Política Chile

Opinión

Gabriel Boric: su lucha por juntar firmas y sentarse en la mesa junto a la vieja Concertación

Sin duda la ley de partidos es excluyente, el solo hecho de requerir firmas en plena pandemia es una traba antidemocrática, +sin embargo, Boric levanta su candidatura llamando a conversar con todos quienes asuman la “responsabilidad” de hacerse cargo de responder a las demandas levantadas durante el “estallido social”, incluyendo a la ex concertación, que durante los últimos 30 años administraron este sistema neoliberal y la herencia de la dictadura, de ahí que su candidatura sea legítimamente repudiada por amplios sectores.

Lunes 10 de mayo | 11:07

La ley de partidos exige más de 30 mil firmas a las candidaturas presidenciales que no sean de un partido constituido a nivel nacional, lo cual es un obstáculo importante, que busca imposibilitar el surgimiento de nuevas alternativas y referentes políticos.

Sin embargo es impresentable que Gabriel Boric diga muy suelto de cuerpo que está disponible para sentarse a conversar con todos quienes asuman la “responsabilidad” de hacerse cargo de responder a las demandas levantadas durante el “estallido social” y que al mismo tiempo meta en ese saco a la vieja concertación, con la DC, EL PPD y el PS incluidos. En donde la búsqueda de la unidad de esos sectores "progresistas" explicaría su deseo por participar de las “primarias amplias de la oposición”.

Por otra parte, en declaraciones hechas a la prensa este fin de semana, Boric plantea que le parece que el rol de Yasna Provoste ha sido correcto, y ¿cuál ha sido su rol? Ser el puente para llegar a acuerdos entre el oficialismo y la oposición, para buscar descomprimir el descontento social que viene macerando y de paso salvar a Piñera y al régimen político de conjunto luego de la crisis abierta por la salida a escena de los portuarios y el retorno de las barricadas y las cacerolas ante el conflicto por el tercer retiro del 10 %.

Si a Boric le parece correcto que la DC dirija las tratativas con Piñera para brindarle otro tanque de oxígeno y de paso mantenerlo en el poder en plena impunidad, por el supuesto "bien del país", quiere decir que entonces no ha entendido nada, ya que justamente es la misma operación a menor escala, del bullado "acuerdo por la paz y la nueva Constitución", del cual él y su partido amigo RD (Giorgio jackson) en nombre del frente amplio fueron partícipes y protagonistas. Lo que les provocó ganarse el repudio de una amplia franja de su electorado de izquierda y de la juventud, cuestión que sin duda explica el rechazo de una buena parte del electorado independiente y de izquierda a su figura.

Entonces cabe preguntarse y preguntarles a los militantes Convergencia Social que mayoritariamente dicen haber cuestionado el rol jugado por Boric durante las tratativas con la derecha del acuerdo por la paz, ¿por qué hoy lo proclaman como su carta presidencial? ¿Acaso sólo cuestionan que Boric haya firmado el acuerdo por la paz sin consultarles?, si esto fuera así, significa que el balance que hacen de ese nefasto momento histórico no es de contenido, sino solo sería una crítica de forma sin cuestionar el fondo.

Te podría interesar: Disputa entre Lavín y Matthei como carta presidencial marca la crisis al interior de la UDIhttp://www.laizquierdadiario.cl/Dis...

Sin embargo a pesar de lo complejo de la recolección de firmas, como dice Boric, por estar en pandemia, por solo poder reunirlas en regiones en las que Convergencia social está legalizado como partido, etc. El timonel del Frente amplio además enfrenta otro problema, que no es técnico sino político y al cual hace la vista gorda, a saber, el tremendo rechazo de amplios sectores de trabajadores y juventud por verlo como una promesa más de la llamada “bancada estudiantil” que supuestamente vendría a renovar la política y que terminó incluso más rápido de lo que se podría esperar, totalmente integrado a las lógicas políticas del viejo parlamento. Y eso aunque Boric no lo quiera reconocer, hoy le está pasando la cuenta.

Probablemente Boric crea que la gente ya olvidó su vergonzoso rol durante la revuelta, e incluso más atrás, lo que sería una señal más de la devaluación que estos “renovadores” frustrados de la política hacen de nuestro pueblo, ya que como provienen de capas medias y altas de la sociedad, no conocen el pensar y sentir profundo del pueblo trabajador en Chile. Toda su vida vivió en una burbuja y es notorio que hoy lo sigue haciendo.






Temas relacionados

Convergencia Social   /   Gabriel Boric   /   Política Chile   /   Política   /   Frente Amplio   /   Oposición

Comentarios

DEJAR COMENTARIO