Política

OPINION

La política de Jorge Sharp, el aumento de la cesantía y persecución a comerciantes ambulantes en Valparaíso

Autoridades han intensificado las fiscalizaciones al comercio ambulante en las calles de la región de Valparaíso. Inspectores de la Seremi de Salud, Carabineros, la gobernación y el municipio trabajan en controles a comerciantes irregulares lo que ha abierto un amplio debate.

Alejandra Valderrama

Valparaíso, Chile

Miércoles 17 de julio de 2019 | 08:37

A raíz de las manifestaciones de comerciantes irregulares de calle Uruguay en Valparaíso que denunciaron el abuso de las policías en el operativo gestionado desde el 2018 por la gobernación, el municipio dirigido por el frente amplio y carabineros, re abrió un intenso debate sobre las condiciones de trabajo en la región.

Cuando Sharp se sumó a la comisión de seguridad propuesta por Piñera, una de sus resoluciones fue la modernización de las policías y los esfuerzos conjuntos. Ya en el 2018 comenzó a operar el denominado plan STOP, celebrado por el mismo alcalde como un avance en materias de seguridad y que se expresó en la ubicación de “puntos calientes” dentro de la ciudad y esfuerzos comunes por restringirlos, con el argumento de que la izquierda debía “tomar los temas de seguridad”.

Pero lo cierto es que este plan viene siendo utilizado, y los concejales y políticos de la derecha local lo han sabido utilizar muy bien, junto a la cámara regional de comercio y los locatarios de Valparaíso para criminalizar la pobreza. Pobreza cada vez mas creciente y cada vez mas visible, reflejada en el drama social de la cesantía que ya supera el 8% en la ciudad.

La derecha en primer lugar ubica esporádicamente enemigos circunstanciales para cuidar las ganancias del empresariado: en este caso desde hace meses vienen declarándole la guerra a los comerciantes ambulantes en Valparaíso.

Los culpan de robarles clientes a los empresarios del turismo, de ensuciar las calles, de que no tienen permisos para vender sus productos, de que hacen que los turistas no lleguen a Valparaíso y un largo etcétera. Se manifiestan y dicen que muchos ya han tenido que cerrar sus locales producto de este “mal social” que además incentiva el delito.

Con estos argumentos, dan chipe libre al abuso de parte de carabineros, que vienen aumentando las fiscalizaciones y que origino que los mismos comerciantes ambulantes, en su mayoría desempleados e inmigrantes, protestaran encendiendo barricadas en pleno centro de Valparaíso.

Cesantía y pobreza mientras aumentan las ganancias empresariales

Mientras en el puerto de Valparaíso las ganancias bordean los 10 millones de dolares por día, 32.296 familias trabajadoras y pobres residen en viviendas sin servicios sanitarios básicos como agua potable en Valparaíso. Nuestra ciudad -junto a Antofagasta y después de Santiago- es una de las ciudades con más déficit de viviendas alcanzando una cifra de 30 mil familias que viven actualmente en campamentos y viviendas precarias. A nivel regional -según la CASEN 2015- uno de cada cinco niños vive en la pobreza en Valparaíso.

Esta pobreza, que contrasta con las millonarias ganancias de la familia Von Appen dueños de Ultraport, golpea con más fuerza a niñas, niños, jóvenes y mujeres. El gobierno de Sebastián Piñera nos habla de “tiempos mejores” pero hoy 75,5 mil personas se encuentran sin trabajo en Valparaíso. Son jóvenes de entre 15-29 años los que no encuentran trabajo y constituyen el 40% más pobre de la población, de ellos, la mayoría son mujeres.

Es en estas condiciones que es visible en Valparaíso un aumento del trabajo informal y del comercio ambulante. Los partidos empresariales, que dejan impunes los despidos y cierres de empresas, son los mismos que criminalizan al pueblo pobre.

Jorge Sharp y la “gestión” en la medida de lo posible

Pero mientras la derecha esconde el problema de fondo, que son las peores condiciones de vida que han venido aparejados bajo el segundo gobierno de Piñera.
El alcalde del frente amplio aplicada medidas de gestión que nada tienen que envidiarle a sus pares de los partidos del régimen en otros municipios.
Planes conjuntos con la gobernación y carabineros, un empadronamiento de los ambulantes para su reglamentación, mientras sus personeros y encargados emiten declaraciones que llaman a los empresarios locales a colaborar contra el comercio ambulante.

Pero nada sobre el drama social de la cesantía y de las condiciones profundas de que aumentara la pobreza en la región.

Por un plan de obras públicas gestionado por trabajadores y la reducción de la jornada laboral 5 días 6 horas basado en el reparto de las horas de trabajo para que todos podamos trabajar

Mientras el gobierno busca fortalecer sus tentativas de reformas en beneficio de multinacionales, Piñera no deja de ser cuestionado. Un reflejo de esto es la baja en las encuestas y el masivo apoyo popular que han tenido los profesores en su sexta semana de movilización.

Los tiempos mejores de Piñera han implicado peores condiciones para la vida del pueblo trabajador, es necesario una alternativa que plantee derrotar sus reformas en las calles con un plan de lucha partiendo por el cumplimiento de las demandas de los docentes. Sin confianza en los partidos de la ex Concertación ni en mínimos comunes con la democracia cristiana.

Las condiciones de vida del pueblo trabajador en Valparaíso no mejoran, y el aumento del comercio informar es prueba de ellos. Frente al drama social de la cesantía, las medidas de “gestión” que ha aplicado Jorge Sharp del frente amplio, partiendo por la colaboración en el plan STOP junto a la gobernación y carabineros no presentan ninguna alternativa, es la misma política de los gobiernos locales anteriores.

Es necesaria una ordenanza municipal que prohíba los despidos por dos años, el impulso de un plan de obras públicas gestionado por el pueblo trabajador que incentiva el empleo, sumado a la lucha por la disminución de la jornada laboral 5 días 6 horas y el reparto de las horas de trabajo para que todos podamos trabajar.

En Valparaíso buscamos construir una fuerza política que plantee estas medidas de urgencia, como parte de un programa anti capitalista que reponga la lucha por un gobierno de las y los trabajadores.






Temas relacionados

Jorge Sharp   /   Valparaíso   /   Frente Amplio   /   Trabajadores   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO