×
×
Red Internacional

HUELGA DE TRANSBANK.Altos ejecutivos de Transbank reciben miles de millones anuales y se niegan a negociar con trabajadores

En el marco de su negociación colectiva, cerca de 500 trabajadores de Transbank pertenecientes al sindicato, acordaron realizar una huelga este lunes, debido al excesivo agobio laboral y la pérdida de beneficios. Sin embargo, el Gobierno bloqueó la movilización declarando a la empresa como “estratégica”.

Viernes 3 de septiembre | 02:47

Trabajadores del Sindicato de Transbank se encuentran en huelga con la empresa, por primera vez en 30 años, ya que desde el 2019 han visto precarizadas sus condiciones laborales, llegando a tener a la fecha más de 20 demandas por despidos injustificados y otras acciones antisindicales.

Por su parte, el Gobierno bloqueó la movilización declarando a la empresa como “estratégica”, impidiendo así su derecho a huelga, ya que, según argumentan, esta acción puede afectar las transacciones nacionales perjudicando a muchos usuarios, sin embargo, la empresa junto a sus trabajadores ya habían acordado contar con un sistema de emergencia de 140 personas que pueden dar soporte en situaciones como estas.

La pandemia ayudó a Transbank a tener más mercado y transacciones, pero a las y los trabajadores les implicó una sobrecarga laboral de teletrabajo que ha obligado a la mayoría de ellos a acogerse al artículo 22, que se traduce en la liberación de jornada y en no tener horarios. Esto significa que trabajan desde 12 a 15 horas al día, incluso los fines de semana y sin recibir remuneraciones por esas horas extras.

Además, la empresa paulatinamente ha quitado beneficios que históricamente tenían, como bonos de desempeño a fin de año, permisos administrativos y el más emblemático, como lo es la indemnización sin tope, mientras siguen desvinculando a trabajadores, quienes temen que se vengan muchos más despidos a futuro.

La empresa argumenta pérdidas, pero podrían haberse quedado sin liquidez a propósito

Por otro lado, la empresa argumenta que se han visto afectados por enormes pérdidas equivalentes a 16 mil millones de pesos en el 2020 y 20 mil millones en el primer semestre de este año. Sin embargo, las y los trabajadores revisaron los balances, estado financiero y libros contables, que dejaron en evidencia que estas cifras eran a lo menos interpretables, tal y como dijo Eduardo Pérez, presidente del Sindicato de Transbank para CNN Chile, ya que la empresa ha adelantado el pago de ciertos compromisos quedando en cierta forma sin liquidez a propósito.

Esta situación se ve revelada por dos hechos objetivos, pues para la recuperación de estos beneficios para las 500 personas del sindicato, se necesitan alrededor de 600 millones de pesos al año, mientras que la sola dieta que reciben los directores de Transbank es equivalente a los mismos 600 millones de pesos y los 10 ejecutivos de más alto nivel reciben al año 2600 millones en remuneraciones sin considerar bonos, mientras que esas mismas personas dicen que no hay dinero para negociar.

Otro elemento que también es cuestionable por parte de la defensa de esta empresa, es que las pérdidas que argumenta se deben a la tasa de intercambio que ha hecho más costosa la transacción en crédito. Esta tasa es la remuneración íntegra que se llevan los emisores, es decir, los bancos que son los mismos dueños de Transbank que han tenido utilidades millonarias, en donde se encuentran bancos tales como el Banco de Chile que tiene el 26% de las acciones; Santander, el 25%; Scotiabank, el 22%; ITAU, el 8%; BCI, el 8%; y Banco Estado con el 8%. Los bancos, además de controlar la mesa ejecutiva de Transbank, han tenido utilidades, en los últimos 12 meses, equivalentes al 360%, es decir más de 2.700 millones de dólares, mientras dicen que no hay plata para negociar.

Este tipo de situaciones no deja más que en evidencia la mezquina y parasitaria forma de actuar de los banqueros burgueses y capitalistas, que solo se han enriquecido en pandemia, mientras han condenado a las y los trabajadores y el pueblo pobre a endeudarse en créditos hipotecarios impagables o a sacar sus ahorros previsionales con el retiro del 10%, mientras el Estado se endeuda con el IFE y ellos reciben millonarias ganancias, argumentando que no hay plata. Es por esto que es necesario que las y los trabajadores sigan organizándose y empujando a que se abran los libros contables para desenmascarar estas supuestas “crisis”, ya que como hemos visto ¡plata hay!, pero solo para unos pocos. ¡Basta de precarización para las y los trabajadores!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias