×
×
Red Internacional

CRISIS MEDIOAMBIENTAL.Capitalismo depredador: Desastre y crisis medioambiental en Chile

Ya son varios los desastres medioambientales que están ocurriendo a lo largo del país las ultimas semanas, lluvias por el norte e incendios por el sur, pero ¿a quiénes perjudica y a quiénes beneficia sus efectos?

Insurgente LibertadEgresado de Derecho

Miércoles 13 de febrero de 2019 | 07:25

FOTO: EMOL

En el norte del país, según cifras de la Onemi, tres personas murieron en la región de Antofagasta producto del sistema de mal tiempo que azotó la pasada semana, 37 mil familias quedaron sin agua potable y 650 sin electricidad. Según informó el Ministerio de Obras Públicas, 20 rutas resultaron dañadas.

Sumado a esto, algunas empresas mineras del sector también se vieron afectadas, por ejemplo, en Codelco hubo varios daños estructurales que pusieron en peligro la vida de los trabajadores, en una instalación de Chuquicamata cedió un techo encima de trabajadores, además de cortes de caminos que dan a sus lugares de trabajo.

En el sur la situación de catástrofe no es tan distante, según informó la Onemi, para el Biobio se mantiene la Alerta Amarilla para la Provincia de Concepción por incendios forestales, así como para Alto Bío Bío, Cañete, Contulmo y Tirúa. En esta última comuna, se consumieron 682 hectáreas en 8 días, mientras que el incendio de Quilapalos en Quilaco (que ya logró ser controlado) consumió 722 en la misma cantidad de días.

En Villa Italia de Penco, afectó 23.5 hectáreas, el de Manco Alto y Bajo Cólico en Coronel consumió 40 hectáreas, el del Anfiteatro en San Pedro de la Paz consumió 0.8 y el de Pile en Mulchén 4.77. Por suerte y gracias al trabajo de los brigadistas y bomberos, todos estos siniestros se encuentran controlados.

Y por si esto no fuera poco, el pasado domingo, nuevamente se presentó un episodio de contaminación en Quintero. Se trataría de una sustancia oleosa derramada cerca del sector de la Cueva del Pirata la cual se encontró cerca de dos millas mar adentro y cubría un total de 200 metros lineales.

Negocios empresariales avalados por el Estado a costa de la devastación de un país

A pesar de estas calamidades, los empresarios no agotan su sed de ganancia. Es cosa de ver como en Antofagasta se negaron a cerrar el funcionamiento de las planas, como en el caso de Collahuasi y Antofagasta Minerals de Luksic, importándoles absolutamente nada la vida de los trabajadores.

Asi mismo, en el sur, las grandes hectáreas que ostentan las forestales o los inmuebles de los ricos, no son las afectadas por los incendios en mayor parte, y si se llegan a dañar, todas están protegidas por seguros que consolidan y mantienen el negocio forestal. Recordemos que el 2017, fueron los grandes empresarios forestales los beneficiados con estos incendios, gracias a la apropiación de enormes extensiones de territorio nacional centralmente hacia dos grandes monopolios: CMPC, de la familia Matte y Bosques Arauco, del grupo Angellini. Ambas empresas controlan el 70% del negocio forestal. Juntas poseen más de 2 millones de hectáreas: Matte 750.000; Angellini 1.200.00.

O para que decir la respuesta que dieron las autoridades marinas ante el nuevo caso de derrame en la cuidad de Quintero, quienes señalaron que no se trató de una sustancia peligrosa ya que era “muy liviana”.

Un plan de emergencia que solucione la crisis que afecta a miles

Hace un tiempo atrás decíamos, frente a toda esta alarmante situación que está ocurriendo en nuestro país, se hace ultra necesario echar abajo los pilares legales que se han mantenido intactos desde la dictadura y que están en estrecha relación con las calamidades que sufre el pueblo trabajador: se hace imperioso derogar el ilegitimo Decreto Ley 701 que potencia y mantiene el negocio forestal, también exigir el fin del Código de Aguas de 1981 con el cual se permite la apropiación sin costo de las aguas y de por vida, y también poner fin aumento desenfrenado de la extracción minera y los derechos de propiedad que se les otorga a estas empresas.

En ese mismo sentido, es necesario que se ponga en marcha un gran plan preventivo de los incendios forestales, así como también de los posibles aluviones y desastres que puedan afectar la zona norte, protegiendo así no sólo la flora y la fauna, sino que también la calidad de vida de todas las personas que viven en los alrededores, de modo que la planificación urbana sea pensada una vez estudiando previamente este tipo de situaciones.

Estos propósitos, requieren que todas las herramientas se pongan a disposición de estas emergencias; aviones cisterna con mieles de litros apaguen los fuegos, miles de brigadistas con buenos salarios y todos los implementos de seguridad necesarios para abordar los siniestros, que los diseños de las ciudades respeten el medio ambiente, de modo que las viviendas sean de calidad y no queden expuesta a los riesgos que la naturaleza pueda ocasionar.

Pero sabemos, que como las riquezas están en manos de unos pocos a los cuales nuestras vidas les valen menos que nuestras ganancias, es imperioso que este plan vaya de la mano con imponer grandes impuestos a las empresas forestales y mineras, hasta lograr la completa expropiación de sus inmuebles y propiedades que ilegítimamente poseen, sin pagarles ni peso de indemnización tras los años de saqueo y enriquecimiento a costa del pueblo trabajador.

Por el contrario, perfectamente se podría poner fin al negocio forestal y minero, colocando en marcha un nuevo sistema alternativo, en donde CONAF y CODELCO pasen completamente al Estado y sean las mismas empresas publicas gestionadas por sus trabajadores y trabajadoras los que elaboren y administren una institución pública forestal y minera, que responda a sus propias necesidades y la del pueblo trabajador, terminando con la precarización laboral de miles de brigadistas que ponen el cuerpo.

En definitiva, se ponga fin al negocio de los Matte, Angellini y se nacionalicen las más de 2 millones de hectáreas que hoy están en sus bolsillos. Al mismo tiempo, se nacionalicen las empresas mineras que saquean los recursos del norte de nuestro país, tales como SQM, Collahuasi, Antofagasta Minerals y se destinen aquellos recursos en satisfacer los derechos básicos de las personas y acondicionar las ciudades de una manera armónica con el medio ambiente, entregando viviendas dignas y seguras para los trabajadores y sus familias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias