×
×
Red Internacional

Derecho a la vivienda.Familias que viven en campamentos aumentó un 315% en La Araucanía

La región de La Araucanía, presentó un aumento de un 315,38% de familias que viven en campamentos y un aumento de un 128,57% de campamentos.

Luis CifuentesObrero de la construcción y candidato a constituyente

Lunes 26 de abril | 09:36

La ciudad de Temuco se transforma año a año en una ciudad con ritmos de crecimiento poblacional acelerados, el sector inmobiliario irrumpe rápidamente en los sectores céntricos de la ciudad, con grandes edificios y condominios. Pero este crecimiento de lugares habitacionales no solo se ha traducido a las grandes y poderosas inmobiliarias que arrasan a nivel nacional a mano de grandes empresarios del rubro, sino que también los sectores más empobrecidos durante la crisis sanitaria y económica han aumentado tanto los niveles de hacinamiento en las viviendas como la necesidad de la autoconstrucción de viviendas, dando origen hasta el momento a más de 30 tomas en toda la capital regional.

Ante la creciente vulnerabilidad habitacional y económica que se ha visto profundizada en medio de la pandemia del covid19 y la pésima política económica del Estado y el gobierno para la población, se ha visto reflejado el aumento de personas y familias sin un techo digno para vivir, consecuencia de esto, ha sido el crecimiento de tomas y campamentos.

Recordemos que ha comienzos de la pandemia, vimos como cientos de familias de los campamentos de Temuco exigían a las autoridades locales que les dieran acceso al agua, bajo un constante riesgo sanitario con la llegada del covid-19, la respuesta de la municipalidad no solo fue negativa para entregar el suministro, sino que junto a esto se sumó represión y desalojo hacia las familias que allí residían. Estos hechos fueron denunciados en su momento ante entes internacionales, por tratarse de acciones contra los derechos humanos, en medio de una pandemia.

Así también, desde marzo de este año, familias de campamentos del sector Amanecer, vienen denunciando que no cuentan con acceso al agua potable, y que desde principios de Enero se les vienen haciendo promesas para la instalación de un estanque. Según datos entregados por la Fundación Viviendas y Techo Chile, en el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021, a nivel nacional hay más de 81.643 familias que viven en 969 campamentos a nivel nacional, cifra histórica, que no se veía desde 1996.

El incremento del déficit habitacional cada vez va más en alza, familias que se encuentran allegadas, viviendo bajo el hacinamiento o empujadas a vivir en campamentos. El estudio de la CChC, da cuenta que para el año 2017, 2,2 millones de personas requerían una solución habitacional en Chile, donde era necesaria la construcción de 739.603 viviendas. Así también, da cuenta que el déficit habitacional desde el año 2015 al año 2017 tuvo un aumento de un 13%, aunque no se consideró los arriendos, subarriendos, migrantes o personas en situación de calle, por lo que estas cifras serían aún más grandes.

En el caso de la región de La Araucanía, presentó un aumento de un 315,38% de familias que viven en campamentos y un aumento de un 128,57% de campamentos en toda la región, según el estudio realizado por la Fundación Viviendas y Techo Chile. Esta alza tiene directa relación con los miles de empleos destruidos en el último año, como también la reducción de salarios bajo la “ley de protección del empleo”, transformándose en un enorme impedimento para miles de familias de continuar pagando arriendos.

La proliferación de contratos de trabajo de naturaleza temporales, la informalidad, la subcontratación, y el desempleo en considerable aumento, vienen en perjuicio directo a las familias a la hora de acceder a la anhelada casa propia. Gran parte de la clase trabajadora en estas circunstancias simplemente no son sujetos de crédito hipotecario, no califican para subsidio habitacional alguno que pudiera otorgar el Estado por medio del Serviu, puesto que el Registro Social de Hogares (Instrumento cada vez más disfuncional) resulta discriminatorio en estos casos. Es en estas y otras muchas situaciones en las que el conjunto familiar, ya sea numeroso o reducido, que por años han lidiado con el dolor de vivir de allegados o en arriendos caros de casa en casa.

¿El sueño de la casa propia se desvanece cada vez más en nuestro país?. Un estudio realizado por la CChC reveló que el acceso a la vivienda en Chile resulta "inalcanzable", y está entre los países que lideran el flagelo. Además la tendencia se ha ido profundizando en el tiempo, las tasas hipotecarias en el país están en mínimos históricos, y donde algunos bancos incluso ofrecen créditos a 40 años. El estudio explica además que el precio de las viviendas ha aumentado un 67,8% entre 2011 y 2019. La investigación de la CChC indicó que gran parte del alza del precio de las propiedades se explica principalmente por el incremento en el precio del suelo.Se explica además que un acceso más difícil a la vivienda ha llevado a que muchas familias opten por arrendar en lugar de comprar. De hecho el porcentaje de propietarios ha bajado a niveles que no se veían en el país desde los años 80.

Podría interesarte: Aumento explosivo: 81.643 familias viven en campamentos en Chile

Durante los últimos días, la municipalidad de Temuco dio a conocer que construirá 150 casas de emergencia, para familias de campamentos en la comuna, labor que sería llevado a cabo en base a voluntariado, en conjunto con la organización latinoamericana “Techo”” y “Un Techo Para Chile”, soluciones de parche momentáneas pero! ¿Qué pasa con las demás familias? Ciertamente no ataca de raíz a la histórica y dolorosa deuda que el Estado mantiene pendiente con la población más desposeída. He aquí un ejemplo elocuente de la manera cómo la burguesía resuelve en la práctica la cuestión de la vivienda. El problema no termina siendo subsanado de raíz sino solamente, desplazado. Mientras exista el modo de producción capitalista, será absurdo querer resolver la cuestión de la vivienda o cualquier otra cuestión social que afecte la suerte de la población.

Mientras el gobierno de Piñera, envía al Tribunal Constitucional el tercer retiro del 10%, cientos de personas de comités de vivienda y de campamentos se manifestaron en la ciudad de Temuco, como a nivel nacional. Y es que ante la crisis sanitaria, la clase trabajadora ha sido fuertemente afectada ante las políticas nefastas del gobierno.

Ante la crisis económica y sanitaria, somos millones que seguimos pagando de nuestro bolsillo una crisis, mientras las familias peligran contagiarse, las políticas del gobierno siguen siendo inútiles ante los niveles de pobreza y desigualdad que existen. El aumento de familias viviendo en campamentos, imposibilitadas para alcanzar a pagar un arriendo o tener una vivienda digna, hace urgente el impulso de un plan de emergencia habitacional, donde los proyectos que se levanten sean gestionados por los comités de viviendas, que lo compongan las y los mismos pobladores, trabajadores y profesionales, bajo 4 ejes que son clave: La disposición de infraestructura habitable desocupada con prohibición de desalojo; La expropiación de los terrenos ociosos que se encuentran en manos de bancos y especuladores del sueldo para dar una respuesta a la demanda habitacional; Condonación de la deuda hipotecaria; Y fin al subsidio a los privados.

Sabemos que el camino no es fácil, porque los grandes empresarios no querrán dar su brazo a torcer a favor del pueblo trabajador, es por esto que es urgente expropiar a las multimillonarias constructoras e inmobiliarias y Estatizar las grandes propiedades de suelo y de servicio urbanos de servicios básicos como agua y energía, incluyendo el transporte, gestionado por las y los trabajadores y sus usuarios.

Podría interesarte: La vivienda como derecho fundamental: Propuestas para un plan de emergencia habitacional ante la crisis sanitaria




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias