Política Chile

RACISMO

Juan Sutil y sus volteretas que no le quitan lo racista

Juan Sutil, de sutil no tiene nada, al contrario, sus dichos son dardos que siempre deja caer sobre la población trabajadora o migrante, que desde su cargo como presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), representa al gran empresariado, y como tal, si visión de gerente y patrón de fundo, lo han llevado a dar unas polémicas declaraciones respecto a la población migrante al canal de Chilevisión, que pasado los días trato de suavizar.

Luis Cifuentes

Obrero de la construcción y candidato a constituyente

Lunes 10 de mayo | 07:37

"Chile venía creciendo muy bien en ingresos (...) y empezó a haber migración, es cosa de verlo en los restoranes, en los servicios, en la agricultura, en la construcción; y eso detuvo el desarrollo y el crecimiento", incluso añade; "Quizás voy a cosas que son políticamente incorrectas, pero Chile se abrió a la migración. Hoy tenemos más de un millón y medio de inmigrantes, que vienen de países en que desesperadamente no pueden realizar sus vidas, como es el caso de Perú, Venezuela, Colombia, para qué decir Haití e incluso Cuba; y vienen a buscar un futuro mejor"

Pero sus dichos no cayeron bien incluso a personas de su propio sector, por lo que a pocos días de haber hecho esas declaraciones, buscó poner paños fríos, dando a conocer una nueva visión sobre la migración: “crecimiento agregado, gracias al aumento de la innovación, la productividad, la diversidad y el enriquecimiento de la cultura", pero mantiene que ello ha provocado una "desaceleración salarial", tal como lo afirma el Banco Central, señaló.

Proveniente de una familia de tradición político-empresarial de la clase alta, su interés voraz por privatizar tierras indígenas le asoma por los poros. Es dueño, entre otras, de Empresas Sutil, la compañía matriz de Banagro, Coagra, Sutil & Cía., Pacific Nut, Frutícola Olmué, Abrantes y Sutil Family Wines, que ya en 2019 obtuvo utilidades por unos US$ 2 millones y cuyo patrimonio ascendió a pocos más de 110 millones de dólares entrado el 2020.

Y por más que quisiera suavizar sus declaraciones llenas de racismo, no debemos olvidar quien es Juan Sutil, quien se auto proclama pro-mapuche, goza actualmente de participación en no más ni menos de 37 empresas agrícolas, con los cuales busca posicionarse en la Araucanía, y además impulsa la Carretera Hídrica- un proyecto con una inversión estimada de 30.000 millones de dólares, que es cuestionada por diversas comunidades indígenas.

Sobre este último proyecto, Juan Sutil Preside la Corporación Reguemos Chile, la que impulsa la llamada Carretera Hídrica, un proyecto de cinco tramos de canalización, los cuales permitirían transportar agua desde el sur hacia el norte del país, específicamente desde la Región del Bío Bío hasta Atacama. Según la corporación, algunos de los beneficios de este proyecto serían la duplicación de las exportaciones agroalimentarias de Chile y la generación de miles de puestos de empleo. Proyecto que finalmente se ha visto estancado puesto que requiere de fuertes aportes estatales además de los cuestionamientos de las comunidades indígenas y expertos ambientalistas.

Freddy Queupil, miembro de la organización We che newen (Jóvenes con fuerza) afirma que Sutil no ha realizado ningún tipo de consulta, ni ha entregado información a las personas que residen en el Alto Bío Bío, origen del cual se extraerían las aguas. “Han mantenido un bajo perfil, no se ha divulgado mayor información”, ante lo cual el empresario se defiende descaradamente argumentando que ha mantenido estrecha y constante relación con algunas comunidades del Alto Bio-Bio.

Juan Sutil, al igual que sus amigos empresarios como los Luksic, los Matte, los Angelini, se sienten con total libertad de emitir sus opiniones aunque vaya en desmedro de los sectores más empobrecidos. Se creen dueños del país al controlar los grandes recursos estratégicos, por ello, es necesario dar la lucha por la expropiación a los grandes capitalistas que por años han venido saqueando los recursos naturales y que han venido instalando políticas y discursos contra el pueblo trabajador y migrantes, ¡vamos por una nacionalización de las grandes industrias bajo control obrero y de las comunidades!






Temas relacionados

Juan Sutil   /   Política Chile   /   Racismo   /   Empresarios   /   Xenofobia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO