Política Chile

Juventud

Arica: ¿Sufres abuso laboral o no cuentas con lo necesario para estudiar? ¡Haz tu denuncia!

En la UTA el negociado de la educación es evidente, con sueldos millonarios de las autoridades y deudas para les estudiantes. Te invito a contarnos sobre cómo has vivido esta pandemia, contra el discurso de normalidad del gobierno que invisibiliza la realidad de miles de jóvenes a nivel nacional. Escribeme a mi Fanpage de Facebook (Manuel Rojas) o al Instagram @Vencerarica.

Domingo 2 de mayo

La movilización de trabajadores, como antesala a la Huelga Sanitaria del pasado 30 de abril, hizo retroceder a Piñera. A pesar de esto, tras una reunión con la oposición, se gesta un nuevo “gran pacto social” que viene a alivianar la carga del gobierno. Ese pacto se contrapone al camino que mostraron los portuarios para conquistar el 3er retiro de las AFP y donde, en algunos lugares se desarrollaron coordinaciones con estudiantes para levantar un paro activo desde las bases.

Crónica: Trabajadores y estudiantes se movilizaron unidos este 30A. Una alternativa frente a la cocina de la oposición y la tregua de la CUT

Por otro lado, mientras se agudiza la crisis de la pandemia estos últimos meses, con una segunda ola de contagios y una nueva cuarentena, el año estudiantil sigue su curso. La política del Gobierno pasa de negligente a irracional, con el ejemplo de Figueroa que como ministro de educación insiste en el retorno a clases presenciales, pasando por alto que los más de 30 mil muertos los pone el pueblo trabajador.

Lee También:
"Vergüenza debería darte Figueroa insistir en volver a clases en el punto crítico de la pandemia luego de fracasar las 2 veces anteriores"

La prioridad de esta política es echar a andar el negocio en la educación, a costa del agobio laboral de profesores y comunidad educativa. Se refleja en el alto cobro de matrículas y de aranceles que van desde 2 a 3 millones anuales, sin condiciones mínimas para todes, como la conectividad. Por su parte, rectores como Emilio Rodriguez de la UTA, gana un millonario sueldo de $7.300.000 mensual, lo que al año equivale aproximadamente a 24 aranceles universitarios. Esta desigualdad muestra las prioridades que tiene la educación pública en Chile.

Muchos de mis compañeros y compañeras estudiantes no logran costear sus carreras, razón por la que en la UTA durante el 2020 hubieron 1.024 estudiantes (11%) quienes desertaron y suspendieron sus estudios. Enfrentamos esta situación con la necesidad de organismos estudiantiles que estén a la cabeza luchando por nuestras demandas, con asambleas de base y espacios democráticos.

Esto no se separa de las miserias que se viven fuera de los muros de la universidad, donde el problema de la vivienda y el desempleo dejan la gran disyuntiva de priorizar trabajar o estudiar. Pero el gobierno insiste por todos los medios en instalar la idea de que vamos en una “mejora constante”, lo cual es de lleno una mentira.

Hoy somos muchos estudiantes y jóvenes trabajadores quienes cubrimos nuestros estudios, o trabajamos en la informalidad, como en PedidosYa, retail y servicios, sin seguros laborales y con un sueldo muy por debajo del mínimo.

¡Amplifiquemos nuestras demandas! Pongamos a disposición todas nuestras herramientas para organizarnos como jóvenes en nuestros lugares de estudio y trabajo, abriendo los relatos contra todo discurso de "normalidad" impuesto por el gobierno.

Envíanos tu relato o denuncia llenando este formulario

Te puede interesar
30 de abril: Comité Estudiantil en Filosofía y Humanidades UChile prepara Paro Nacional






Temas relacionados

Nueva normalidad   /   Covid-19   /   #FueraPiñera   /   #HuelgaGeneral   /   Juventud    /   Política Chile   /   Debate en la juventud   /   Juventud precarizada   /   Movimiento estudiantil

Comentarios

DEJAR COMENTARIO