Deportes

DEPORTES

ANFP "todo por el fútbol" hasta contra los trabajadores

Hace unos días, se dio a conocer una nueva problemática para la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile, ya que estaría siendo demandada por un ex trabajador, que acusa prácticas anti sindicales a raíz de un despido injustificado por parte de los dueños del fútbol profesional.

Louis Álamos

Columnista de deportes

Lunes 18 de julio de 2016 | 17:45

Nicolás Chahuán, ex-preparador físico de las selecciones femeninas, denunció y demandó a la empresa del fútbol chileno por hostigamiento y persecución, por la razón de que esta, el día 4 de mayo, le presentó una carta de despido respaldada en la "necesidad de la empresa, establecimiento o servicio", por una supuesta reestructuración de las selecciones femeninas.

Casualmente, el día anterior, se levantaba el libro de actas donde 50 firmas de trabajadores aprobaban la conformación del sindicato en dicho lugar. Lo que todos sabían es que la ANFP no quería sindicatos dentro, y Chahuán fue el que jugó el papel de recolección de firmas activamente para levantar el sindicato.

El mismo preparador físico denuncia a la ANFP por llevar adelante una práctica anti-sindical, y se vio empujado a interponer una demanda en el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo, dado que la empresa era consciente del rol activo y molesto para los mandamases de la ANFP del ex-preparador físico. Nicolás Chahuán también declara que los motivos para convocar el artículo 161 del inciso primero del Código del Trabajo son falsas, ya que las supuestas reestructuraciones en las áreas femeninas de la selección no son concretas.

Habiendo puesto la demanda ante la Inspección del Trabajo, esta dictaminó que el ex-funcionario debería ser reincorporado a sus funciones a partir del 24 mayo pasado, ya que la asociación habría pasado por encima del fuero correspondiente al trabajador por la conformación del sindicato.

Pero, la respuesta de la ANFP fue humillante, ya que Luis Salinas-en nombre de la empresa-supuestamente acataron la decisión de la Inspección del Trabajo, pero fue él mismo quien al día siguiente de su reincorporación no sólo no le dio el trabajo, tampoco le dieron un espacio físico donde trabajar provocando que el preparador físico estuviese todo el día encerrado en su auto esperando. Esta situación se repitió hasta fines del mes de mayo.

Ante la adversa situación Nicolás Chahuán tuvo que ir al Instituto de Seguridad del Trabajo, por stress laboral y depresión, donde le dieron licencia acompañado de medicamentos antidepresivos y ansiolíticos. Por lo que Chahuán activó una demanda para ser indemnizado por hostigamiento, persecución, y por todas las humillaciones que recibió por parte de los mandamases del fútbol chileno. El trabajador aún no puede volver a sus funciones y la audiencia en contra de la ANFP se dará el próximo 17 de agosto.

Que se vayan todos, hace falta un nuevo organismo para el fútbol

El problema de la situación no es sólo la vieja administración y las consecuencias que dejó el mandato de Sergio Jadue. El problema es la orgánica, el funcionamiento junto y los objetivos que tiene la ANFP como empresa.

No es sólo la corrupción que se da dentro de la Asociación, sino que son sus políticas empresariales dentro de un organismo que debería velar por el bien del fútbol , su desarrollo, la sana competencia y con ellos el bienestar de quienes trabajan para mantener en pie el desarrollo del deporte.

Pero, ya lo vimos anteriormente, ni siquiera el cambio de dirigencias cambió el rol lucrativo y empresarial de la ANFP. Los casos en contra de Deportes Concepción para lavarse la cara terminó con la salida del club de las divisiones profesionales y con ellos fueron afectados sus trabajadores y jugadores, sólo por el hecho de que el ex-dirigente Nibaldo Jaque(quien tenía directa relación con el club lila) moviera platas que nunca llegaron al club y nadie sabe donde están.

Aunque suspendido su requisito para el ascenso de Deportes Valdivia, la ambición de la ANFP y su dirigencia , era que injustamente el Club debía pagar 50 mil UF-cifra que supera los mil millones de pesos- para poder concretar el merecido ascenso.

Ahora profundiza su nivel empresarial más aberrante con prácticas anti sindicales, como la persecución y hostigamiento al preparador físico, por el simple hecho de que no quieren sindicatos dentro que puedan defender y conquistar derechos de quienes trabajan para la asociación.

No basta un cambio de dirigencias que es más de lo mismo, lo que hace falta es un organismo democrático que cumpla la tarea de regular el fútbol y el deporte profesional en Chile. Un organismo que no se transforme en una empresa que busca llenar sus arcas de oro a costa de la pasión de multitudes. Hace falta sacar a todos aquellos empresarios, sociedades anónimas y sus agentes que han manchado la pelota, como hace falta que sean los socios de los clubes sociales quienes tomen democráticamente junto a jugadores y trabajadores las riendas del fútbol chileno.






Temas relacionados

Despidos   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO