Géneros y Sexualidades

NI UNA MENOS

La campaña contra la violencia de Santelices que se cae a pedazos

La cara de la prevención de la violencia que busca mostrar desde el gobierno se cae a pedazos, y es que la realidad dista las palabras hipócritas de un gobierno que precariza y naturaliza la violencia en las mujeres.

Claudia Tassara

Psicóloga y militante de Pan y Rosas

Sábado 6 de junio | 16:22

El gobierno se vio obligado a bajar el vídeo realizado por el ministerio de la mujer debido al repudio que generó la presión de distintas organizaciones feministas, la campaña de naturalización de la violencia que expresaba en el spot subido a las paginas del gobierno.

El vídeo que intentaba poner en el papel de víctima al agresor, utilizando la figura de un abuelo arrepentido de haber maltratado a su pareja, mostrando este arrepentimiento intentando proteger a su nieta de las agresiones que está viviendo por parte de su pololo, buscando una imagen que eterniza a su nieta como victima y utilizando la imagen de la vejez como forma de inspirar lastima, cuando este mismo gobierno ha sido parte de arrojar a los ancianos a la miseria con pensiones de hambre y la desprotección que han tenido durante la pandemia , por este sistema de salud de mercado que profundizaron todos los gobiernos de turno.

Piñera durante la pandemia y con apoyo de los medios de comunicación tradicional, están al servicio de los empresarios y cuidar sus privilegios, han intentado develar el rol de la mujer como la madre abnegada, capaz de hacer malabares con los pocos recursos que tenemos y con las miserias que entrega este gobierno criminal como las cajas que solo ha sido un show mediático que nos muestra que hacen un circo romano con las necesidades de la gente.

Ha intentado mostrarnos como mujeres solo desde una postura victimizante, no cómo sujetas políticas que es lo que realmente somos, con la fuerza que hemos demostrado como este reciente 8 de marzo día internacional de la mujer trabajadora donde fuimos miles en las calles luchando por nuestros derechos, hemos estado en primera línea en la revuelta social y en la batalla cotidiana que damos en contra de este sistema capitalista y patriarcal que nos explota, oprime, violenta y mata cotidianamente con sueldos y pensiones de hambre, bajo el subcontrato, con doble o triple jornada laboral, sin acceso a vivienda y educación de calidad, al no poder decir sobre nuestros propios cuerpos por un aborto, legal, libre, seguro y gratuito.

Intentando criminalizar el que salgamos a las calles porque nuestras familias tienen hambre "si no nos mata el coronavirus lo hará el hambre", lo que no permitiremos porque desde siempre hemos luchado en contra de la miseria que nos arroja este sistema, organizándonos en distintos lugares y apoyándonos entre txdxs, a través de ollas comunes, realizando insumos como mascarillas ahora que es tan necesario para trabajadores de la salud. El gobierno intenta un nuevo CEMA chile, no nos engañan con eso, poniendo una ministra de la mujer que defiende todo el legado de la dictadura, es antiderechos de las mujeres estando en contra de todo lo que hemos luchado por décadas.

Ahora anuncian una plataforma de apoyo a salud mental durante la pandemia para la gente, también para las mujeres que sufren violencia de género, porque se ha visto un incremento mundial de la violencia hacia las mujeres durante la cuarentena. Por supuesto que la salud mental es muy importante, pero este gobierno criminal es imposible que pueda apoyar a alguien cuando son parte de quiénes nos explotan y precarizan aún más muestras vidas, para lograr una salud mental adecuada primero es necesario tener nuestras necesidades básicas cubiertas, las de supervivencia como comida, agua, protección, abrigo, trabajo, salud, vivienda, para comenzar a poder pensar en sentirnos bien como personas.

Este gobierno es responsable que ahora miles de familias estén muriendo de hambre, sin trabajo. Hay más de un millón y medio de despidos a nivel nacional, el gobierno intenta naturalizar que vivamos aún más precarizados.

Leyes como de protección del empleo, que solo protegen los intereses de los empresarios. A la vez el silencio cómplice y la tregua que desde el propio Partido Comunista se ha dado a este ataque, otorgándole este en el parlamento los votos para su aprobación. Y es que esta votación es coherente con la politica que lidera Barbara Figueroa en la CUT ( militante del Partido Comunista) que ha buscado ver como una salida a los ataques, la exigencia de una mesa de "superposiciones de los despidos" cuando lo que tenemos que hacer es frenar estos en una gran campaña nacional, desde los sindicatos unificando a los distintos sectores de trabajadores y trabajadoras en Chile.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO