×
×
Red Internacional

Hospital Sotero del Rio. “Exigimos dignidad, no da para más”,el paro relámpago de enfermería de la UPC del Hospital Sótero del Río

Desde inicios de esta semana las enfermeras y enfermeros de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Sotero del Rio (Puente Alto) han estado denunciando las malas condiciones en las que se encuentran trabajando. Denuncian graves daños en la infraestructura que impiden atender dignamente a los pacientes.

Camila MezaArquitecta USACH - ex candidata a diputada por el Distrito 12

Agrupación "Abran Paso"Agrupación de trabajadoras y trabajadores de la salud

Sábado 25 de junio | 01:53

El día martes protestaron a las afueras del Hospital y se declararon en paro indefinido hasta que sus exigencias sean respondidas.

Las y los enfermeros del área de UPC se manifestaron en uno de los principales ingresos del Hospital para denunciar las pobres condiciones en la infraestructura de sus lugares de trabajo.

Cuentan que desde hace meses se encuentran en una "residencia transitoria", lugares donde toman sus horas de colación y reposo, que presenta goteras provenientes de tuberías de aguas servidas, donde no hay lavamanos, acceso a agua potable, y en la que hoy, por la falta de calefacción y ante las bajas temperaturas, los trabajadores tapan con cartones las ventanas para poder usar los lugares de descanso.

Estos manifiestan: “no dan ganas de venir a trabajar bajo estas condiciones, tenemos que hacer turnos extras y más encima hay que almorzar junto a las moscas. Somos considerados un número más para el Hospital y para el Servicio de Salud Metropolitano, nos exigen responder ante la situación sanitaria y responsabilidad en nuestros lugares de trabajo, pero mientras desvalorizan nuestra labor e invisibilizan nuestras necesidades, esto que exponemos es muestra de ello.”

En conversación con la presidenta de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Salud (Aprus) Roxana Guajardo nos comenta: “Se normaliza que esté todo en mal estado, se les baja el perfil, mientras las y los trabajadores deben aguantar realizar sus labores bajo estas condiciones. Hay una mala comunicación entre las jefaturas y la dirección del Hospital en la cual está hoy el Dr. Manuel Orellana, Director subrogante. Estos problemas se pueden resolver antes teniendo una mayor coordinación ante las falencias que vamos detectando”.

La paralización de esta sección ya no continúa, en una reunión que sostuvieron desde el área de UPC con las direcciones se acordó la entrega de una sala transitoria con agua potable y el levantamiento de una carta Gantt para fijar el proceso de entrega de una nueva residencia definitiva, medidas que avanzan en la resolución de parte de las problemáticas de las y los funcionarios. La organización y movilización para visibilizar estas problemáticas motivó a las autoridades a responder, este es un pequeño ejemplo de las potencialidades de la unión entre las y los trabajadores por la defensa de sus derechos.

El problema de fondo

Uno de los principales problemas que enfrenta el sistema de salud público es el bajo gasto en el sector como porcentaje del PIB: 9,4% de los cuales menos del 6% va al sector público y el resto se inyecta en el sector privado. En el caso de la cantidad de enfermeras, por cada 1000 habitantes (2017) habían 2,3 de estas profesionales, cuando el promedio OCDE era de 9 x 1000 habitantes. Incluso la cantidad de camas por habitantes era de 2,1 x 1000 habitantes, cuando al 2017 el promedio OCDE era de 4,7 por cada mil personas.(1)

La baja inversión en la salud pública también repercute en la calidad de su infraestructura. La pandemia por Covid-19 no hizo más que demostrarlo; Hospitales con cortes de energía, con pabellones anegados por las lluvias, otros sin agua, con filtraciones, personas siendo atendidas en Hospitales de campaña a bajísimas temperaturas, o como hoy en los consultorios de comunas periféricas como Puente Alto en los cuales las y los trabajadores se deben tomar su hora de colación y descanso a la intemperie en pleno invierno ante la falta de infraestructura destinada a ello en sus lugares de trabajo.

En estas materias, el presidente Gabriel Boric, además de un plan de salud mental en su programa de gobierno, anunció un Plan Nacional de Salud donde propone un aumento del gasto público de manera progresiva hasta llegar al promedio de la OCDE; ciertamente una medida esperada por su votantes, que tiene como límites la contención del gasto fiscal por parte del presidente y el concertacionista ministro de Hacienda Mario Marcel, la correlación en el parlamento donde las fuerzas de derecha no son minorías y las pocas intenciones de los partidos del conjunto de Apruebo Dignidad para organizar a las bases de los centros de trabajo para imponer derechos que van contra los intereses de los empresarios y los partidos de los 30 años, a los que Boric vuelve a legitimar y hacer guiños (a Bachelet, a Lagos).

Y como furgón de cola de este y sus ministerios, toda la casta dirigente de la Secretaría de Salud de la CUT, las distintas FENATS, la CONFUSAM, FENPRUSS o CONFEDEPRUS; que organizan escuálidas manifestaciones entre dirigentes nada más y ni siquiera democratizaron la Iniciativa Popular de Norma que apuntaba a un Sistema Único, a lo que renunciaron sin organizar una fuerza desde las bases que lo conquistara, con los métodos de movilización de trabajadores/as y la comunidad.

Desde la agrupación Abran Paso buscamos, mediante la organización, darle una salida a estos problemas, para un financiamiento integral a la salud pública se debe necesariamente disponer de los recursos que hoy se les otorga a los prestadores privados, en perspectiva de que toda infraestructura de salud pase a un Sistema Único (público) de Salud, financiado por el Estado con la aplicación de impuestos a las grandes fortunas y la nacionalización de los recursos estratégicos.

Un Sistema donde controlemos democráticamente, “desde abajo”, los trabajadores/as y la comunidad, para decidir el destino de los recursos, como la organización de las jornadas laborales, los procesos asistenciales y las dotaciones suficientes para un trabajo sin sobrecarga en condiciones dignas y saludables: Para mejorar las condiciones se requieren recursos y estos recursos existen, pero están en manos de unos pocos.

Te podría interesar:

NUEVA CONSTITUCIÓN. Ni Sistema Único, ni fin al lucro en Salud: direcciones de la CONFUSAM, FENPRUSS y la CC claudican ante los mercenarios de la salud

(1) Análisis comparativo de los sistemas de salud público y privado. Evolución del gasto e inversiones implementados en ambos sistemas. Marcos espinosa, asesoría externa.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias