×
×
Red Internacional

Economía.Inflación: Las 5 razones que explican el fenómeno en Chile y la necesidad de defender un sueldo mínimo de $600 mil pesos

La economía hegemónica en Chile (neoliberal) viene desplegando una “campaña del terror” contra los retiros de las AFP y los subsidios como el IFE. Según señalan diversos expertos, estas medidas estarían empujando a un ciclo inflacionario en el país. Más allá del signo político, todos alertan del “sobrecalentamiento” y de volver a los equilibrios macroeconómicos. En esta nota explicamos los motivos profundos detrás de la inflación y que no tienen que ver con el IFE y los retiros. Y defendemos la necesidad de una subida considerable del sueldo mínimo contra el chantaje empresarial.

Ignacio ParraPeriodista

Miércoles 27 de octubre | 03:42

El IPC de septiembre volvió a encender las alarmas de los economistas. Si se consideran los últimos 12 meses, el indicador de precios subió en un 5,3%. Si bien la cifra es levemente inferior a la inflación en EE.UU. (+5,4%) y bastante menor a la mayoría de Latinoamérica, la cifra ha servido de justificación para que el Banco Central suba la tasa de interés en 125 puntos base hasta 2,75%. Economistas de todos sectores plantean que el país estaría entrando en un ciclo inflacionario y por lo tanto habría que parar el consumo, los retiros de las AFP.

Como dicta el dogma neoliberal, la inflación es un fenómeno monetario y por lo tanto ante la suba de precios en la economía, lo que corresponde es cortar el consumo subiendo la tasa de interés, encareciendo los créditos y limitando la cantidad de dinero en circulación. Nada dicen los economistas del problema global de las cadenas de suministros, la subida del dólar, la alza en bienes y servicios básicos controlados por monopolios o los efectos indeseados que podría tener la alza de tasas que está aplicando el BC.

Te puede interesar: Cadenas de producción, cuellos de botella y posiciones estratégicas

1. Cadenas de producción globales y cuellos de botella logísticos

Un primer fenómeno para explicar la inflación en Chile, es que es parte de un proceso mundial. Con la internacionalización de la producción de bienes y servicios a finales del siglo XX, la producción global se distribuyó por una serie de países. Luego de la pandemia, tanto la producción como la logística involucrada están teniendo una serie de problemas para responder a la demanda lo que empuja a la subida de precios generalizada. Entre los problemas se puede encontrar la escasez de mano de obra para empleos ligados a la logística como conductores de transporte, trabajadores portuarios, entre otros.

Todo esto se suma al encarecimiento del petróleo que ha hecho que los fletes a nivel global suban 8 veces entre julio de 2019 y septiembre de 2021. El caso del petróleo Brent de referencia para Chile ha subido ya a su precio más alto desde 2018 y amenaza con superar precios de hace 7 años.

Si bien la explicación de este problema planetario tiene sus raíces profundas en las políticas neoliberales aplicadas durante los últimos años, podemos encontrar motivos recientes a la escasez de algunos bienes manufacturados como es el caso de los semiconductores, un elemento indispensable para la fabricación de una serie de productos electrónicos y de otros sectores como el automotriz.

2. Fuga de capitales y devaluación del peso

Por el lado de la economía interna es importante señalar los movimientos que han realizado en el último año las grandes empresas. Si se analizan las grandes empresas este año ha sido noticia el retiro del 100% de utilidades. Considerando las 500 empresas más grandes, se han retirado en utilidades más de US$20 mil millones, una cifra muy cercana al primer retiro de las AFP.

Seguido de este movimiento, han aumentado considerablemente las cuentas corrientes en moneda extranjera como señala el Banco Central. Según confiesa La Tercera en una editorial, se trata de una “apuesta del mercado contra Chile”. Por un lado los grandes empresarios retiran utilidades que implica no invertir en las empresas, presionando a que la oferta de bienes y servicios se estanque y por esa vía presionar a que haya más inflación.

Por otra parte, el aumento de fuga de capitales, devalúa el peso, haciendo que sea una de las monedas más golpeadas en el año, fuga de capitales que también han acompañado las AFP llegando a un máximo histórico sus colocaciones en el extranjero. Este movimiento intencional de los grandes capitalistas tiene el efecto de encarecer los bienes importados aportando nuevamente a la inflación.

3. Alza de precios por los monopolios en servicios básicos

En la memoria popular reciente se encuentran una serie de colusiones en diversas industrias para subir artificialmente los precios. Ahí podemos encontrar sectores tan distintos como la colusión de los pollos, del papel higiénico, de las farmacias, entre otras. Como se sabe, la economía en Chile está plagada de monopolios (hay un único oferente del bien o servicio) o de oligopolios (pocos oferentes), controlados por las familias más poderosas del país.

Un reciente estudio de la Fiscalía Nacional Económica denunció el alza artificial de los precios del gas, ya sea en su versión de gas licuado (subida de 15%) que es un oligopolio de 3 empresas. Y en el caso del gas natural por cañería (subida de 13% a 20%) donde existe un monopolio. Se calcula que el sobreprecio habría significado ganancias anuales adicionales por US$261 millones para estas empresas.

Considerando las alzas más significativas en el IPC en los últimos 12 meses, nos encontramos con subidas en: Gas licuado (+23,6%), Carne de vacuno (19,1%), Vivienda y servicios básicos (5,6%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (5%). En la mayoría de estos sectores actúan monopolios y oligopolios que son propiedad de las mismas familias dueñas del país. Un reciente reportaje de 24 horas denunció el rol de las grandes inmobiliarias de la industria del arriendo que poseen más del 50% de las viviendas en Santiago y han elevado los precios de viviendas y arriendos de forma artificial haciendo casi inalcanzable el derecho a la vivienda.

4. Alza de tasas del BC: Logrando el efecto indeseado

Cómo señala Ramón López, en esta coyuntura económica, con un fenómeno de inflación global, retiro de utilidades y falta de inversión, devaluación del peso y alza artificial de precios, el retiro del estímulo monetario por parte del Banco Central con la correspondiente alza de tasas puede tener el efecto contrario del que se busca.

Al haber un encarecimiento de la inversión por el mayor coste de los créditos, se desincentiva la inversión productiva y por ende la oferta de bienes y servicios baja aumentando más las presiones inflacionarias y la distancia entre demanda y oferta.

Estos movimientos son coherentes con un Banco Central que lejos de la supuesta autonomía que tiene, ha actuado alineado con las políticas del gobierno y ha facilitado la venta de los activos locales de las AFP contribuyendo a la devaluación del peso. Incluso en el IPOM de septiembre realizó una defensa abierta de las AFP y contra los retiros: “… es muy probable que nuevos retiros de ahorros previsionales, más aún la probabilidad de retirar el 100% de ellos, lleven a los distintos agentes a considerar que está ocurriendo un cambio estructural en la base de ahorro de la economía, la que ha sido clave para el desarrollo del país, la dinámica de la inversión y el acceso del fisco a financiamiento a un costo adecuado”.

Te puede interesar: Una vida que merezca ser vivida: Carestía y precarización, inflación y la lucha por un salario mínimo de $600.000

5. Inflación contra las y los trabajadores y la defensa de un salario de $600 mil

Por esto, contra el chantaje empresarial de la inflación para atacar las condiciones de vida de las grandes mayorías, hay que oponer la demanda de la subida del salario mínimo a $600 mil pesos que debe ir acompañada de medidas como su reajuste en base al IPC; control de precios, mediante comités de trabajadores y consumidores, que permita combatir a los monopolios y su constante política de colusión; el fin del Multirut; o la apertura de los libros de contabilidad, para saber realmente la composición de esas empresas y para terminar con el enorme fraude que hacen, entre otras. Son los sindicatos y comités de trabajadores los que podrían permitir saber a ciencia cierta cuántos recursos tiene una empresa. Como señalan los recientes ganadores del Nobel de economía, una demanda así está lejos de tener un efecto negativo sobre el empleo como dicen los economistas neoliberales.

Las candidaturas obreras del Partido de Trabajadores Revolucionarios - como la del trabajador industrial, Lester Calderón-, de mujeres y juventud, se proponen ese camino: transformar a la clase trabajadora en sujeto político, con un programa independiente a la clase capitalista.


Temas

INE    AFP    Inflación    Economía



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias