Sociedad

Murió Mariano Puga: “cura obrero” y defensor de los Derechos Humanos

Esta madrugada de sábado se conoció el sensible fallecimiento del “cura obrero” como era llamado popularmente uno de los reconocidos defensores de los Derechos Humanos en Dictadura y luego en democracia.

Sábado 14 de marzo | 10:39

Con 88 años y una vida de lucha junto al pueblo y los trabajadores, Mariano Puga falleció de un cáncer linfático que padecía hace un tiempo.
El deceso se conoció luego de que la comunidad de La Minga de Villa Francia, en donde vivía sus últimos días, publicara un comunicado de prensa.

El rol del “cura obrero”

Mariano Puga nació en 1931. Estudia Arquitectura en la Universidad Católica, la que abandona para dedicar su vida al sacerdocio. Luego de varias experiencias, en 1972 se une al movimiento Cristianos por el Socialismo y se traslada al norte del país. Un tiempo después se instala en Villa Francia en Estación Central. En junio de 1974, fue detenido por los agentes de la dictadura y llevado a los centros de tortura Villa Grimaldi y Tres Álamos.

Luego de ser liberado, se exilia en Perú para volver a trabajar a Chile en la Vicaría de la Solidaridad, organización de la iglesia católica que prestaba ayuda jurídica y material a los familiares de torturados y detenidos desaparecidos, siendo uno de los pocos organismos que luchó por los Derechos Humanos durante la dictadura.

La incansable defensa de los Derechos Humanos continuó luego en democracia, enfrentándose con la iglesia católica por los casos de abuso de menores, criticando la segregación y desigualdad del Chile neoliberal e, incluso, defendiendo el derecho de las mujeres cuando sentenció la hipocresía de la iglesia y de los defensores del “derecho a la vida”: “¿Por qué la sociedad condena a las mujeres que abortan sin auto-condenarse de haber producido estructuras, sistemas económicos, políticos y culturales que excluyen a millones y que hace que muchos piensen en el aborto porque no tienen ninguna esperanza de que sus hijos puedan crecer en un Chile justo y fraterno?”.

Un consecuente hasta el último de sus días, se despidió feliz de haber visto el despertar del pueblo trabajador en Chile luego del estallido del 18 de Octubre, pero lamentó no poder ver el nacimiento del Nuevo Chile.

Su comunidad y distintas organizaciones políticas y sociales lamentan la pérdida de tan importante y consecuente luchador, quien hasta el último de sus días peleó por los Derechos Humanos del pueblo pobre.






Temas relacionados

Derechos Humanos   /   Defensa y Justicia   /   Iglesia Católica   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO