Política Chile

CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL

Antofagasta: el enroque de la derecha para no perder toda su lista

Hasta solo un par de días, la derecha antofagastina se quedaba sin candidatos a la Convención, debido a que con el rechazo de la candidatura de Magdalena Ortega no se respetaba la paridad y echaba por tierra a la lista completa.

Viernes 5 de febrero

Magdalena Ortega, abogada de la Universidad Católica, ligada a RN, y protegida de Paulina Núñez, debió ser retirada de la lista de la derecha a la Convención Constitucional por la región de Antofagasta, luego de que el SERVEL rechazara su candidatura, con lo que la lista incumplía la norma de paridad de género, lo que invalidaba la lista completa.

Lo anterior se debió a que Ortega aparecía afiliada a un partido político, pero fue inscrita como "independiente". Sobre esto, acusó que su afiliación era falsa y que recurriría la resolución ante el Tribunal Electoral.

De todos modos, Guillermo Guerrero, presidente regional de Renovación Nacional, dio a conocer hace un par de días que Ortega sería reemplazada por Tamara Aguilera Jopia, militante de RN, hija de la Gobernadora de El Loa y actual seremi de Bienes Nacionales, con un cuestionado prontuario en el servicio público.

Con la administración de Daniel Agusto, Alcalde de Calama, entró al municipio como Administradora Municipal. Sin embargo, no duraría mucho en el cargo tras ser destituida en julio del 2018 por el Concejo Municipal, luego de ser acusada de incumplimiento de deberes, en un contexto de críticas al municipio por falta de proyectos y a altas deudas originadas por el pago de demandas judiciales por despidos.

Siendo removida del cargo de manera efectiva en noviembre del 2018, sin embargo, no le faltó trabajo. El alcalde Daniel Agusto, tras la remoción, la dispuso inmediatamente como la nueva directora de la Dirección de Desarrollo Comunitario de Calama, en donde se mantuvo hasta septiembre del 2019, cuando asume como Seremi de Bienes Nacionales promovida por el ex intendente, Marco Antonio Díaz.

Más recientemente, Aguilera se habría vuelto a ver enfrascada en un conflicto por pagos indebidos, debiendo retornar al municipio de Calama más de $8 millones, según un dictamen de la Contraloría General de la República, debido al pago de horas extras que nunca se prestaron cuando Aguilera era Administradora Municipal de Calama.

Así es como llega Tamara Aguilera Jopia a postular a la Convención Constitucional, con graves acusaciones por pagos indebidos, pasando de un cargo a otro gracias a sus contactos y amistades dentro de Renovación Nacional y de su cercanía con Paulina Núñez.

Candidaturas como las de Aguilera Jopia son expresión de cómo los viejos partidos pretenden disfrazarse de algo nuevo. Sin embargo, no nos engañan. Si algo tenemos que tener claro es que nada podemos esperar de los partidos tradicionales que por 30 años gobernaron al servicio de los empresarios, permitiendo el saqueo a nuestros recursos naturales y a nuestras vidas.






Temas relacionados

Renovación Nacional   /   Calama   /   municipalidades   /   Política Chile   /   Antofagasta   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO