Política Chile

NACIONAL

Diputado Iván Flores (DC) sale a quitarle piso a Acusación Constitucional contra Piñera

Con la aprobación por el piso, el Gobierno de Piñera debe enfrentarse a dos acusaciones constitucionales durante la semana. Sin embargo, la oposición le estaría dando un respiro de tranquilidad, tras el anuncio del Presidente de la Cámara Baja, el DC Ivan Flores, que estaría rechazando la acusación hacia Piñera a cambio de Chadwick.

Juan Andres Vega

Estudiante de la Universidad de Chile y militante de Vencer

Lunes 9 de diciembre de 2019 | 18:08

Durante esta semana se discutirán en las dos cámaras del Congreso las acusaciones constitucionales contra el Presidente Sebastián Piñera (jueves en diputados) y el ex Ministro del Interior Andrés Chadwick (martes y miércoles en el Senado) por su responsabilidad política en las violaciones a los Derechos Humanos tras el estallido social del 18 de octubre.

Los rescatistas de la oposición y el límite del parlamentarismo

La acusación presentada por parlamentarios del Partido Comunista y el Frente Amplio contra Sebastián Piñera ha mostrado claramente cuan desconectados se encuentran las y los parlamentarios, donde rápidamente salieron sectores de la oposición como la Democracia Cristiana o el Partido por la Democracia (PPD) a rechazarla, y a las personas que dicen representar. Aunque en las calles se sigue escuchando desde los inicios de la revuelta #FueraPiñera, todas las encuestas marquen niveles inéditos de desaprobación y lo que muchos analistas políticos reconocen como el fin del programa de Gobierno.

En la vereda de defender la cabeza del Gobierno se halla el Presidente de la Cámara de Diputados Iván Flores (DC) que declaró "descabezarlo (al Gobierno) sería muy complejo para salir de la crisis". En la misma vía el también diputado DC, Matías Walker señaló que "es un principio democrático básico que un presidente termine su periodo".

Otro tanto señaló el diputado Fernando Meza, del partido Radical, que incluso comparó la acusación contra Piñera con "lo que otros hicieron con Allende". Sin reconocer el gran límite de la analogía histórica: al jefe de la Unidad Popular lo sacaron los militares con el apoyo de Estados Unidos por tener un programa político tan de izquierda que ni siquiera la UP lo pudo defender hasta el final, mientras que la salida de Piñera es una demanda sentida por el pueblo tras los atroces crímenes que se han sucedido durante estas semanas.

Otro argumento en contra de la acusación, es que Piñera no habría en ningún momento estado por fuera de lo amparado por la Constitución, razón por la cual la derecha impulsa una línea de discutir lo que llaman "la cuestión previa", es decir, si la acusación tiene sustento jurídico o no, de aceptarse la cuestión previa en diputados, la derecha podría salvar a Piñera sin tener que discutir más que formalismos penales.

Lo que llama la atención es la situación contradictoria de la acusación: apoyar consecuentemente la acusación constitucional implica, necesaria pero implícitamente, salirse de los marcos estrictamente constitucionales ¿Por qué? Porque la legalidad neoliberal que protege a Piñera es la misma que solo ha traído miseria a la inmensa mayoría de trabajadores en Chile, que hoy es puesta en duda y cuya crisis exige una Asamblea Constituyente.

En síntesis, la acusación constitucional contra Piñera fracasará por responsabilidad de la centro izquierda que ha cogobernado con la derecha desde la salida de Pinochet.

Chadwick: chivo expiatorio de la centroizquierda

Ante la cerrazón de un sector de la oposición de votar contra Piñera para resguardar las formas institucionales que exige mantener una mínima estabilidad neoliberal en tiempos de crisis, la acusación constitucional contra Andrés Chadwick vendría a ser algo así como una "moneda de cambio", un chivo expiatorio en quien descargar todas las penas del infierno cristiano y democrático por las violaciones a los derechos humanos.

Una forma que tendrá la centro izquierda, ligada a los empresarios de no seguir profundizando su desprestigio al llevar a cabo otra medida sentida por la población: que el responsable político del asesinato de Camilo Catrillanca, el superior directo de Carabineros de Chile y, por tanto, uno de los responsables políticos de toda la represión, las violaciones, las torturas, las mutilaciones y asesinatos.

Lo que resulta aberrante es la posibilidad de que, a pesar del apoyo transversal que tiene apoyar la acusación contra el ex Ministro, senadores de oposición voten en contra. Ese es el caso de José Miguel Insulza (PS), quien tendría una relación estrecha con la familia Chadwick por haber pasado el exilio cercano a la hermana del ex Ministro y su esposo (también del Partido Socialista). O el de Juan Pablo Letelier, también senador PS, quien sería cercano Chadwick. Mostrando los mil y un lazos que unen al núcleo más duro de la derecha con la élite de la "centro izquierda".

Este "problema de intereses" es la mejor cubierta para el lazo más importante que une a dichos sectores: ser los principales sostenedores de la herencia de la dictadura. Durante "los 30 años", los gobiernos de la Concertación cogobernaron con la derecha en el Congreso, cubrieron con impunidad a los genocidas y dieron rienda suelta al saqueo del pueblo trabajador a través de las AFP o las concesiones y privatizaciones. Esos mismos son los que hoy se protegen entre ellos, acudiendo a justificaciones como la defensa de la gobernabilidad e incluso la defensa de la democracia, o mejor dicho, la defensa de su democracia.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   #RenunciaPiñera   /   Partido Comunista de Chile    /   Andrés Chadwick   /   Chile Vamos   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Congreso   /   Partido Socialista

Comentarios

DEJAR COMENTARIO