Mundo Obrero Chile

REFORMA LABORAL

La CUT, la unidad parlamentaria y la voz de los trabajadores ¿quiénes deciden?

Una propuesta embellecida por los medios y los empresarios. Una CUT “crítica” pero sin un verdadero plan de lucha. Mientras los trabajadores, atados de manos, tienen la última palabra en uno de los proyectos de reforma laboral más anti obrero del último tiempo.

Sebastián Castro

Director Colegio de Periodistas Antofagasta

Domingo 5 de mayo de 2019

“Es engañoso. No nos entrega ni un minuto más de descanso. No libera jornada laboral para entregarle más tiempo a la familia. Lo que hace este proyecto es ajustar las jornadas, agotar y evidentemente que desgastar a los trabajadores en jornadas extenuantes por sobre las 12 horas y pudiendo en algunos casos llegar incluso a las 16 horas de trabajo en 4 días, para que luego con ese nivel de desgaste, una familia o un trabajador trabajadora pueda decir que descansa otros tres”.

Esta fue una de las principales conclusiones a la que llegó la Central Unitaria de Trabajadores en el marco de la reciente presentación del segundo proyecto de ley del gobierno derechista de Sebastián Piñera.

Si bien catalogó de “inhumana” una reforma recubierta de marketing y publicidad engañosa, y en donde se podría tener una “análisis común” no es más que un acercamiento a aspectos técnicos de una reforma laboral que nada tiene que entregarle a las y los trabajadores del país.

Y es que la CUT no ha tenido una verdadera posición de enfrentamiento a los cambios en la relaciones laborales que afectarán a millones de trabajadores.
Este proyecto incluye artículos anti obreros como lo son las jornadas de 180 horas mensuales distribuidas basándose en la flexibilidad laboral; la rotunda mentira de los “4 días de trabajo y 3 de descanso” que tanta publicidad ha tenido en medios de comunicación; mayor trabajo para una “mayor cantidad de días de vacaciones” y finalmente una atomización de los contratos de trabajo donde serán los trabajadores quienes deban negociar individualmente. En resumidas cuentas la adaptabilidad y flexibilidad solo serán un mayor control de la producción para los grandes empresarios, quienes verán cuales jornadas serán un mayor beneficio para sus utilidades.

Hasta este punto se pueden tener acercamiento en el análisis, pero como hemos sostenido este problema no verá un freno solo con críticas mas o menos aceptables en círculos burocráticos, sino, con la fuerza del conjunto de los trabajadores y trabajadoras, así como otros sectores de oposición al gobierno en las calles, tales como el movimiento de mujeres o el estudiantil.

Es por ello que mientras Bárbara Figueroa viene planteando una unidad parlamentaria “contra la reforma” no apuesta por organizar al conjunto de sindicatos de base que hoy pertenecen a la CUT en el marco de una profunda crisis de legitimidad y sostén político tras las últimas elecciones y la acusación de fraude interno.

Cabe recordar como actuó la CUT de Figueroa en la conmemoración del reciente primero de mayo: reuniéndose con empresarios en el hospital del trabajador sin cuestionarse ni un centímetro su posición.

Te pueda interesar: Vergüenza: Bárbara Figueroa nuevamente con empresarios, Piñera y Monckeberg este 1° Mayo

¿qué proyecta esto al conjunto de los ojos de los trabajadores? ¿que política es la correcta al momento de adoptar una posición del conjunto de la clase obrera? Ciertamente de lucha no es.

En el marco del “rechazo” de la CUT ¿se puede confiar en la “unidad parlamentaria” con partidos como la Democracia Cristiana?

Es en este marco que la CUT devela su verdadero interés de criticar constructiva y propositivamente, la cual muestra una posición de fondo conciliadora que nada puede entregar realmente al conjunto de los trabajadores.

Hoy constituye un real freno al desarrollo de un potencial de lucha desde la clase obrera, que verborreicamente se muestra en contra de la reforma, pero por arriba pretende “frenar” parlamentariamente el proyecto apoyándose principalmente en la debilidad política del gobierno al interior del Congreso.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Reformas laborales   /   Sebastián Piñera   /   Trabajadores   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO