×
×
Red Internacional

Este sábado el Teatro Municipal de la ciudad de Antofagasta fue la sede de la cuenta pública de la Convención Constitucional, presentado por su presidenta: la Dra Elisa Loncón, quien además hará una gira de dos días a lo largo de la región.

La lamngen inició la presentación con el saludo “Mari mari” y agradeciendo a quienes vivimos en esta región, apuntando a lo que significa vivir en zonas de sacrificio: el cáncer, la contaminación, y el contradictorio paisaje. Siguió con un relato de lo que fue para ella crecer en Malleco donde en cada río se vive la privatización del agua y los recursos naturales, cuestión que también vivimos patentemente con la minería en la región. Pero poco se habló sobre la nacionalización de los recursos naturales como medio económico para garantizar que la naturaleza sea preservada y gestionar saludablemente el litio, el agua y “el sueldo de Chile”.

"¿Cuánto nos ha negado este sistema de instalar el miedo al otro? Porque a nosotros (los mapuche) nos instalaron como terroristas por desconocimiento y por ignorancia, entonces, la Convención Constitucional nos ha permitido vencer el miedo, vencer el desconocimiento y vencer la ignorancia", declaró sobre la violencia vivida por los pueblos originarios, particularmente el Mapuche por su resistencia y la organización para recuperar su autonomía y territorios ancestrales, cuestión innegable cuando se profundiza la militarización al Wallmapu por parte del gobierno de Piñera, es una lucha que se debe levantar solidariamente a lo largo de todo Chile.

Un discurso marcado por los principios declarados en la nueva constitución: la plurinacionalidad, descentralización, paridad, derechos de las diversidades sexuales y derechos de la madre tierra. Además destacó que “hemos tenido que abordar temas como la violencia, como ustedes saben se ha instalado como un concepto muy manipulado dentro de este proceso político de propaganda que hoy día nos toca vivir, y hay ciertos sectores que acuñando el concepto pretenden aumentar sus votos, y la CC le corresponde hablar de la violencia no en abstracto sino de la violencia estructural que esta instalada en la estructura de este pais y que tambien es violento estar enfermo por polución, no tener derecho a la educación pública… porque los ciudadanos van a estar tranquilos en la medida que sus derechos sean reconocidos” pero contradictoriamente finalizó esta intervención con la declaración de que condenarán todas las violencias, mientras las violaciones a los DDHH siguen impunes.

Tambien te puede interesar: Convención Constitucional.Próxima mesa directiva en la Convención ¿Hacia dónde va este organismo?

Durante el acto también se escucharon vitores y gritos conocidos por las manifestaciones en las calles como “Arriba los que luchan” y por la libertad de lxs presxs políticxs. Este último no quedó dentro del acto sino que se trasladó a una interpelación a la constituyente Loncón a las afueras del Teatro, luego de que en los últimos 5 meses - y al no declararse soberana - no se han hecho mayores esfuerzos dentro de la CC por pujar por la libertad de quienes fueron encarcelados luchando por cambiar la herencia de Pinochet, y que además aún esperan una Ley de Indulto que descansa en el Senado.

La visita a la capital minera, finalizó con una caravana hacia la población Bonilla y el campamento Altamira - gestionado por el religioso Felipe Berrios, como un programa de “transición” hacia viviendas sociales - en busca de conocer las problemáticas sociales que destacan en la región: pobreza, desempleo y acceso a vivienda, entre tantas otras.

Pero luego de una agitada jornada, nos queda la reflexión sobre ¿cómo ejecutar estos principios? que se están redactando en la capital, y con los cuales comenzará a regir si se aprueba en el plebiscito de salida; ¿como haremos valer en los hechos los derechos consagrados en la nueva constitución? porque incluso hoy, con un clima más a derecha después de la primera vuelta de las presidenciales y con una cámara donde la derecha tiene más peso, sabemos que ningún derecho está completamente ganado y que debe ser una defensa constante de estos.

Pero no puede ser solo a la espera de un voto (a la constituyente, al plebiscito, a presidente u a otros cargos) sino que debe ser en la organización activa en cada espacio democrático como sindicatos, centros de estudiantes, juntas de vecinos, ONG, agrupaciones, y un largo etcétera, que fortalezca las redes que iniciamos a tejer durante el estallido social, con la confianza de que es la única forma de arrebtar aquellos que se nos ha robado, para enriquecer el bolsillo de unos pocos.

Revisa acá la cuenta pública completa


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias