×
×
Red Internacional

DENUNCIA ESCLAVITUD MODERNA.FCAB mantiene trabajando a ferroviarios 30 días por 12 horas y pretende aumentarlo a 45 días

Hoy, el gobierno, entremedio de esta crisis sanitaria que afecta principalmente a la clase trabajadora y a sus familias, saca leyes como lo es “protección al empleo” que solo resguarda las ganancias de los grandes empresarios y deja a los trabajadores a la suerte de la vida. Entre la salud y el hambre, la espada y la pared, es la tónica de los empresarios como Luksic que buscan pasar mayores ataques y súper explotar a las y los trabajadores.

Sábado 11 de abril de 2020 | 14:24

Denuncia anónima

Como trabajador ferroviario, quiero denunciar diferentes situaciones que vienen ocurriendo en Ferrocarril de Antofagasta Bolivia-FCAB (perteneciente al grupo Luksic), ya que mientras la gerencia saca videos de saludos como el “En FCAB unidos saldremos fortalecidos de esta experiencia”, desde la comodidad de sus hogares, donde se refieren a los trabajadores como la primera línea de la producción. Pero, mejor dicho, los trabajadores siempre hemos sido la primera línea para que los empresarios acumulen grandes fortunas a costa de nuestro esfuerzo y nuestras vidas, lo que hoy en medio de la pandemia por el coronavirus se expresa más crudamente, teniendo que trabajar con una gran presión en momentos críticos donde los contagiados por el virus aumentan cada día más en la región. Sin embargo, en su video corporativo nada muestran de la realidad que vivimos día a día la verdadera familia ferroviaria; la empresa quiere tapar con un dedo el sol, pero sabemos que eso es imposible.

Luksic al igual que los demás empresarios se aprovecha de esta situación crítica, donde muchos estamos obligados a trabajar por el temor a ser despedidos, quedándonos sin sueldo, mientras los dirigentes de nuestros sindicatos nada dicen ante las injusticias, más que dar a conocer los comunicados de la empresa.

Ejemplo de esto es el nivel de estrés y explotación a los que están siendo sometidos los compañeros operadores de trenes del grupo de argentinos, quienes tienen turnos 15x15, pero ante la pandemia su relevo hace más de 15 días que no puede pasar al país, y la empresa en vez de buscar la forma de respetar el descanso de los operadores, los ha tenido por 30 días seguidos trabajando en turnos de 12 horas y ahora empiezan la quincena donde se podrán ver expuestos a trabajar 45 días de corrido.

Además son compañeros que suben en los trenes que van a Minera Escondida donde se exponen al virus en un casino donde conviven mínimo 300 trabajadores, quedándose muchas veces en campamentos donde el tráfico de gente supera las 50 personas. Hasta ahora no han podido volver a sus hogares en el país vecino, pero a la gerencia nada le importa más que mantener la producción y las ganancias a costa de la salud física y mental de nuestros compañeros de trabajo. Si esto no es súper explotación, ¿qué es? Hay que parar esta situación.

Esto es sólo una parte de lo que viven los trabajadores, y es aquí donde los sindicatos deben velar por la salud y vida de los trabajadores. Es hora de que los sindicatos de operación de trenes y maestranza rompan la tregua con la empresa como se han acostumbrado en el FCAB, como lo vemos también en algunas mineras, y llamar a paralizar las funciones. Nuestro trabajo hoy no sirve para enfrentar el coronavirus, dicen que transportamos lo valioso del norte, pero nada es esencial para salvar a los trabajadores y el pueblo. Los dirigentes de los sindicatos deberían estar organizando asambleas para paralizar la producción y que todos podamos tener derecho a licencias pagadas con el sueldo y no con nuestro seguro de cesantía. No puede ser que mientras ocurren estos abusos parte de las direcciones sindicales se encuentren en cuarentena dejando a los trabajadores a merced de la empresa, igual como lo está haciendo la CUT mientras atacan a miles de trabajadores en el país.

Como dijo un compañero de trabajo, hoy seguimos siendo esclavos en otra época, pero a él y los demás trabajadores les digo que los esclavos lucharon para ser libres, nosotros tenemos que superar el miedo ante las amenazas de despidos. Unidos los trabajadores somos más fuertes, unidos podemos luchar para paralizar las operaciones ferroviarias y salvar la vida de todas nuestras familias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias