×
×
Red Internacional

PARO NACIONAL CONFUSAM.Agrupación de [email protected] "Abran Paso" interpela a la Secretaría de Salud de la CUT: "Unifiquemos todas las demandas, desde todos los espacios de la salud y organizando a las bases, para salir a luchar y terminar con esta salud de mercado"

Este miércoles 1 de septiembre, la CONFUSAM ha convocado a un Paro Nacional para presionar por la Ley de Alivio que pasa a planta a algunos/as trabajadores/as a contrata. Sin embargo, siguen siendo miles quienes además se encuentran a honorarios, mientras hay despidos en el sector y las Leyes de Fuero Laboral (impulsada por la bancada del PC) y Metas Sanitarias, se duermen en el Parlamento.

Agrupación "Abran Paso"Agrupación de trabajadoras y trabajadores de la salud

Martes 31 de agosto | 13:07

COMUNICADO AGRUPACIÓN DE [email protected] Y [email protected] DE LA SALUD "ABRAN PASO"

31 DE AGOSTO DEL 2021

Quienes nos reunimos en esta agrupación somos trabajadores y trabajadoras de la salud pública y privada, sin distinción de gremio o estamento, y también somos parte de esa “primera línea” de la pandemia y el estallido, donde el sistema de salud era parte de las luchas que habían en carpeta. Nosotres, somos la base de un sistema que tiene al sector público en condiciones indignas para sus funcionarios y usuarios, mientras los altos cargos, gerentes y dueños de centros privados se enriquecen a costa de una salud que discrimina según enfermedad y el bolsillo.

Como cuerpo medular de los servicios de salud, hemos sostenido, sobre nuestros hombros, las consecuencias de este modelo neoliberal que en pandemia se vino a profundizar y cuyo manejo por parte de Piñera, Mañalich y Paris ha significado la muerte de decenas de miles de personas y el empeoramiento de la salud física y mental de las y los “héroes de la salud”, así como el fallecimiento de decenas de nuestros colegas.

Han sido décadas de servicio bajo relaciones y condiciones laborales indignas precarias e insostenibles, donde abundan los contratos inestables y precarios, como las contratas, honorarios, reemplazos y externalización de servicio que han sido amparadas por gobiernos de derecha y la ex concertación; y ante las cuales, tanto el parlamento como las direcciones gremiales bajo el paraguas de la Secretaría de Salud de la CUT, no han hecho más que limitar las aspiraciones de mejores condiciones de trabajo y un mejor sistema de salud, de calidad y acceso universal, sin los mercaderes del sector privado. Esto, ya que han debilitado la organización y la democracia de base, así como la planificación de movilizaciones en asambleas periódicas, como soberanas en la toma de decisiones y la movilización.

Hoy, tras meses de negociaciones entre dirigentes y el parlamento, o con fragmentadas y reducidas movilizaciones de dirigentes, siguen estancadas las Ley de Fuero Laboral (14 días de vacaciones, prohibición de despidos en estado de excepción), Ley de Alivio (promulgada en febrero, prohíbe tener más del 20% de contratas en APS, sin considerar a honorarios ¡Y que al 30 de septiembre debiera estar lista la dotación beneficiada!) y la Ley de Metas Sanitarias (que mantendría el “bono de producción” ante el incumplimiento de las Metas Sanitarias por la pandemia).

Las dirigencias sindicales de salud nos mantienen divididos, con demandas parciales, sin atender las demandas transversales, y ser realmente organizaciones que representen al conjunto de las y los trabajadores. Lo que queda más en evidencia en su propia crisis, pues mientras a nivel nacional, la CONFUSAM llama a paro, algunas dirigencias comunales como en El Bosque desmovilizan culpando a la mala organización de los representantes nacionales.

Para ser más concretas, si consideramos que lugares como la APS municipal de Puente Alto, donde administra la derecha con Codina, tiene en su dotación 2021 honorarios (nada menos que un 53%) y un 27% a contrata, o, el municipio de El Bosque, bastión histórico del Partido Socialista, que subyuga a la precariedad contractual a 42% de honorarios (709 funcionarixs) y un 29% a contrata; vemos la insuficiencia y mezquindad de la Ley de Alivio. Situación similar se vive en la atención hospitalaria como el caso de los Hospitales Barros Luco y Sótero del Río cuyos altos mandos, mientras cobran como gerentes, precarizan las vidas de 2134 y 709 [email protected] a honorarios, respectivamente y cerca de 3000 contratas o reemplazos. Estos últimos (reemplazos) dejados fuera de la ley de alivio en el caso de la APS.

Y qué decir de los cientos de despidos en las Integramédica (holding Cruz Blanca-BUPA) y Dávila (Banmédica S.A.-UnitedHealth Group ) que apelando a la “reorganización” “planes de desarrollo” externalizarán servicios y desechan a trabajadores, aun cuando sus utilidades, sólo entre 2017-2018, rondaban los 42.813 y 8.817 millones de pesos, respectivamente.

Tras meses de lucha y de trabajar sin descanso, hoy miramos atentamente a quienes están en la Convención Constitucional, sobre todo de aquellos partidos como el PC, el FA o los “convencionales del pueblo”, pues desde la Agrupación Abran Paso planteamos firmemente que es posible, mediante la unidad de los gremios y todas sus bases, en un plan de movilización con asambleas soberanas, conquistar cada una de nuestras demandas, organizándonos para terminar el mercado y la privatización de la salud, para que todo y toda funcionaria pase a contrato indefinido, terminando con la calidad de honorarios, reemplazos o contratas, así como toda forma de precarización laboral. Luchamos por la unificación de nuestras demandas, para terminar con la fragmentación, división y estratificación salarial del trabajo, y este régimen laboral que nos han impuesto, por eso decimos #NoMasTrabajoPrecario. ¿Será que estos y estas convencionales "del pueblo" están dispuestos a dar esta batalla?

Creemos que la salud tiene que funcionar con un Sistema Único de Salud, que tenga cobertura y acceso universal, con el paso a planta de todxs los funcionarios de salud, sin subsidio a los privados, integral, gestionado democráticamente entre trabajadores y usuarios, acabando con las jerarquías ministeriales y municipales, un sistema organizado desde sus bases que le ponga fin a salarios y contratos de miseria y que entregue calidad y dignidad a la salud de la población trabajadora, una salud integral, y desde ahí la pelea de una perspectiva de otra sociedad, donde la crisis no la tengamos que pagar cada día, las y los trabajadores.

Para conquistar nuestras demandas tenemos que movilizarnos, organizarnos desde todos los espacios y sus bases, unificarnos y salir a luchar, y para terminar con esta salud de mercado, y con el chile de estos 30 años.

¡Abran paso a las y los trabajadores de la salud! Esta es la agrupación de conformamos desde distintas áreas de la salud, para dar esta y otras futuras peleas.

¡VAMOS AL PARO NACIONAL DE APS ESTE 1 DE SEPTIEMBRE!

Si quieres sumarte a nuestra agrupación puedes escribirnos a [email protected]




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias