Política Chile

PATRIMONIO EN DISPUTA

Instalan estatua del Teniente Merino con donaciones de Luksic y sin consulta ciudadana en Villa O’Higgins

La figura del teniente de carabineros, Hernán Merino, se erigió el mes pasado en la austral localidad de Villa O´higgins, región de Aysén. Mientras que la discusión sobre una nueva ley de patrimonio en trámite pone en cuestionamiento la disputas sobre el patrimonio y las memorias en miras a la Convención Constitucional.

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Domingo 30 de mayo | 08:55

Foto: María Paz Godoy.

Causa sorpresa la gigante estatua de bronce del teniente de carabineros Hernán Merino Correa en un pueblo de menos de mil habitantes en el sur de la región de Aysén. La pequeña localidad de Villa O´higgins se enmarca en el extremo sur de la carretera austral, 2.034 km de Santiago de Chile y colinda con uno de los límites naturales más apetecidos por el empresariado: Campos de Hielo Sur, el cual está compuesto por 49 glaciares, entre los que destacan Pio XI y O’Higgins, en el interior del Parque Nacional Bernardo O’Higgins, y los glaciares Tyndall, Grey y Montt.

Es por esto que no es casualidad de que el "vecino" de la localidad, el multimillonario Andrónico Luksic, fuera orquestador de la creación de este imponente ícono que representa la derrota del Estado Chileno en la disputa por la soberanía de la Patagonia.

Te puede interesar: De la minería a la patagonia: ¿Qué hay detrás de la familia Luksic y los ventisqueros de Campos de Hielo Sur?

A esta imagen tampoco faltaron los elogios al alcalde de la comuna de Villa O´higgins por parte del líder de la ultraderecha, José Antonio Kast (Partido Republicano), quien hace tres semanas atrás emitió un video selfie con la estatua en bronce de Merino llamando a reconocer a "un patriota que dio la vida cumpliendo con su deber". Pero lo cierto, es que en la zona austral de patria y soberanía se reivindica poco y nada, quienes nacimos entre el coirón, las heladas y la estufa a leña sabemos de las contradicciones que hay en este "paraíso" gélido, ya que los intereses económicos de transnacionales como las salmoneras, el saqueo de los recursos naturales de los minerales, madera nativa, la industria ganadera (el petróleo por el lado argentino) y el "olvido" del Estado para cubrir los derechos sociales ha dejado a suerte a miles de habitantes del territorio chileno y argentino, las cuales se expresaron en las revueltas locales en el territorio chileno en las ciudad de Punta Arenas (2011) y la movilización que paralizó por casi dos meses a la región de Aysén (2012).

Te puede interesar: Fotogalería: A 5 años de la revuelta de Aysén y sus lecciones

Resignificar el patrimonio desde la lucha de clases

Luksic y Kast reivindican la figura de un teniente de carabineros muerto en un enfrentamiento entre naciones, sus símbolos e íconos expresan el resguardo de la fuerza represiva del Estado a favor de los intereses económicos y políticos de la soberanía de unos pocos. Desde monumentos y estatuas impone un relato hacia nuestras memorias. Sin embargo, tras la rebelión de octubre del 2019 esto se vuelve a cuestionar y disputar con derribos de estatuas e íconos de opresión a cambio de nuevos lugares de memorias.

La estatua de Merino sin consulta ciudadana y el proyecto de ley de patrimonio en trámite en el Senado ponen al debate la construcción del patrimonio. Una ley antidemocrática y criminal que barre con las consultas ciudadanas imponiendo un "consejo técnico" totalmente imparcial, que relativiza la categoría de "sitio de memoria" sacándolo de los recintos y lugares físicos de la represión estatal y deja por fuera la expresión de los pueblos indígenas y originarios.

Para ganar esta batalla simbólica se necesita también fuerza material y organizada de los sectores oprimidos y explotados, ya no basta solamente por “reformar” una cultura que por años se ha expresado en violaciones sistemáticas a los derechos humanos. No basta corregir la cultura amparada en la constitución de Pinochet; hay que derribarla, y sobre sus ruinas levantar una gran Asamblea Constituyente Libre y Soberana, para que la construcción de una nueva identidad cultural sea patrimonio de todos y todas con plena autoridad sobre cualquier figura del estado.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO