OPINIÓN

Chris Cornell y el grunge

Fue por sorpresa. Luego de haber concluido su última presentación en Detroit, y luego de haber tomado los antidepresivos que acostumbraba, el artista decidió terminar con su vida. “I am just tired” (tan sólo estoy cansado) fueron las últimas palabras del artista, dirigidas a su esposa, aseguró el sitio web de la revista Rolling Stone.

Fernando Jiménez

Trabajador patrimonial y columnista de La Izquierda Diario Cultura

Domingo 21 de mayo de 2017

Fallece uno de los íconos de la música rock de los 90, del movimiento Grunge que surgió el Seattle a principios de esa década y que está íntimamente asociado con lo que los norteamericanos definen como “generación X”. Espacio demográfico algo ambiguo que se encuentra entre el triunfalismo de los “baby boomers” de la década del 50 y del “siempre conectados” de los millennials actuales.

A la generación X le tocó vivir bruscos cambios sociales en Estados Unidos: una revolución sexual que puso en crisis los valores conservadores que se tenían previamente, la entrada de lleno de la mujer a la fuerza laboral que tuvo como resultado un aumento explosivo en la tasa de divorcios, la segunda ola del feminismo, la caída de la Unión Soviética que resultó en el apogeo del imperialismo norteamericano y su doctrina neoliberal. Para la generación X, el American Way terminó por cumplirse. Los Estados Unidos “ganaron”. Y al parecer el resultado no era lo que esperaban. Reflejo de ello es la “cultura pop” de la época que tenía un marcado tinte depresivo y existencialista, liderado por el movimiento Grunge del cual Cornell fue parte.

Cornell se mostró como un crítico del sistema comercial en donde se desenvolvía su banda: "Soundgarden fue la primera banda a la que se le acercaron las grandes discográficas. Antes que a Nirvana o Pearl Jam. Luego empezamos a vender y todo se hizo comercial. Fue una transición incómoda para todas las bandas de Seattle". Viviendo dentro del sistema y sin saber muy bien cómo reaccionar al mismo: "Hubo esa portada de Kurt Cobain con Nirvana de Rolling Stone donde llevaba una camiseta que decía ’las revistas comerciales son una mierda’. Pero al mismo tiempo el grupo había acordado presentarse para una sesión de fotos. No tiene mucho sentido. Nosotros también tuvimos esa crisis".

Al parecer esta contradicción la acarreó toda su vida. Por una parte fue un líder de un movimiento artístico que criticaba al exitismo, a la sociedad de consumo y la clase gobernante norteamericana y por otra, estaba en una situación que dependía del mismo sistema. Estas contradicciones, las vivimos todas y todos, todos los días. Materialmente dependemos del mismo sistema que se alimenta de nuestras vidas. Y si no lo sabemos resolver, termina por apoderarse de nosotros en su totalidad. Lamentable consecuencia a la que llegó uno de los íconos del grunge y del rock.






Temas relacionados

Chris Cornell   /   Suicidio   /   Música

Comentarios

DEJAR COMENTARIO