Sociedad

Empresas de telecomunicación en tela de juicio debido al alto costo de los servicios y la insuficiente calidad

Las empresas de telecomunicación se encuentran en tela de juicio debido a la alta demanda que existe en la actualidad producto de la pandemia y el deficiente servicio que ofrecen.

Domingo 26 de julio de 2020

Es irrefutable hoy en día que la dependencia tecnológica se encuentra en auge y subida, producto de la pandemia de Covid-19 y las obligaciones laborales de realizar teletrabajo o clases online para el caso de las y los estudiantes universitarios y secundarios.

Uno de los casos más emblemáticos que podemos encontrar es lo ocurrido con la empresa de telecomunicaciones VTR que ha sido blanco de bromas, críticas, denuncias y reclamos, tanto en redes sociales como en tribunales. Considerando la cantidad de reclamos que existen en subsecretaria de telecomunicaciones que ya ha cursado más de 70 cargos en contra de empresas de telefonía e internet.

Mientras la publicidad nos ofrece una conectividad ilimitada, vanguardista y con un banda ancha lleno de promesas de velocidad y descargas por doquier, podemos contrarrestar fácilmente esta fantasía digital con la realidad tangible que es extremadamente desigual y contraproducente, ya que, de muchos de estos megas o gigas, solo disfrutamos una pequeña y mínima parte de esta utópica visión digital del internet.

Una de las importantes situaciones a sopesar de esta actualidad, es tomar en cuenta la dificultosa situación como clientes de estos servicios a los cuales no tenemos oportunidad de contradecir, ya sea por nuestra falta de conocimientos respecto al servicio que contratamos o solo porque podemos confiar en lo que nos ofrecen sin cuestionar si la velocidad es o no es lo que nos prometen, debido a que el internet se ha vuelto un nuevo producto esencial para nuestros trabajos o clases. Esta falta de conocimientos respecto a la calidad de productos que consumimos no es debido a la falta de astucia que podemos tener como consumidores, sino que responde a una forma de sistema que intenta embaucar, desorientar o simplemente omitir información para generar ganancias más altas que las pérdidas que puedan sostener. Esta decidía empresarial, no solo se expresa dentro de nuestro acceso al internet, sino que se replica dentro de muchos de nuestros servicios básicos, aquellos que son insuficientes, deplorables o faltos de mantención.

Es necesario que podamos recuperar nuestra decisión soberana y democrática a elegir sobre los servicios que queremos contratar o no , teniendo la facilidad de salir de estos, con la misma facilidad que tenemos de inscribirnos, ya que en situaciones como las actuales los servicios de telecomunicaciones, electricidad, agua o gas se hacen aun más fundamentales de lo que solemos considerar, debido a los extensos horarios laborales a los cuales no veíamos expuestos y a los cuales hoy se vuelven aún más prolongados y difíciles de cumplir debido a las condiciones que nos exige la telecomunicación.

Ante esto se hace necesario exigir el cese de los cobros de nuestros servicios básicos, además de una profunda actualización de los servicios de telecomunicación y el cese de los trabajos no esenciales, para que las y los trabajadores puedan realizar los trabajos que las empresas les exigen.






Temas relacionados

Demanda   /   Ciencia y Tecnología   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO