×
×
Red Internacional

Septiembre. Canasta dieciochera sube más de 20% e inflación impacta más a sectores de menores ingresos

Con la inflación que no da tregua, los sectores populares siguen viendo como semana a semana los precios suben mientras los salarios siguen estancados. Con el 18 a la vuelta de la esquina, los precios para los bienes de consumo populares en dicha fecha siguen la tendencia y su variación estaría sobre el 20% con relación al año anterior.

Miércoles 14 de septiembre | 07:11

Nuevamente agosto fue una sorpresa en la medición del IPC, la variación de un 1,2% registrada, acumuló un 14,1% su nivel más alto desde 1992, es decir 30 años. Este índice es escandaloso para los hogares más pobres que ven como mes a mes los productos de la canasta básica suben sin ningún tipo de contención por parte del gobierno.

Hasta ahora, todas las iniciativas del gobierno por “controlar” la inflación han apuntado a justamente atacar el consumo, a “enfriar” la economía, es decir, desincentivar a que las familias compren, pero el problema es que las alzas constantes en bienes básicos como los alimentos, no son sustituibles por otros, por lo que el comprar productos de menor calidad es lo que está primando.

Además, con las fiestas patrias a la vuelta de la esquina, un informe del OCEC-UDP, señaló que el aumento en los costos de los productos más consumidos durante las fiestas sufrirían un aumento sobre el 20% lo que posiciona el valor de una “canasta dieciochera” en cerca de $80 mil pesos diarios, $22 mil pesos más cara que la del 2018.

El principal alza se ha visto en productos como carnes, bebidas no alcohólicas y pan, tres elementos de gran consumo durante el 18 de septiembre, pero este porcentaje de aumento no considera el aumento excesivo que se produce en la propia víspera de las fiestas, es decir, el aumento sería aún mayor. En el desglose del INE los dos ítems que más elevaron sus precios fue carnes (3,9%) y pan (2,5%),

Todas estas alzas vienen afectando a los hogares más pobres, donde todos estos bienes constituyen el consumo básico de cualquier familia. Mientras las empresas mantienen sus enormes ganancias y los economistas prevén un escenario complejo para fin de año, la crisis la siguen descargando sobre la clase trabajadora y los sectores populares que se ven en la disyuntiva de empeorar su calidad de vida, recurrir al sobre endeudamiento o lisa y llanamente dejar de consumir productos básicos para hacer llegar el sueldo a final del mes.

Hasta ahora el gobierno de Boric se ha negado a cualquier ayuda social por fuera de un bono invierno que ayudó poco o nada en post de la “responsabilidad fiscal” o siguiendo la receta neoliberal de la focalización, sigue esperando que la inflación descargada sobre los sectores populares sirva para alcanzar los sacrosantos equilibrios fiscales, y así dar un respiro a los grandes empresarios.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias