×
×
Red Internacional

REPRESIÓN.Caso Fabiola Campillai: "existe una sensación de injusticia ante el sistema judicial"

Se extiende plazo de investigación para el caso de Fabiola Campillai. Informe revela que no solo perdió la vista sino tambien el olfato y el gusto, además de arriesgar una alteración crónica irreparable producto del impacto. ¡juicio y castigo a los responsables! ¡reparación inmediata a las víctimas de violaciones a los DD.HH¡

Miércoles 30 de junio | 02:56

Ayer martes, la fiscalía pidió al Servicio Médico Legal realizar un examen psicologico y psiquiatrico a Fabiola Campillai, trabajadora que el 26 de noviembre del 2019 recibió el impacto de una bomba lacrimógena lanzada a su rostro por el Fuerza Especial Patricio Maturana, según el protocolo de Estambul, procedimiento de evaluación clínica y mental para acreditar signos de tortura y lesiones graves.

Ayer martes, la fiscalía pidió al Servicio Médico Legal realizar un examen psicologico y psiquiatrico a Fabiola Campillai, trabajadora que el 26 de noviembre del 2019 recibió el impacto de una bomba lacrimógena lanzada a su rostro por el Fuerza Especial Patricio Maturana, según el protocolo de Estambul, procedimiento de evaluación clínica y mental para acreditar signos de tortura y lesiones graves.

Aún cuando es un hecho que el daño a Fabiola es irreparable y hoy a más de un año del suceso se siguen sumando agravantes a la condición física y psiquiátrica producto del estrés post traumático que generó el impacto de la lacrimógena en su cráneo, resulta increíble que Maturana haya estado en prisión preventiva del 28 de agosto del 2020 al 5 de septiembre del mismo año, para prontamente ser removido a arresto domiciliario por la Corte de Apelaciones de San Miguel.

“existe una sensación de injusticia ante el sistema judicial y el trato que habría tenido la persona responsable de los hechos investigados” - dijo Omar Gutierrez Muñoz , psicólogo forense en base a su informe pericial, y agrega que Fabiola - “no tiene vista, olfato y gusto. Además, de posiblemente tener dolores que podrían ser crónicos a raíz del daño en su cuerpo y en el cráneo, esto hace que la experiencia traumática tenga una significación emocional y física, lo que se traduce en una alteración crónica que puede ser vista como irreparable”.

A lo anterior agrega que Campillai: “presenta elementos con estrés postraumático que de no ser intervenido puede generar una transformación permanente en su manera de ser”. También, “prima un ánimo depresivo, angustia, ansiedad, síntomas físicos diversos, reacciones fóbicas, miedo, inseguridad, dificultades para dormir y una sensación de incapacidad que se mantendrá a lo largo de su vida y que de no recibir tratamiento puede generar una alteración crónica en su personalidad”.

Hoy Fabiola teme salir a la calle producto de estímulos o situaciones que le recuerden lo vivido “Cuando se ha visto expuesta a situaciones similares (noticias, conversaciones, audiencias) manifiesta un retroceso en su estabilidad emocional. También presenta un mayor nivel de activación e híper vigilancia, refiriendo sentir temor al salir a la calle, pues podría experimentar alguna situación similar” - comenta el profesional. :

Mientras cientos de jóvenes siguen bajo prisión preventiva solo por causal de sospecha, Patricio Maturana se mantiene en las comodidades de su casa cuando es el responsable material directo no solo de las graves lesiones a Fabiola Campillai, sino también de las múltiples consecuencias psicológicas a las que hoy se enfrenta una mujer a la que le cambió la vida para siempre y que hoy pide justicia y reparación.

Así como a Fabiola Campillai o Gustavo Gatica, siguen habiendo cientos de casos de violencia de estado y violación a los DD.HH que se mantienen en la impunidad. Mientras los jueces que con uñas y dientes han defendido el régimen y la justicia heredada de la dictadura militar, tienen las cárceles llenas de jóvenes que alzaron la voz en octubre, dejan en libertad a los responsables de asesinato, tortura, violación y mutilación.

Es por eso que la lucha por juicio y castigo a los responsables políticos y materiales de las violaciones a los derechos humanos sigue más vigente que nunca, así como la lucha por la libertad de todas y todos los compañeros apresados por manifestarse por sus derechos.

Sin las y los miles de luchadores que salieron a las calles en octubre, el proceso constituyente del que se llenan la boca los partidos tradicionales no existiría. En ese marco desde nuestro medio solidarizamos con las múltiples familias y coordinadoras que hoy siguen luchando por la liberación de los presos políticos, sumándonos a la exigencia de “ni un día de convención con presos”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias