×
×
Red Internacional

Opinión. El ajuste del Frente de Todos: un presupuesto a medida del FMI y la defensa “salvaje” del empresariado

El plan ortodoxo de Massa recorta partidas en áreas sensibles y libera fondos a las petroleras, mineras, y automotrices, entre otros. Con los precios descontrolados y niveles récord de informalidad laboral, hay 17 millones de pobres en el país. La pelea de los trabajadores del neumático marca la cancha, la verdadera guerra contra la inflación y la explotación laboral.

Jueves 29 de septiembre | Edición del día

Este miércoles inició el debate sobre la “ley de leyes”. Sergio Massa presentó el proyecto de Presupuesto 2023, que llegaría al recinto para finales de octubre. No es "invotable" habrían dicho desde la oposición cambiemita. A diferencia de lo sucedido en 2021, cuando le voltearon el presupuesto a Guzmán.

El país entró este año en un acuerdo de Servicio Ampliado con el Fondo (SAF) para pagar los U$s 44.000 millones de deuda macrista. El proyecto de Massa está completamente alineado con los condicionamientos y metas del FMI, que busca cobrar cada dólar y también garantizar un clima de negocios y entrega de los recursos que consideran “estratégicos”.

Massa confirmó una reducción del déficit fiscal primario del 2,5% de este año a 1,9% para 2023. En igual sintonía con el sendero de reducción del déficit comprometido con el FMI “el programa prevé el cumplimiento de un objetivo de déficit primario del 2,5 por ciento del PIB en 2022 y del 1,9 por ciento del PIB en 2023, como se destaca en el proyecto de presupuesto presentado recientemente”, se lee en el comunicado del organismo.

Las perspectivas de crecimiento económico también coinciden, se espera un freno que parte del 4 % del PBI de 2022 a un 2 % para 2023. Desde el Gobierno pasaron del “crecer para pagar la deuda” de la era Guzmán -que iba a contramano del programa con el FMI- a “estabilizar con inclusión”. Algo que también choca de frente con la realidad, la tasa de indigencia aumentó y en primera mitad del año fue de 8,8 %. La vicepresidenta responsabilizó a las alimenticias por esta suba, sin cuestionar el acuerdo con el FMI.

El gobierno ganó algo de tiempo con el “dólar soja” que le permitió robustecer reservas, pero no resuelve la brecha cambiaria. Así las presiones devaluatorias siguen en carrera. A pesar de esta fragilidad, está previsto que el tipo de cambio oficial finalice 2023 a $269 por dólar. Mientras la inflación pasaría del 95% este año a un 60% en 2023, sin explicación alguna.

Te puede interesar: Presupuesto 2023: inflación de ficción y un plan de ajuste para cumplir con el FMI

Esto no es una casualidad, la subestimación de la proyección inflacionaria es una maniobra “común” en la confección de los presupuestos en el país, ¿cuál es su objetivo? La licuación de partidas que se busca recortar, sin decirlo. En 2023 el gasto corriente y de capital (descontando los intereses de deuda) aumentará un 68,7 % si se cumple la meta oficial. Muchos especialistas han señalado que eso es muy poco probable. Tal como analizaron las economistas Mónica Arancibia y Lucia Ortega en este medio, la suba del gasto entonces “es inferior al 84% que esperan en promedio los analistas. En criollo: Massa apuesta a otro año de licuación de partidas. Pasará de 18,9% del PBI al 17,7%."

Si de austeridad se trata, las recientes felicitaciones de Kristalina Georgieva confirman que al FMI le gusta la profundización del ajuste del Frente de Todos, que viene de aplicar un fuerte recorte sobre partidas sensibles como discapacidad. La bronca desatada y las movilizaciones nacionales muestran que no será fácil.

Marcha en CABA contra el ajuste en discapacidad.
Marcha en CABA contra el ajuste en discapacidad. Foto: Martín Cossarini -ER

Vaca Muerta, sin grieta para el saqueo

La semana pasada, a través de la Resolución 655/2022 la Secretaría de Energía que comanda Flavia Royón autorizó a la empresa CHNC a exportar un 20% de su producción de petróleo sin pagar retenciones.

El Frente de Todos reactivó de esta manera un esquema de beneficios originados en el Decreto 929/2013. “Le otorgó a la Compañía de Hidrocarburo No Convencionales (CHNC), una firma creada en 2013 por YPF para vehiculizar financieramente y blindar jurídicamente la inversión de Chevron en el área Loma Campana, el desarrollo comercial de shale oil que ambas petroleras iniciaron ese año en Vaca Muerta”, señalaron desde Econojurnal.

En su gira por Estados Unidos el ministro de Economía en reunió en Houston con representantes del lobby petrolero que operan en Vaca Muerta: Chevron, Exxon, Shell, Britsh Petroleum, Total. Massa cumple sus promesas, dejando la puerta abierta a que el resto de las petroleras reclamen beneficios similares.

Te puede interesar: Vaca Muerta: ilusión, saqueo y transición

De la mano del Plan Gas 2020-2024 la producción de hidrocarburos en la cuenca neuquina viene en aumento. En 2021 la extracción de petróleo de 6,5% interanual y de la de gas de 0,5%, algo destacado en el proyecto de Presupuesto 2023.

A pesar de esto, y a 9 años del acuerdo entre Chevron e YPF para iniciar la exploración y explotación de gas y petróleo no convencional en Vaca Muerta, las familias trabajadoras no se beneficiaron. En Añelo la falta de gas por red es una realidad extendida. El impacto ambiental acumula gravísimas denuncias, como la presencia de sismos, de basureros altamente contaminantes.

Al respecto el concejal del FIT en Neuquén, Esteban Martine, denunciaba: “Hoy aprovechan la crisis de la deuda para una nueva ofensiva extractivista, con la excusa de juntar dólares. Pero los dólares los fugan o se los lleva el FMI. Para las petroleras no hay ajuste, sino todo lo contrario”. La inseguridad laboral sube al ritmo que aumenta la oportunidad de ganancias para estas empresas, hace poco tres trabajadores murieron tras una explosión en una refinaría en Plaza Huincul. Bronca, fue un crimen social.

Te puede interesar: Plaza Huincul: las vidas obreras valen más que las ganancias de las petroleras

Los rotos y los que rompen

Trabajadores del neumático en asamblea en las puertas del ministerio de Trabajo.
Trabajadores del neumático en asamblea en las puertas del ministerio de Trabajo. Matías Blagietto - ER

“Estamos desesperados por los dólares” dijo a la salida de una reunión con la UIA el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren. La necesidad de engrosar las reservas –por la falta de dólares- fue la excusa perfecta que usó el gobierno para justificar cada una de las medidas abiertamente pro empresariales: retenciones 0% al a las automotrices, a las mineras, nuevos blanqueos, dólar soja.

A pesar de esto, Sergio Massa advirtió que si no se resuelve el conflicto del neumático liberaría las importaciones de ese sector. Una medida antisindical que busca quebrar la huelga a favor de las patronales.

"Salvajes son las empresas, al neumático le dicen ‘picadora de carne’ por las condiciones laborales” decía Sebastián trabajador de Fate en respuesta a la campaña mediática instalada.

En los noventa bajo el gobierno peronista de Menem, Madanes Quintanilla (dueño de Fate) logró imponer turnos americanos (7x2, 7x2, 7x3) y rotativos por semana (mañana, tarde o noche). La empresa no para, estos cambios implicaron una extensión de la jornada laboral a 56 horas por semana y sólo un fin de semana libre por mes.

Te puede interesar: Conflicto del neumático: ¿quién es Javier Madanés Quintanilla, el empresario que ataca a los trabajadores?

Los trabajadores del neumático están en lucha porque se niegan a que sus salarios sigan perdiendo contra la inflación. No son un caso aislado, los datos oficiales muestran que los salarios de los trabajadores registrados privados en junio de 2022 perdieron 20,5 % respecto a octubre de 2015.

En el primer semestre de 2022 la pobreza medida por ingresos marcó un 36,5%. Luis Campos, abogado de la CTA autónoma señalaba a que “En los últimos cinco años subió la tasa de empleo y bajó fuerte la desocupación. Sin embargo, tenemos 8 pp más de pobreza y 2,6 pp más de indigencia.” La informalidad laboral está en un nivel récord llegando al 37,8%, son los empleos peores pagos. La existencia de trabajadores pobres y la inflación elevada, explican esta realidad desigual.

El Frente de Todos encabezado por Massa, Cristina y Alberto Fernández presentó un presupuesto de ajuste, que además prevé mantener una política contractiva de tasas reales positivas. Es enfriar la economía. Se quejan de Guzmán pero pusieron de vice de economía a Gabriel Rubinstein, que salió a pedir un “dólar único” en sus redes sociales. Avalan el giro ortodoxo pagar la deuda macrista.

El pacto de entrega al FMI sólo profundiza el atraso y la dependencia nacional. Enfrentar el ajuste en curso implica romper ese acuerdo, y apoyar la lucha de los trabajadores en defensa de sus salarios y contra la avanzada de la patronal.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias