de Bío Bío, Germán Acuña, declaró que “Si estamos dispuestos a violar las reglas, vamos a seguir contagiándonos. Sabemos que hoy día la mayor cantidad de los contagios tienen que ver con nuestro comportamiento, con fiestas familiares, con no creer que esto es grave”

¿Cuáles son “las reglas”? Si lo único que han hecho es mantener un toque de queda totalmente absurdo, que no tiene nada que ver con el resguardo sanitario y no es nada más que una medida represiva. O el plan paso a paso, con el cual el gobierno responde a la pandemia.

Este plan llega al absurdo de proponer, en su fase 2, mantener al pueblo trabajador durante toda la semana generando riqueza para los empresarios, exponiéndose al virus constantemente; pero el fin de semana se tiene que estar encerrado sin ni siquiera la posibilidad de salir a recrearse al parque (las actividades al aire libre tienen bajo riesgo de contagio) porque están cerrados o con pacos, los que más que generar confianza o protección, generan miedo e incomodidad. Como fue el caso de la completada en la Villa Francia, brutalmente reprimida por los pacos.

El gobierno administra la pandemia con reglas tan irracionales que quieren amordazar al pueblo para evitar que se pronuncie sobre la gestión de la derecha. Nos exponen al virus en el metro, en la pega, en las clases presenciales, es decir básicamente en todo el día. El Colmed, al culpar a la gente y no a la vergonzosa gestión de Piñera, avala que nos sigan reprimiendo como única forma de enfrentar al Covid, sin siquiera tener derecho a protestar contra ello.

Es necesario un plan de emergencia para controlar la crisis sanitaria que sea favorable para el pueblo trabajador y las grandes mayorías, para esto se tiene que afectar las ganancias de los grandes empresarios con un impuesto progresivo de más de 20%, para la construcción de hospitales, comprar más camas, contratar más personal, entregar bonos a la primera línea de la salud y un sueldo mínimo de 500 mil pesos igual a la canasta familiar para que los trabajadores cesantes, informales y no esenciales no llenen los metros para ir a trabajar y puedan realizar una cuarentena efectiva en sus casas.

De hecho, la situación actual es tan irracional que solo las ganancias de Luksic, que aumentaron en 9 mil millones de dólares en plena pandemia, son 30 veces el presupuesto destinado por el gobierno para la crisis sanitaria.

Te puede interesar: Banqueros más ricos, trabajadores más pobres. 5 bancos ganaron más de 238 mil millones solo en febrero

Es urgente unificar el sistema de salud público y privado bajo control de sus trabajadores, que asegure una prevención y atención de la pandemia realmente efectiva, pues lo que hace el actual gobierno del asesino Sebastián Piñera son solo medidas de represión que en nada ayudan a disminuir los contagios.

Esto es lo que creemos que hay que expresar desde la Lista de Trabajadores y Trabajadoras Revolucionarios, para exigir el fin de las medidas represivas y oponer un plan discutido democráticamente por los trabajadores de la salud y usuarios de la salud pública, así como los profesores, los vecinos, los trabajadores de todas las áreas de la economía, que efectivamente acabe con el COVID y con este gobierno que nos condena a morir por la represión o por el virus.






Temas relacionados

Colegio Médico   /   Ministerio de Salud   /   Política Chile   /   Metro de Santiago

Comentarios

DEJAR COMENTARIO