×
×
Red Internacional

Después de que su médico de cabecera afirmara que el machi Celestino Córdova se encuentra en un estado grave de salud, desde el director del Hospital de Nueva Imperial, Cristián Araneda, desestimó las preocupaciones y los diagnósticos realizados por los cercanos a Córdova. ¿Qué esconde esta contradicción?

Domingo 19 de julio de 2020 | 03:01

Más de 75 días de huelga de hambre lleva adelante el Machi Celestino Córdova, quien ha buscando ser liberado de su condena como el único imputado por el caso Luchsinger-Mackay, solicitando incluso cumplir condena desde su comunidad. La respuesta de parte del gobierno ha sido silencio y mayor opresión al pueblo mapuche.

Posterior a hacerse conocida la noticia del estado grave de salud de la autoridad ancestral mapuche, es que desde el Hospital de Nueva Imperial, recinto al cual fue trasladado desde la cárcel en la que se encontraba recluido, solicitaron una evaluación médica de él, llegando a desestimar la gravedad del machi Celestino Córdova. “Está hemodinámicamente estable, afebril, sin requerimientos de oxígeno, con un leve dolor abdominal, pero que no ha requerido administración de medicamentos. Pero, está en una condición espiritualmente vulnerable”, afirmó el director del Hospital, Cristián Araneda.

Desde la familia y los cercanos a Córdova, sostienen que “claramente dichos funcionarios han sido mandatados de parte del gobierno para bajar el perfil y colocar paños fríos respecto al real estado de salud de nuestro Machi Celestino y una respuesta torpe y engañosa de las autoridades de gobierno frente a la amplia reacción de apoyo a nivel nacional e internacional que generó la salida de urgencia de nuestra autoridad hacia el hospital”.

Agregan, “se omiten los episodios de sangrado interno que tuvo nuestro Machi Celestino”, además de la “situación que es gravísima en su contexto de ayuno, que pudiera significar una ulcera gástrica o duodenal (que puede perforarse o que pudiera producir necrosis, o muerte de parte de su colon), situación que no podemos objetivar con certeza y decir livianamente que nuestro machi se encuentra en buenas condiciones si no se han realizado los exámenes pertinentes”, según declaran en su comunicado.

A su vez, sostienen que esta irregularidad por parte de las autoridades –tanto del gobierno como del recinto hospitalario- no hace más que buscar desacreditar las declaraciones emitidas desde los cercanos y de su propia médico de cabecera, ya que “la gravedad de su estado está plenamente documentada ya sea por la médica funcionaria del hospital que lo evaluó a su llegada, tanto por la médica de cabecera y tanto por las profesionales del Colegio Médico que así lo confirman”, realizando además un emplazamiento al gobierno a “dar una solución definitiva a esta situación y dejar de dilatarla ante comisiones y reuniones que no resuelven nada. Ante la inminencia del inicio de una huelga de hambre seca a inicios de la próxima semana”.

Te invitamos a leer: Comunicado Público del Machi Celestino: "Su estado es de riesgo vital latente"

El caso del machi Celestino Córdova refleja la situación de represión y abandono que vive hoy el pueblo mapuche

Pese a que no existan pruebas contundentes que acrediten la resolución que mantienen al machi Celestino Córdova como el único imputado y “culpable” por el caso Luchsinger-Mackay, el comunero mapuche fue sentenciado a 18 años de cárcel. El caso no está lejos de esta forma de los innumerables montajes que ha realizado desde Carabineros de Chile, el Ministerio del Interior y el conjunto del gobierno para mantener la histórica opresión, persecución, represión y abandono hacia el pueblo mapuche.

El día de ayer era asesinado Camilo Catrillanca, bajo un montaje que fue cubierto desde los policías que le dispararon por la espalda hasta los principales rostros del gobierno, mientras el ex Ministro del Interior, Andrés Chadwick, afirmaba a todo el país que Catrillanca había muerto producto del robo violento de un auto a dos profesoras de la localidad, aún sabiendo la verdad del caso. Hasta el día de hoy el menor que acompañaba al ex dirigente estudiantil del 2011 padece secuelas psicológicas producto del brutal asesinato.

Se trata de una opresión histórica, fundamentada en la protección de los grandes empresarios forestales y latifundistas a costa del robo y la usurpación de tierras ancestrales, mientras que las comunidades mapuches apenas tienen el control del 0,6% de todo lo que es considerado territorio ancestral.

Hoy carabineros de Chile, recibe medallas bajo el “honor” de aterrorizar familias, secuestrar, reprimir y asesinar mapuches. Un verdadero racismo completamente institucionalizado que el conjunto de los gobiernos –desde la dictadura hasta la fecha- han perpetuado. Hoy más que nunca las exigencias que se producen en EE.UU a raíz del asesinato de George Floyd, referidas a la abolición de la policía deben ser tomadas en su totalidad por el pueblo chileno y mapuche. Carabineros de Chile debe disolverse completamente. Ayer y hoy nos han demostrado que sólo sirven para proteger a los verdaderos dueños del país, a los grandes empresarios, a los poderosos, a los ricos, que son los mismos pulpos de las AFP.

El gobierno no hace más que afilar sus garras represivas mientras anuncia extensiones de cuarentenas truchas. Hoy los aumentos de presupuesto para la represión incluso superan los fondos destinados a las pensiones del pueblo trabajador, debido a que lo que les preocupa es mantener sometido al pueblo que hizo temblar todos sus cimientos en el estallido de octubre del 2019.

La solidaridad entre el pueblo trabajador y pobre debe extenderse al conjunto de las comunidades mapuche y hacer de nuestras exigencias una sola bandera de lucha y unidad. Exigir la libertad de todos los presos políticos mapuche y de la revuelta, la desmilitarización de todo el territorio ancestral, la devolución de todas las tierras usurpadas, así como luchar en conjunto por el derecho a la autodeterminación del pueblo mapuche. Hoy más que nunca nuestras demandas se encuentran profundamente entrelazadas, y bajo un enemigo en común, como lo es el gobierno de Piñera y todos sus secuaces que han hecho sus fortunas a través de la usurpación de tierras, o de nuestro trabajo, o como se puede oír en cada conversación en la última semana: de nuestros ahorros de toda la vida.

No te pierdas: Las vidas mapuche important: ¿Qué hacer con la policía?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias