DERECHOS HUMANOS

Aprobado como Monumento Histórico el Campamento 83 del MIR provocó remesón en la derecha

La derecha condena el nombramiento de la Ministra, el gobierno de Piñera respalda a Valdés y son los mismos que apoyan la dictadura de Pinochet.

Jueves 25 de julio de 2019 | 08:07

El día sábado 6 de Julio, fue publicado en el Diario Oficial, que el Sitio de Memoria Campamento 83 del Destacamento Guerrillero Toqui Lautaro, implementado por el Movimiento de Izquierda Revolucionario MIR, fuese declarado Monumento Nacional en categoría de Monumento Histórico. Frente a esto, se han desarrollado una serie de polémicas al interior del gobierno.

La Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio dio a conocer a los medios que la decisión de reconocer el complejo maderero ubicado en Panguipulli, fue decidida por el Consejo de Monumentos Nacionales a fines del año 2017, frente a las críticas de su coalición manifestó que “no tramitar ese acuerdo significa caer en notable abandono de deberes”

El Secretario General de la UDI declaró que han sido claros y creen que ha sido un error legitimar que se haya nombrado como Monumento Nacional, ya que, según estos, fueron grupos que actuaban a través de la violencia, al borde del estado de derecho. Mientras que desde RN, dieron a conocer que a pesar de que no están de acuerdo con el nombramiento, confían en el trabajo que está llevando el gobierno entorno a que habrá un equipo de abogados que abordaran el estudio.

Desde el PRI exigieron la renuncia de la Ministra Valdés tras la aprobación del Monumento en la región de Los Ríos. Desde el gobierno declararon que Valdés no dejará su cargo y que esta no tenía otra opción, así mismo, manifestaron que condenaban “la violencia política y la lucha armada promovida por el MIR.
Mientras que la derechista Van Rysselberghe manifestó que es incompatible que una Ministra de Piñera realce la violencia política. Recordemos que fueron los mismos representantes del Gobierno y de Chile vamos quienes han avalado la violencia y tortura en la dictadura de Pinochet, y han seguido incrementando la violencia a través de Aula Segura, la violencia y brutal represión de FFEE en las manifestaciones de profesores, mujeres , estudiantes y jubilados.

Cecilia Pérez, vocera del gobierno de Piñera manifestó que el gobierno "es firme defensor de la democracia y de la valoración de los derechos humanos en todo tiempo y lugar", y por esto "cualquier acción de violencia política ejercida en el pasado en nuestro país por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria".

La polémica ha continuado al interior de la coalición de derecha, ya que durante esta mañana la representante de la UDI, Jaqueline Van Rysselverghe dijo que “Uno siempre puede decir que no. Siempre está la posibilidad de decir: ‘no firmo’ (…) Uno gobierna por convicciones y no por conveniencia”
Mientras la derecha dice condenar la violencia política, son estos mismos quienes hace algunos años atrás, organizaron homenajes a Pinochet en el teatro Caupolicán, con todos los crímenes y violación a los derechos humanos en dictadura, tiempo después decidieron homenajear a través de Lucía Hiriart, un homenaje a Pinochet en pleno gobierno de Piñera. Chadwick mientras tanto respaldaba la realización de este acto.

Históricamente la derecha ha defendido la violencia hacia el pueblo mapuche, las mujeres quienes sufren día a día la violencia machista y el nulo actuar por parte del estado y los gobiernos de turno, son estos mismos quienes defienden el legado de esta como el Sistema de Pensiones, el Código del Trabajo heredado de Pinochet, la privatización de los recursos naturales, tal como se puede ver ahora con la crisis del agua en el norte del país o la grave y repudiable situación que están viviendo en Osorno. Son estos mismos defensores de la violencia y tortura a miles de personas en la dictadura militar, quienes han sido férreos defensores se encuentran el interior de las coaliciones de gobierno.






Temas relacionados

Patrimonio cultural   /   Chile Vamos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO