×
×
Red Internacional

PRESIDENCIABLES.Jiles y la ex Nueva Mayoría de Jadue y Narváez en la lucha por la carta presidencial

Con el aplazamiento de las elecciones de convencionales, los partidos políticos que hoy están en el congreso buscan con desesperación la forma de ganar popularidad, y la que va ganando según las últimas encuesta es Pamela Jiles, superando a Jadue y muy abajo de la encuesta estaban Boric y Narváez. La derecha apenas sostiene el gobierno y los empresarios aún no deciden a quién apoyar, Lavín es el que está “mejor posicionado” en las encuestas, aunque a la baja, no convence.

Martes 13 de abril | 04:33

La curva de la pandemia en Chile sigue en ascenso y la mortalidad ya no será tanto por la virulencia del virus, sino que por la precariedad de la salud pública de mercado que heredamos de la dictadura, y que cuidaron tan bien la ex Concertación y la derecha. Las pocas camas UCI, apenas el 3%, el agobio de la primera línea, las y los trabajadores de la salud que han aguantado el riesgo de contagio, no poder ver a sus familias, el no pago de sus sueldos o bonos “prometidos”. Esto mientras varios partidos de la centro izquierda firmaban una carta para Piñera diciendo que se unieron para presionarlo. Por supuesto, solo por la prensa.

El discurso de la “unidad de la centro-izquierda” es común en Jadue, Narváez y Boric, esta triada se ha mostrado completamente dispuesta a competir en unas primarias, mientras algunos rezagados como Heraldo Muñoz (PPD) y Ximena Rincón (DC), y sus partidos, insisten en hablarle al difuso centro al que le incomoda escuchar la palabra comunista. No debemos olvidar que la Democracia Cristiana de Rincón es un partido golpista y que permitió la persecución y aniquilación de la vanguardia de las y los trabajadores, así como a la militancia de izquierda.

Jadue dijo que si consiguen ponerse de acuerdo en un programa, él y el PC están dispuestos a ir unidos a quienes se quieran sumar. La alianza electoral y política con el Frente Amplio está consolidada, por lo menos para este período, algo que ya venían ensayando hace años en las universidades desde las federaciones. Jadue recuerda con cierta esperanza la experiencia de la Nueva Mayoría, un gobierno que reprimió al pueblo mapuche y distintas movilizaciones, que cooptó la demanda por educación gratuita y solo conseguimos la Beca Gratuidad. Ya se pusieron de acuerdo una vez, incluso con la neoliberal y conservadora Democracia Cristiana ¿por qué no es posible una segunda vez?

Defiende la propiedad privada, y dice que “el derecho a propiedad tiene que subordinarse al bien común”. El "bien común" no existe para los capitalistas, solo se enfocan en hacerse mas ricos. Bailotea con el lenguaje y lo dice para dejar tranquila a la DC y los empresarios, maniobra para ampliar sus flancos.

Pamela Jiles es la “rebelde” y performática de la oposición, todos los candidatos intentan evitarla lo más que pueden, pero incomoda porque sube en las encuestas. Esto por lo popular del 3er retiro de los fondos jubilatorios, una medida motivada por la necesidad de tener plata para sobrevivir al virus, las deudas y los ataques del gobierno y los empresarios. Jiles es un fenómeno mediático que no encuentra apoyo de partidos lo suficientemente preparados para llevar adelante una candidatura presidencial, el Partido Humanista no recibe los cientos y miles de millones que la derecha recibe de los empresarios, los apoyan empresarios más chicos. Sigue marcando pero como sigue intentando desmarcarse del resto de la oposición queda fuera del debate de “unidad” entre partidos, de acuerdos de cara a la primera vuelta, aunque no debiera extrañarnos que se sume a la ola, la que sea.

Sin embargo, en última instancia este juego político-performático de Pamela Jiles le sirve al régimen en este momento porque presiona, por medio de las encuestas y el relieve mediático, a la oposición a ir unidos, abriendo la posibilidad de poner en duda lo “antineoliberal” del Partido Comunista y el Frente Amplio, como se autoproclaman, apretándolos a una política de acuerdos con los partidos neoliberales de los últimos 30 años. Un ejemplo de esto que ya venimos viendo, es que desde ya buscan pactar con el Partido Socialista, partido profundamente neoliberal.

Las líneas preparatorias de la centro izquierda ya están marcadas, y las próximas semanas tomarán más forma y generará más debates y más acuerdos por arriba, debemos estar alertas. Esto porque la crisis sanitaria y social que mantiene el país exige medidas radicales para evitar un desastre más mortal que el actual. Los partidos han tratado de izquierdizar sus palabras pero no se atreven tanto. El impuesto a los super ricos no convence a los parlamentarios, que deben estar asustados de tocar a quienes les financian las campañas, el royalty minero se plantea como otra medida excepcional, y Narváez intenta abanderarse de la idea.

En el parlamento no se han conseguido ni se conseguirán las medidas necesarias para que deje de morir el pueblo pobre, el gobierno no las impulsará y la oposición presiona con cartas. La única forma de conseguirlas es con la más amplia organización y movilización unificada de sindicatos, pobladores, trabajadoras y trabajadores de la salud, suspendidos y cesantes, la juventud precarizada, levantando 5 medidas urgentes que proponemos desde “la lista de trabajadores [email protected]”, del PTR y nuestro medio La Izquierda Diario:

1) Ingreso universal de emergencia para cesantes, trabajadores informales y dueñas de casa de $550.000.

2) Prohibición inmediata de los despidos y suspensiones, asegurando el pago íntegro del sueldo que para nosotros no debe ser inferior a $550.000 bajo cualquier circunstancia, incluso en todos los lugares que cierren por cuarentena se debe garantizar ingreso no inferior a $550.000 a cada trabajador. Creación de Comités de Higiene y Seguridad en cada lugar de trabajo para decidir la suspensión de labores no esenciales o readecuación. ¡Abajo la ley de suspensión del empleo! -Paralización de toda actividad no esencial ¡Las vidas trabajadoras importan!

3) Unificación del sistema sanitario privado con el público, nacionalizando clínicas y laboratorios privados que lucran con la salud y la vida de las personas, para poner toda la infraestructura al servicio de combatir la pandemia, bajo control de sus trabajadores/as, las comunidades científicas y usuarios. Sueldos dignos y contratación inmediata de personal bajo condiciones dignas. Es necesario un plan de trazabilidad, seguimiento y aislamiento para controlar la pandemia. Vamos por un sistema de salud público y gratuito, financiado en base a la renacionalización de los recursos naturales bajo control de trabajadores.

4) Fin al toque de queda y de militarización. Derogación de las leyes represivas y libertad a los presos de la revuelta. ¡La represión no es la cura!

5) Impuesto extraordinario a las grandes fortunas, bancos y empresas mineras para financiar el plan de emergencia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias