×
×
Red Internacional

Trabajadores al poder. Complejo Maderero Panguipulli: Ocupación y control obrero en el sur de Chile

Un 15 de marzo de 1971, los trabajadores del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli exigieron la expropiación de los fundos y lograron ocupar el complejo mediante una coadministración entre el Estado y los trabajadores. A 51 años de este gran evento, recordamos el potencial de la clase trabajadora.

Domingo 2 de octubre | 09:45

Con fecha 07 de julio de 2019, el Ministerio de la Cultura, Artes y Patrimonio reconoció al Complejo Forestal y Maderero de la comuna como un monumento histórico. Dicho reconocimiento abarca más de 23 mil 540 metros cuadrados, sólo en sus principales dependencias, a las que se suman tres puentes madereros, el denominado Vapor Enco, la Locomotora Guacolda, la ex pulpería, además de talleres e inmuebles, entre otros recintos.

Se trata del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli, ubicado en entre los lagos Panguipulli y Riñihue, comuna de Panguipulli, donde la explotación maderera y forestal en la zona se traducía en las precarias condiciones laborales de los trabajadores, quienes comentan que se encontraban en situación de abandono tras la entrega de vales de alimentos y medicamentos en la pulpería. "Ganábamos para comer, tenía 6 hijos, por esto a estos ricos no los quiero ver. Éramos unos esclavos.", señala un carpintero de 80 años residente en Villarrica, quien trabajó en uno de los fundos dedicado a la madera y forestales durante los años 60’ y 70’.

Mientras se polarizaban las elecciones presidenciales hacia los años 70, las corridas de cerco en el campo en favor a los avances de la Reforma Agraria y las huelgas de los obreros forestales y madereros en la zona de Panguipulli pusieron en el centro la represión en la región de La Araucanía y Valdivia. A veces, a los huelguistas se les llevaba hasta amarrados hasta la ciudad de Villarrica, a la cárcel.

Sin embargo, la fuerza de los trabajadores fue más allá. Las asambleas de trabajadores dieron resultado a la toma y ocupación de fábricas y lugares de trabajo. En Panguipulli, los trabajadores manifestaron categóricamente a los ministros José Tohá y Jacques Chonchol que no habría devolución de los 16 fundos tomados inicialmente. Esa fuerza significó -en apenas tres meses y medio- la expropiación de casi toda la cordillera de la actual Región de Los Ríos (24 fundos, 400 mil hectáreas, que llegaron a tener cerca de 4 mil trabajadores). Así se formó en el innovador y exitoso proyecto productivo, diversificado, auto-gestionado, social, intercultural, y ecológico, llamado Complejo Forestal y Maderero Panguipulli (COFOMAP) [1].

Expropiación bajo control obrero

A 51 años del proceso de expropiación de los fundos que sostenía el Complejo Maderero y Forestal Panquipulli recordamos la fuerza organizada de los trabajadores.

La tradición de combate de la clase obrera a principios de los años 70 se expresó en la primera toma de la forestal Carranco, con alrededor de 70 obreros, y tras la asunción de Salvador Allende este fundo se logra ocupar mediante una coadministración entre el Estado y los trabajadores, donde los trabajadores exigieron la expropiación un 15 de marzo de 1971.

Los principales objetivos trazados por la administración del COFOMAP fueron: 1) la explotación forestal y maderera de los recursos de su propiedad o de terceros; 2) la conservación y la preservación de los recursos naturales del área geográfica bajo su administración; y 3) la comercialización, ventas y exportación de su producción [2]

El Complejo Maderero y Forestal tenía 3.600 trabajadores con el 95 % de la propiedad en manos de Corfo y el 5 % en la estatal Maderera Pilpilco. El Consejo de Administración estuvo conformado por cinco personas: dos consejeros de gobierno y tres consejeros elegidos por los trabajadores [3].

Los predios que constituían el COFOMAP fueron agrupados en siete sectores. En cada uno ellos los trabajadores elegían un jefe de predio y un jefe de sector. Adicionalmente, los obreros elegían un representante para integrar el Consejo de Administración, organismo de mayor importancia en la estructura jerárquica del COFOMAP, el que era además constituido por dos delegados del gobierno. Neltume, donde operaban aserraderos y fábricas de madera hacía ya tres décadas, constituyó el sector más importante dentro del COFOMAP, concentrando cerca de un 20 % del total de trabajadores. Otros fundos de importancia en relación al número de obreros, fueron Puñire-Releco y Quechomalal [4].

Los fundos expropiados se dividieron en cinco áreas: norte en las localidades de Trafun, Paimun y Carranco; Pirihueico, Neltume, Pilmaiquén y Huilo Huilo; en la rivera del Lago Panguipulli: Releco, Puñir, Toledo y Paillahuinte; y en el sector cuatro los fundos Quechumalal, Chan Chan, Enco y Mae. Finalmente, al sur de la zona, se encontraban los fundos Arquilhue, Maihue, Carrán, Huinahue, Rupumeika y Tralún Sur.

La característica más importante dentro de la organización del COFOMAP, fue la participación de los trabajadores en los distintos niveles de administración, dirección y control de la producción, siendo cualquier decisión de importancia tomada colectivamente a través de asambleas que reunían a obreros, técnicos y profesionales.

Te puede interesar: Entrevista exclusiva con werkén de comunidad de Paillako: "Recuperación territorial para ayudar a los pobres de la ciudad y el campo"


[2CODEPU (Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo, CL). 1991. Chile: Recuerdos de la Guerra. Valdivia - Neltume - Chihuio - Liquiñe (vol. 2), de la Serie Verdad y Justicia. Santiago. Chile. CODEPU. 182 p.

[4Barrena Ruiz, José, Hernando Arrese, Maite, & Rojas Marchini, Fernanda. (2016). Antecedentes históricos sobre el Complejo Forestal y Maderero Panguipulli, provincia de Valdivia, Centro-sur de Chile. Bosque (Valdivia), 37(3), 473-484. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-92002016000300004

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias