LITERATURA Y PROTESTA

"En Chile no hubo editoriales interesadas en publicar la novela de una profesora que mata al presidente"

Desde La Izquierda Diario, conversamos con JP Williams, escritor chileno y autor de la novela Aves Maledukadas ahora viviendo en Barcelona. A continuación te dejamos la entrevista que realizamos a distancia, pasando por la situación actual del país, el retrato del país en este libro escrito antes del terremoto social de octubre y lo que ha venido luego de ello, que le llevó al autor a dedicar su obra “a la memoria de los asesinados, torturados y mutilados en el despertar de octubre”.

Gabrielle Girardello

Estudiante de Sociología en la Universidad de Chile

Martes 10 de diciembre de 2019 | 07:51

En primer lugar, cuéntanos en qué contexto se germinó este libro, Aves Maledukadas

Son tiempos violentos, casi medio siglo. Los muertos y familiares de desaparecidos en dictadura aún no descansan porque hay impunidad, aún hay asesinos y torturadores en libertad, sin justicia no hay paz.

La constitución pinochetista y el modelo económico de Friedman son responsables de crear y mantener esta violencia, basada en la desigualdad social. El rico tiene la mejor salud, educación, cultura, alimentación, vivienda, justicia, un futuro asegurado y la felicidad comprada. El pobre tiene deudas morosas para costear las necesidades básicas, y algunos lujos (con mucho esfuerzo, ir a estudiar). La democracia fue cómplice silenciosa de esta violencia, le convenía. El Congreso y el Estado junto a los empresarios, se hacían más ricos y la gran mayoría, más endeudada y pobre. Nos mantuvieron divididos, nos odiábamos entre nosotros mismos, nos peleábamos en micros llenas, de la casa al trabajo y viceversa. Nos adormecieron con sus tarjetas de crédito. Reclamaba el amargado, el que nunca encontraba algo bueno.

Así vivimos enfermándonos poco a poco, liderando las encuestas continentales de consumo de alcohol, drogas, depresión, obesidad, entre otros. Nos normalizaron y acostumbramos a aparentar, aplastando al vecino. Nos reprimieron a tal punto que nadie protestaba. Educar para obedecer. En ese contexto terminé de escribir Aves Maledukadas, jamás pensé que Bachelet y Piñera se repitieran el plato. Fue decepcionante ¿cómo pudimos ser cómplices de esos regresos? El porcentaje de no participación fue altísimo ¿Qué mal hicimos?

Gracias a los estudiantes, fue el salto de la decepción a la admiración por el despertar del pueblo. Siento orgullo por la primera línea, las abuelas, los bomberos, las educadoras y profesores, la música y el baile en las plazas, la poesía de las murallas, los paramédicos, los vecinos en asambleas, la juventud sin miedo, los pobladores mirándose a las caras para dialogar, admiración por esa gente anónima, sin rostro conocido. Admiración por el pueblo levantándose en la calle ¡Y que el símbolo de lucha sea un perro negro!


Dices que la educación aquí es un lujo, y que la constitución Pinochetista y el modelo económico de Friedman son responsables de la desigualdad social. Pero luego también mencionas que no te esperabas que Bachelet y Piñera se repitieran el plato. ¿Que responsabilidades ves tú en la reproducción de esta desigualdad, en mantener la educación como un lujo por ejemplo, en cuanto a la derecha y la ex concertación, luego llamada nueva mayoría?

Lo veo así: Pinochet y Jaime Guzmán con los Chicago Boys son responsables de implantar esta Carta Magna y modelo. La Concerta, la Nueva Pillería y la Derecha en democracia son vecinos, primos lejanos, socios en empresas y sus hijos van a los mismos colegios. Ambos son perversamente responsables, unos por crear el monstruo y otros por darle de comer. Y ahora, quieren hacerla de nuevo con este pacto por la paz. Nadie les cree el discurso violento en palabras y en silenciosos acuerdos.


¿Y qué papel ves que viene cumpliendo el Frente Amplio y el Partido Comunista en todo este proceso? porque claro, el Frente Amplio es relativamente nuevo a diferencia de la derecha y la Concertación, pero se está probando...

¿Qué papel? La abstención y el rechazo son hilachas que están mostrando, nunca les tuve fe. Deben haber arreglines. A quienes sí les tengo fe son a las mujeres, a los estudiantes, a la primera línea, a las capuchas, a las asambleas territoriales, a los artistas que están comprometidos y al pueblo que ha sufrido todos estos 40 años o más y a los perros.

¿Qué mensaje entrega el libro Aves Maledukadas?

Cada uno lo interpreta a su modo, podrá encontrar nada o podrá encontrar algún mensaje cifrado. Escribir me liberó de una depresión, quizá el mensaje pueda estar allí, el arte sana, cualquier tipo de actividad que se haga con pasión. Luchar es un arte. Las mujeres, los estudiantes, los mapuches, los docentes, los jubilados, todos luchan en la calle como una forma de expresarse para lograr un espacio más digno, un lindo arte, porque no es individual, es colectivo.

En Chile no hubo editoriales interesadas en publicar la novela de una profesora que mata al presidente. Quizá porque fomentaba la violencia. Pero esto es ficción y no se compara con los perdigones que dispara la policía, no se compara con los discursos de guerra que declara el presidente y sus ministros, no se compara con las matanzas y violaciones a los derechos humanos que han cometido los pacos y militares. Ni se compara con el silencio de los medios masivos de comunicación, con el robo de las farmacias, afp, isapres, carreteras, minerías, bancos y otros conglomerados. Tampoco se compara con la violenta complicidad de privilegiados políticos eternizados en el poder sin hacer nada. No se compara con el injusto encarcelamiento del profesor Roberto. Eso es violencia real, lo mío es sólo un cuento.

Aves Maledukadas pronto será publicada en Barcelona y estará presente en la Feria del Libro de Sant Jordi 2020. Está dedicada a las víctimas del despertar de octubre y no pretende nada más que ser leída. En Chile, hay un amigo que la entrega a pedido, a puro pulso y en bicicleta.

Una profe que asesina al presidente... Aquí en Chile estas semanas han habido miles y miles de profes, particularmente muchas profesoras, exigiendo que Piñera se vaya. ¿Por qué una profesora? ¿Qué es lo que viste en ellas para ponerlas al centro de tu novela a cumplir ese rol histórico?

Sé leer y escribir, y no gracias a un carabinero. Tuve muy buenos docentes en mi vida, y lo que más recuerdo no son precisamente los contenidos de sus asignaturas, sino la paciencia y amor por entregar un mensaje. Los docentes son gente de mucho esfuerzo y de una importancia vital pero históricamente ha sido un rol poco valorado en nuestra sociedad. Sin embargo tienen una importancia esencial para la construcción de una sociedad.

He escuchado más de una vez a gente decirle a los jóvenes que no estudien para ser profesores y lo dicen por las malas condiciones laborales, por los bajos sueldos, por el agobio laboral, por las presiones de conseguir altos resultados y así asegurar ingresos al establecimiento. Hay que cambiar el sistema educativo, otro paradigma no en base a la competencia. Y en las asambleas constitucionales las profesoras y profesores que están en el aula deben ser escuchados.

¿Por qué una profesora? Si los docentes la tienen difícil, una mujer docente aún más complicada la tiene por el simple hecho de ser mujer. Y una profesora de escuela municipal aún mucho más brígida la tiene. Las profesoras tienen un poder social increíble. Cuando veo un estudiante del I. Nacional entregándole un libro a un paco, cuando veo estudiantes saltar un torniquete, cuando recuerdo a La Marcha de los Pingüinos, cuando leo a Mistral, cuando veo a Tarea Urgente y su teatro, cuando escucho a Víctor Jara… Veo una profesora o profesor con compromiso social que está despertando su conciencia y corazón. También hay docentes malos, como Jaime Guzmán u otro profe amarillo, pero son los menos. Mi hermana es educadora, mis mejores amistades son profesoras/es. Y tengo mucha admiración.

¡Justicia para el Profesor Roberto!

¿Cómo ha sido vivir la experiencia de este despertar de octubre fuera de Chile?

Sufrida. Por suerte estoy con la mejor compañera, con ella viajamos a España en septiembre por beca de estudio (sufriendo que no nos fallen con la precaria manutención mensual), por lo que no hemos ido a ninguna marcha en la Plaza de la Dignidad, nos sentimos culpables, sufrimos de insomnio y ansiedad, estamos desmotivados de salir y conocer lugares porque toda nuestra atención está allá.

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué chucha estamos acá? Nos llenamos de odio con las atrocidades que han cometido militares y policía. Nos da miedo saber que les puede pasar algo a nuestras familias en las marchas. Nos emociona ver a la gente unida en las calles, en las poblaciones y asambleas territoriales. Nos decepcionan cada vez más, los políticos y sus acuerdos. Pero estamos los dos juntos y nos abrazamos. El amor es resistencia y lucha. El amor nos mantiene vivos y nos da esperanza de que todo esto valdrá la pena.

Acá no muestran nada en televisión ni los diarios ¿Habrá intereses comprometidos de por medio? Toda la información es por testimonios personales de familia y amigos. Las redes sociales que tanto criticábamos con sus selfies ahora nos han acompañado e informado. Sólo confiamos en la prensa independiente.
Desde la distancia nos reunimos y salimos por las calles de Cataluña a marchar, hacemos el aguante a ustedes, para que sigan resistiendo. Nos queda harto tiempo afuera de Chile, pero regresaremos con mucha fuerza a sumarnos en la lucha, porque esto recién comienza.

Debe haber justicia por los responsables de todas las violaciones a los derechos humanos, debe haber una nueva educación, un nuevo sistema de salud, una nueva vivienda digna y accesible, debe haber un cambio radical, con una nueva constitución que nazca de los acuerdos de los vecinos en sus asambleas, que nazca con amor y justicia, una constitución que no esté manchada por los mismos de siempre.

Son tiempos violentos y quizá queda otro medio siglo más, por eso no hay que parar, hay que seguir despertando a la gente y no rendirse, ya no existe el miedo, a juntar energías porque esto recién comienza…






Temas relacionados

Novela   /   Literatura contemporánea   /   Narrativa   /   Literatura   /   Literatura chilena   /   Arte independiente   /   Arte y política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO